LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: LA HOMILÍA MÁS JOVEN: CONFESIONES
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 27 de agosto de 2011

LA HOMILÍA MÁS JOVEN: CONFESIONES


XXII Domingo del T.O. (Mt 16, 21- 27) - Ciclo A:
Por Pedrojosé Ynaraja

1.- Lo digo con frecuencia, mis queridos jóvenes lectores, en nuestra actualidad, a muchos les resulta más fácil desnudarse corporalmente, que confiar amigablemente su interioridad. O, dicho de otra manera, parece que es más sencillo ir a una playa nudista, que, hecho previamente examen de conciencia, acudir al recibir el sacramento del perdón. Cada vez se exhibe más el cuerpo y se oculta con mayor recato el alma. ¿Será tal vez porque el interior de la persona humana de hoy está vacío? Opino que no, buena prueba de ello son las consultas a sicólogos y siquiatras, que van en aumento.

No hace mucho, un género literario que tenía éxito, era la publicación de las cartas personales a un amigo o a la novia. También los diarios minuciosos, anotados pacientemente y con esmero en una libreta, o las memorias.

Hoy no, hoy triunfan las novelas históricas. Cuentan la vida de otros, interpretándolas a su manera.

2.- Jeremías no es así. El hombre bueno, el gran solitario, el magno profeta, nos cuenta sus más ocultas cuitas. Cuando repasaba el texto suyo que se nos ofrece en la primera lectura de hoy, lamentaba su fragmentación, es demasiado corto. Como posiblemente sabréis, la lectura del Antiguo Testamento en la misa, es un anticipo del texto evangélico. Un telonero, se diría en otro campo. Me gustaría que cuando dispongáis de un poco de tiempo, lo dedicaseis a meditar algunos versículos más del capítulo 20, del mismo libro del profeta.

Lo curioso del caso es que Jeremías que permaneció célibe toda su vida y su experiencia de Dios la cuenta con palabras de enamorado.

3.- Sabréis que, a veces, un chico queda de golpe prendado de una chica y se lanza de cabeza a conquistarla, creyéndose que tiene derecho a conseguir su aceptación, dadas las cualidades que tiene, que nunca cree son pequeñas. Cuando le contesta ella con el chaparrón de un no rotundo, no quiere aceptarlo, se creía con derecho a la victoria. Semejante ocurre con la chica que le da la corazonada de que aquel chico debe ser suyo y recurre a artimañas patológicas, correctas e incorrectas, para conseguir atraparlo, sufriendo derrota, vergüenza y humillación.

4.- El amor sugerido con delicadeza, la seducción, es todo un arte. Jeremías lo sabía. Reflexiona respecto a la experiencia que tiene de Dios y se expresa con sinceridad y claridad, ofreciéndonos sus impresiones. He preguntado algunas veces a enamorados cómo se conocieron, qué recuerdan del inicio de su amor. Generalmente es maravilloso lo que me cuentan. He pedido a personas de confianza cómo viven su Fe, como nació la conciencia de que era Amor de Dios lo que les invadía. Me han contestado con palabras semejantes.

Amor es pasión, es dolor, es gozo. Hay que amar, pero hay que sentirse agradecido de ser amado. Hay que estimar, respetando la idiosincrasia del otro. Amar y ser amado es alegría, pero también se siente dolor, no hay que olvidarlo. Tú me sedujiste, Señor, y yo de me dejé seducir, se expresa así el Profeta.

5.- Hay personas que dicen buscan a Dios, que quieren poseerlo, y no lo encuentran. Luego dicen que no existe. El cruce con Él no puede ser fruto de la altanería de la persona humana, por muy lista, bella o campeona que sea. La condición fundamental es la humildad, si uno cultiva esta virtud, Dios se hace el encontradizo y experimenta entonces que lo tiene a su lado.

¿Qué vendrá después? Enlazo ahora, mis queridos jóvenes lectores, con la lectura tercera de la misa de hoy, con lo que anuncia Jesús de sí mismo a los apóstoles. Querer desviarle del camino proyectado para Él por el Padre, merece la brusca respuesta que le da a Pedro. (Entre nosotros, actualmente, insultos como el de hijo de p… suenan mal, llamar a uno Satanás, seguramente le dejaría indiferente, pero hay que trasladarse a aquellas tierras y aquellos tiempos para aprender lo que expresa Jesús con esta invectiva). Amar implica cierto dolor y no es masoquismo reconocerlo. Pienso ahora en un jubilado: sufre artrosis, se mueve con dificultad, y debe cuidar de su esposa que, prácticamente, no puede hacer nada. Sólo está libre cuando ella tiene sesión de diálisis. Él cocina, lava y friega, la traslada y la viste. Lo hace todo en la casa. No me lo cuenta amargado, su vida continúa siendo una historia de amor.

Y al final de los tiempos, en el examen de reválida, la sola asignatura a la que seremos sometidos será el amor. Los sufrimientos que haya comportado, veremos entonces que son ramos de flores, que embellecen el triunfo eterno.


WebJCP | Abril 2007