LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Nepal: la ayuda demorada es asistencia denegada
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 13 de abril de 2011

Nepal: la ayuda demorada es asistencia denegada


Publicado por JRS

El Jesuit Refugee Service ha hecho un llamamiento de ayuda urgente tras los dos incendios que destrozaron más de 700 hogares en dos campamentos de refugiados en el este de Nepal. Si bien no hubo que lamentar ningún herido grave, más de 5.000 personas quedaron sin hogar.

"Es difícil creer que dos incendios se produjeran el mismo día en dos campamentos de refugiados. Seguimos recabando informaciones sobre las consecuencias del fuego; pero lo que ahora necesitamos realmente es ayuda económica para la operación de ayuda que hemos planificado", dijo el director del JRS Nepal, PS Amal SJ.

El fuego en el campamento de Goldhap parece que habría comenzado en una de las casas hacia las siete de la mañana del martes. Por culpa de los fuertes vientos, el fuego se propagó rápidamente por este sobrepoblado campamento. En 90 minutos, 512 de los 605 hogares habían quedado reducidos a cenizas.

"Mientras estábamos ayudando en Goldhap, supimos de otro incendio en el campamento de Sanischare. Al principio no nos lo creímos. El fuego surgió en un hogar del sector B/2 y en 45 minutos 180 hogares habían quedado destruidos", añadió el P. Amal.

Cerca de 3.800 de los 4.355 refugiados de Goldhap, y 1.200 de los 12.590 refugiados en Sanischare, perdieron sus hogares por el fuego.

Campamento de Goldhap

A pesar de la respuesta inmediata del equipo del JRS Nepal, a quien siguió poco después un equipo de bomberos, poco se pudo hacer.

Además, el Centro Lúdico Infantil y el Centro de Amistad Juvenil, así como el centro de salud de la Asociación de Médicos de Asia (AMDA) quedaron totalmente destruidos, como también lo quedó el Centro de Cuidados Paliativos del JRS. Afortunadamente, la escuela del JRS, una estructura permanente de ladrillo y de tejado de zinc, no quedó dañada y ahora aloja a unos 3.000 refugiados.

Un comité gubernamental fue creado inmediatamente para coordinar la ayuda de emergencia, y ONG y agencias de la ONU acordaron colaborar en las tareas de ayuda. Dado que el JRS y Caritas gestionan la educación en el campamento, acordaron responsabilizarse de los 78 estudiantes que debían realizar los exámenes nacionales la próxima semana. El JRS se hará cargo del alojamiento y la manutención de los estudiantes, así como de los materiales educativos.

El JRS Nepal ha ofrecido suministros alimentarios básicos a 3.800 supervivientes, incluidas galletas ricas en proteínas para los niños más pequeños.

Servicios de ayuda

Aproximadamente, 50 miembros de los Centros de Amistad Juvenil del JRS, en seis campamentos, trabajaron como voluntarios en el reparto de la ayuda y de otros suministros – particularmente a los refugiados más ancianos y a los enfermos, así como a las personas con discapacidades – y ofrecieron primeros auxilios junto al AMDA.

La Sociedad de la Cruz Roja ha ofrecido sábanas, ropa y materiales de cocina. AMDA ha creado un centro sanitario provisional en un tienda de campaña. La Federación Mundial Luterana está ofreciendo agua potable y equipamientos sanitarios, y el Programa Mundial de Alimentos de la ONU ha prometido aportar raciones adicionales de alimentos.

Campamento de Sanischare

Los bomberos llegaron demasiado tarde, al parecer por culpa del incendio en el otro campamento. Y, de nuevo, el fuego no tuvo ningún problema para avanzar de una casa a otra.

"Era una visión estremecedora. En medio de los hogares humeantes y de utensilios de cocina fundidos, los refugiados hurgaban desesperados entre las ruinas tratando de encontrar sus pertenencias perdidas. Hemos abierto nuestras escuelas como refugio para estas personas; es lo menos que podemos hacer. No sabemos cuando reconstruirán sus hogares ni cuando la vida volverá a la normalidad ", siguió el P. Amal.

"Ellos podrán tener un lugar donde quedarse en la escuela y comida para la noche, pero pocos podrán dormir tras perder todo lo que han ganado en los últimos 20 años. Afortunadamente, el lunes trasladamos a 151 estudiantes de décimo curso al campamento de Beldangi para realizar sus exámenes oficiales. Nos encargaremos de que puedan hacer sus exámenes en paz ", explicó el P. Amal.

Reasentamiento

Debido al actual proceso de reasentamiento de los refugiados bhutaneses en países industrializados, se había previsto unir el campamento de Goldhap y los tres campamentos de Beldangi a finales de junio. También se preveía incorporar a los refugiados del cercano campamento de Khudunabari el próximo enero.

Según estadísticas recientes, más de 36.000 refugiados bhutaneses han sido reasentados en terceros países. De estos, una abrumadora mayoría, más de 31.000, han ido a Estados Unidos, mientras que tanto Australia como Canadá han aceptado a 2.000. Los restantes han ido a Dinamarca, Nueva Zelanda, Noruega y el Reino Unido.

Los refugiados se dividieron en dos categorías: los partidarios del reasentamiento y los que deseaban ser repatriados. Menos del 20 por ciento de la población refugiada bhutanesa de los campamentos en el este de Nepal no han expresado su interés en trasladarse a un tercer país. La mayoría de este grupo confía en poder regresar a sus hogares algún día.

"Uno se pregunta qué tipo de alojamiento provisional ofrecerá el ACNUR [la agencia de la ONU para los refugiados] a los refugiados. El incendio de Goldhap fue enorme, como lo será su impacto en las víctimas. Hay que brindar ayuda a estas personas independientemente de si han optado o no por el reasentamiento", dijo el P. Amal.

Antes del fuego, el JRS ofrecía servicios educativos a más de 30.000 refugiados en siete campamentos en todo el este de Nepal. Estos servicios incorporaban educación inclusiva en la formación profesional y de maestros del JRS, así como centros para niños, jóvenes y discapacitados.


WebJCP | Abril 2007