LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Evangelio Seglar para el Domingo II del Tiempo Ordinario (15 de Enero de 2012)
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 14 de enero de 2012

Evangelio Seglar para el Domingo II del Tiempo Ordinario (15 de Enero de 2012)



Publicado por Ciudad Redonda

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)
Un texto rico en la simbología que Juan usa a lo largo de su evangelio. Marca la transición de Juan Bautista a Jesús.
Sigue la dinámica joánica del testimonio: se habla de lo que se ha visto u oído personalmente. Así, el Bautista habla de Jesús sobre el cual, en el versículo anterior, ya había dicho: "Yo lo he visto y doy testimonio de que él es el Hijo de Dios". Al "oír" su testimonio, dos discípulos suyos siguen a Jesús, y después de "ver" dónde vivía, uno de ellos da testimonio sobre Jesús a su hermano, el cual, al "oir" va al encuentro de Jesús.
El testimonio que se da sobre Jesús es que él es "El Cordero de Dios" y el "Mesías" o "Ungido".
Ya antes el Bautista había llamado a Jesús "Cordero de Dios" (en el v. 29), que hace referencia al cordero que se sacrificaba para la celebración de la Pascua que liberó al pueblo de la opresión de Egipto. Así, Jesús es presentado como aquel con cuyo sacrificio el pueblo va a ser liberado "del pecado del mundo" (v. 29). Siendo así, es el "Mesías" anunciado por los profetas para la liberación del pueblo.

COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(Matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)
“…Y lo llevó a Jesús”
Ciertamente todos tenemos necesidad de que nos presenten a Jesús. Pedro tuvo el privilegio y la inmensa fortuna de que Andrés, su hermano, lo condujera físicamente hasta Él, y ese encuentro cambió su vida. Nosotros no disponemos materialmente de esa misma posibilidad, pero eso no nos releva de la obligación contraída con nuestros hijos en el bautismo de tomar el testigo de Andrés y conducirlos hasta Jesús.
En esa labor de guías que tenemos encomendada, el ejemplo sincero que podamos dar a nuestros hijos de fidelidad a los valores evangélicos será posiblemente la mejor herramienta con la que contemos. Pero al tiempo que les mostramos el camino con nuestro ejemplo, os animamos a hacerlo también con nuestra palabra. Los cristianos estamos llamados a una labor evangelizadora que en muchas ocasiones, por pudor o respeto, limitamos a nuestro comportamiento y actitud, con la esperanza de que la misma les sirva a otros como banderín de enganche. No temamos dar otro paso e ir un poco más allá, para verbalizar igualmente que ese modo de vivir la vida, ese afán por ser sal y luz de la tierra, tiene como origen nuestro cristianismo, y confiemos en que, como a Pedro, también ese encuentro les cambie la vida a nuestros hijos.


DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)
Lo que de verdad busca la gente no son teorías sino testigos, personas que por su vida testimonian y trasparentan lo que son, lo que creen y viven. Así, los discípulos, a la pregunta de Jesús "qué buscáis" responden con la pregunta "donde vives", es decir, qué haces, como vives, de quien te rodeas, etc. Siguieron a Jesús pues se sintieron atraídos por como vivía. Así nuestra vida también debe ser puro testimonio en nuestras sociedades. Esto es particularmente importante en la parcela económica, que siempre hemos considerado privada, pero que tiene unas repercusiones sociales enormes. Nuestras opciones de consumo tienen más poder hoy día que nuestro voto. Qué nivel de consumo tenemos, qué compramos, donde, a qué empresas, donde ponemos nuestros ahorros o nóminas, etc, marcan nuestras vidas y hacen que las sociedad tenga determinada orientación. Si todo nuestro consumo fuera austero, alternativo, justo, social, ético - y hay alternativas reales en todas las facetas económicas- ayudaríamos a crecer significativamente a la "economía social y transformadora" y daríamos testimonio de que la economía debe estar centrada en la persona, no debe caer en la codicia sino que debe ser solidaria, justa y humana. En nuestras manos está.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Dios Padre Bueno y Todo Misericordioso,
Te damos Gracias porque Tú nos llamas
a ser discípulos tuyos y a seguirte cada día.
¡Gracias porque nos ofreces vivir contigo,
para ver, oír, conocer y seguir tu estilo de vida!
Tú sabes bien que queremos responder a tu invitación,
y por eso te pedimos a Ti que Tú nos ayudes
a ser fieles a tu llamada, con disponibilidad y ganas,
para poder responderte con generosidad y valentía.
¡Haz Tú que siempre te busquemos a Ti, Dios nuestro,
para ESTAR junto a Ti, en el Encuentro personal contigo
que nos toca el corazón y que nos transforma cada día
en discípulos tuyos mediante tu ejemplo de vida.
Ayúdanos a estar atentos y a oír los testimonios de fe
de todas las personas con los que convivimos,
y con los hermanos con los que compartimos fe y vida.
Danos la capacidad de reconocerte en nuestra vida,
en medio de nuestras preocupaciones y tareas diarias.
Sabemos que sólo se ama lo que se conoce, y que a Ti,
sólo se te conoce siguiéndote… ¡Ayúdanos, Dios nuestro!
Queremos seguirte siempre a pesar de las dificultades,
para darte a conocer a los demás y que todos te amen. Amén.

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Andrés y el otro discípulo lo fueron antes de Juan que de Jesús. Su vida la convirtieron en búsqueda radical de Dios. Pedro supo escuchar y tener fe en lo que su hermano le decía para acercarse a Jesús. Nuestra invitación es que:
Seamos como Andrés, busquemos, sigamos buscando a ese salvador de nuestras vidas y del mundo que es Jesús. No creamos que porque nos llamemos cristianos lo tenemos todo hecho, lo mismo que Andrés tampoco se “conformó” con seguir a un gran profeta como fue Juan el Bautista.
Seamos como Pedro, abiertos a la llamada de Dios, que nos puede llegar también de las personas más cercanas, de aquellas que quizás no lo esperamos…


WebJCP | Abril 2007