LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Deseos de Resurrección
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

domingo, 8 de abril de 2012

Deseos de Resurrección



Deseo para ti todo el amor del mundo, el que seas capaz de dar, pero sobre todo el que te atrevas a recibir. Que nada escape a tu sonrisa, a tu forma de mirar el mundo, con ojos de resucitado, limpios, puros, atentos a los que cada día son crucificados por el odio, la sinrazón o la desigualdad de un mundo que lucha por no romperse. Deseo para ti la felicidad, que viene de amar sin medida, sin escapar frente al miedo, las dudas o el desencanto. Sólo quien ama es feliz, así que deseo para ti que seas lo más feliz posible porque seas capaz de amar hasta mucho más allá de donde tus fronteras te digan que puedes llegar, hasta dar la vida, como Aquel que acaba de salir del sepulcro y roza con los dedos la nueva vida, la nueva luz, el final feliz del cuento.

Deseo que no te detengas frente al ruido, las dificultades, la ira o los avatares, tan humanos, tan llenos de vida, que la propia existencia nos va colocando como piedras en el camino. Tú puedes ir mucho más allá, hasta lo imposible. Hasta la utopía (qué mayor utopía que la de resucitar salvando a la Humanidad), hasta lo entrañable.

Deseo que cada sonrisa que salga de tus labios contenga el hálito y las ansias de todos los hombres y mujeres de la Tierra, que no cierres los ojos ante la injusticia, que no te canses de luchar. Deseo que tus manos se llenen de barro, de orgullo, de granos de sal... que no quede una playa sin conquistar. Deseo que jamás te canses de renacer, de volver a levantarte, de andar por encima de las aguas si es preciso porque hay muchas cosas todavía por hacer, y somos pocos y débiles. Pero podemos.

Deseo que puedas disfrutar del arte, de la música, de un buen libro junto a un café. Deseo para ti, para cada uno de los siete mil millones de hombres y mujeres que poblamos este loco mundo, la oportunidad para poder expresarnos, sentir, hablar, escuchar (qué falta nos hace escuchar), dejar que pase el tiempo y que nos rompa como la ola en el acantilado.

Deseo el que Amor de Dios impregne cada uno de tus latidos, cada brizna de oxígeno que llene tus pulmones, cada bostezo, cada grito, cada abrazo, cada instante que nos queda por vivir, que será eterno gracias a ti, y a mi, y a nosotros. Deseo que tu semilla inunde el mundo y lo pueble de gardenias y de esperanza. Porque nos hace falta la esperanza.

Deseo que tus deseos se hagan realidad. Y que trabajes para hacerlos vida, para hacerlos tuyos, para hacerlos míos, para hacerlos nuestros. Deseo, en fin, que el hombre nuevo que nace cada día, que cada amanecer resucita, seas tú, sea yo, seamos nosotros. Deseo que repitas la multiplicación del Universo. Que seas los brazos, las manos, las piernas, el corazón, la garganta del Dios que vive. Y que vivamos.

Porque Cristo vive, y está en tí. Y eso ya no es un deseo, sino una esperanzadora realidad. Feliz Pascua


WebJCP | Abril 2007