LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Palabra para la Misión: El Pastor Bueno abarca al mundo entero en su corazón
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 28 de abril de 2012

Palabra para la Misión: El Pastor Bueno abarca al mundo entero en su corazón


IV Domingo de Pascua
Año B – 29.4.2012 / Por EUNTES

Hechos 4,8-12 / Salmo 117 / 1Juan 3,1-2
Juan 10,11-18

Reflexiones

El Buen Pastor” (Evangelio) es la primera imagen introducida por los cristianos, ya desde los tiempos de las catacumbas, para representar aJesucristo, muchos siglos antes del crucifijo. “El Buen Pastor es la versión dulce del crucifijo. Dulce solamente en cuanto a la imagen, porque la sustancia es la misma. En efecto, en el pasaje de Juan la frase «dar la vida» explica lo que significa «bueno», y se repite hasta cinco veces” (D. Pezzini). Jesús subraya que “el buen pastor da la vida por las ovejas” (v. 11.15). Jesús se ha identificado con la imagen bíblica del pastor (cf Éxodo, Ezequiel, Salmos…), que Juan lee en clave mesiánica. Hay abundantes expresiones que indican la estrecha relación que se entabla entre el pastor y las ovejas: entrar-salir, abrir, llamar-escuchar, conducir, guiar, caminar, seguir, conocer, dar la vida… Hasta la identificación plena de Jesús con ‘el buen pastor que da la vida por las ovejas’ (v. 11.14). Es interesante notar que el texto griego emplea la expresión “pastor hermoso” (v. 11.14), es decir, bueno, perfecto, que une en sí la perfección ética y estética. Bella, es decir, buena, es: una persona, un alma, una cosecha, una pareja, etc. Así es, porque “la bellezza salvará al mundo”, según la tésis de varios autores modernos: F. M. Dostoievski, card. Carlo M. Martini, B. Forte, G. Bregantini…


Jesús entrega su vida por todos: Él tiene también otras ovejas a las que debe recoger, hasta formar un solo rebaño con un solo pastor (v. 16). Él no renuncia a ninguna oveja, aunque estén lejos o no le conozcan: todas deben entrar por la puerta que es Él mismo, porque Él es el único salvador. La misión de la Iglesia se mueve con estos parámetros de universalidad: vida ofrecida por todos, perspectiva del único rebaño, vida en abundancia... Aunque la grey sea numerosa, nadie sobra, nadie queda perdido en el anonimato; antes bien, las relaciones son personales: el pastor conoce a sus ovejas, y éstas lo conocen (v. 14), las llama a cada una por su nombre (v. 3). Se establece una circularidad de vida y de relaciones entre el Padre, Jesús y las ovejas, todos animados por un lazo común de conocimiento y de amor (v. 15). Esta circularidad se convierte en modelo para la misión pastoral de la Iglesia.


El amor intenso del Buen Pastor que da la vida por las ovejas produce frutos maravillosos: nos hace hijos de Dios (II lectura). Juan nos lo asegura: “¡Pues ¡lo somos!” Y un día veremos a Dios “tal cual es” (v. 1-2). Con el ofrecimiento de su vida, el Buen Pastor se convierte en el Salvador único y universal, de todos. Lo afirma con decisión el apóstol Pedro, hablando de Jesucristo ante el Sanedrín (I lectura): “Ningún otro puede salvar; bajo el cielo, no se nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos” (v. 12).


Seguir las huellas de Jesús ‘el Buen Pastor’ es también el objetivo que se propone hoy la 49 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, con la invitación a reflexionar sobre el tema: «Las vocaciones don de la Caridad de Dios». (*) Es necesario tener confianza en Dios, ya que Él quiere la vida y cuida su grey, y por eso suscita los pastores que la guíen; pero hace falta igualmente que los llamados respondan a la voz del ‘Dueño de la mies’. La vocación de especial consagración (al sacerdocio, vida consagrada, vida misionera, servicios laicales…) se fortalece sólidamente en la experiencia personal de sentirse amado y llamado por Alguien que existe antes que uno. Para cualquier tipo de vocación, es determinante sentir como verdadera la palabra de Jesús: “Conozco a mis ovejas y las mías me conocen” (v. 14). Se trata de una experiencia fundante, que el teólogo protestante Karl Barth, superando el idealismo cartesiano, expresa así: “Cogitor, ergo sum” (soy pensado, luego existo). Sentirse pensados por Dios te hace vivir, te hace sentir grande, te da seguridad, te hace sentir hijo y hermano, te hace apóstol.


Saber que vives y vienes del corazón de Dios te abre al mundo, te da ánimo para compartir los proyectos y las preocupaciones del Buen Pastor, que tiene “además otras ovejas” (v. 16) que recoger, guiar y salvar. La cercanía y la contemplación del Buen Pastor te hacen Iglesia misionera, con horizontes tan grandes como el mundo entero. Para eso es necesario abrir las parroquias y las comunidades para que no sean tan sólo rebaños tranquilos donde se cuida de la gente que ha quedado, sino más bien plataformas donde se experimenta el encuentro con el Señor Resucitado y de donde se sale para anunciar a Jesús a los cercanos y a los que están lejos.



Palabra del Papa

(*) “En el origen de la llamada divina está la iniciativa del amor infinito de Dios, que se manifiesta plenamente en Jesucristo... El amor al prójimo, sobre todo hacia los más necesitados y los que sufren, es el impulso decisivo que hace del sacerdote y de la persona consagrada alguien que suscita comunión entre la gente y un sembrador de esperanza. La relación de los consagrados, especialmente del sacerdote, con la comunidad cristiana es vital y llega a ser parte fundamental de su horizonte afectivo”.

Benedicto XVI
Mensaje para la 49 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, 29.4.2012



Siguiendo los pasos de los Misioneros

- 29/4: IV Domingo de Pascua – Domingo del Buen Pastor. - 49^ Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, con el siguiente tema: «Las vocaciones don de la Caridad de Dios».
- 29: S. Catalina de Siena (1347-1380), laica terciaria dominica, mística y doctor de la Iglesia, patrona de Italia y de Europa.
- 30/4: B. María de la Encarnación Guyart Martin (1599-1672), primera mujer misionera de los tiempos modernos (de Francia a Canadá), mística, fundadora -junto con algunos jesuitas- de la Iglesia canadiense.
- 30/4: S. José Benedicto Cottolengo (1786-1842), sacerdote de Turín; confiando en la Divina Providencia, fundó obras e institutos para asistir a personas necesitadas y abandonadas.
- 1/5: S. José, obrero, que enseñó a Jesús a trabajar. – Día Mundial de los Trabajadores.
- 2/5: S. Atanasio (295-373), obispo de Alejandrxia de Egipto y doctor de la Iglesia; fue perseguido y expulsado varias veces por los herejes arrianos.
- 3/5: SS. Apóstoles Felipe de Betsaida y Santiago, el menor, primer obispo de Jerusalén.
- 3/5: B. María Leonia (Alodia) Paradis (1840-1912), religiosa canadiense, fundadora de las Hermanitas de la S. Familia de Sherbrooke, en Quebec (Canadá).
- 4/5: B. Juan Martín Moyë (+1793), sacerdote de la Sociedad de las Misiones Extranjeras de París, misionero en China, fundador, fallecido en Tréveris (Alemania).


WebJCP | Abril 2007