LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Domingo de Ramos (Mc 14,1-15,47) - Ciclo B: Jesús es nuestro Rey
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

domingo, 1 de abril de 2012

Domingo de Ramos (Mc 14,1-15,47) - Ciclo B: Jesús es nuestro Rey



¿Te acuerdas Jesús cuando tú pasabas por Jerusalén?, mucha gente te gritaba: “Hosanna, bendito el que viene en nombre del Señor”. ¿Y cuántas de estas personas alfombraban las calles de Jerusalén con ramos? Qué maravilloso cuadro, Jesús, qué maravillosa escena. Cuando tú pasabas, muchos te miraban, ponían su confianza en ti, se acercaban a tocarte, habían escuchado hablar de ti, habían sido testigos de tu poder maravilloso, habían recibido muchas bendiciones, tu madre María siempre silenciosa y con sus ojos de paz y esperanza también se unía a esa procesión.

En medio de esas alfombras, no hacían otra cosa que gritarte, alabarte, ensalzarte…y te reconocieron rey. Qué gran título te mereces, ¿y sabes por qué? Tú mismo decías: “el que quiera ser el primero (el rey) que se haga el servidor (el último) de todos” (Mc.9,35). ¿Y sabes cómo vienes? Tu profeta Isaías lo dice: “para saber decir una palabra de aliento al abatido” (Is.50,4-7).

¿Sabes querido hermano y hermana en la fe que hoy también Jesús quiere pasar por la Jerusalén de nuestra vida para llenarla de sentido? ¿Qué alfombras le puedo ofrecer?: ¿la de la indiferencia?, ¿la de la falta de fe?, ¿la de la falta de amor por la Iglesia?, ¿la de la falta de coherencia de vida?, ¿la de la mentira y el egoísmo?, ¿la de la falta del respeto por la dignidad de la persona?, ¿la de la superficialidad?, ¿o la de una fe inquebrantable?, ¿la de una conversión sincera?…

Jesús, entre otras cosas, tuvo un acto de humildad inmensamente grande y hermoso: “se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo…actuando como un hombre cualquiera, se REBAJÓ hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz” (Filp.2,6-11).

Un Rey como Él, no dudó en hacerse uno como nosotros, para que pueda transformar nuestra vida por su sola gracia.

Todo Domingo de Ramos y cada Viernes Santo de cada año siempre se lee la pasión de Jesús, según sean las versiones de cada evangelio.

¿Pensamos que lo de la crucifixión de Jesús fue un hecho del pasado?, ¿pensamos que los dolores de Jesús en la cruz ya no se dan en el hoy de nuestra vida?, ¿pensamos que lo del Gólgota es un simple recuerdo “bonito o lleno de admiración”?, ¿creemos que Jesús no sigue llorando y derramando su sangre desde la Cruz por nuestro pecado?

Los mismos que cantaban alabanzas en la entrada de Jerusalén son los mismos que crucificaron al Maestro, al rey de toda la vida: a Jesús. Amigos le dieron la espalda y uno de ellos le traicionó, autoridades “guardaron” su reputación e hicieron caso a la mentira y a la burla, reemplazaron al rey por un ladrón, gritaban: “crucifíquenlo”….pero Jesús guardaba silencio y miraba.

Su silencio y su mirada fue, es y será siempre de bendición redentora. Él quiere ser nuestro rey, a pesar de que le demos la espalda, pero no le fallemos más. Que con nuestros actos, pensamientos, miradas podamos decir: REINE JESÚS POR SIEMPRE, EN NUESTRA PATRIA, EN EL MUNDO ENTERO, EN LA IGLESIA, EN TODA AUTORIDAD, EN CADA POBRE, EN CADA PERSONA QUE LE SIGUE DANDO LA ESPALDA…

Jesús es nuestro Rey.


WebJCP | Abril 2007