LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Evangelio Misionero del Día: 19 de Octubre de 2011 - XXIX Semana del T.O - CICLO A
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

martes, 18 de octubre de 2011

Evangelio Misionero del Día: 19 de Octubre de 2011 - XXIX Semana del T.O - CICLO A


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 12, 39-48

Jesús dijo a sus discípulos: «Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada».
Pedro preguntó entonces: «Señor, ¿esta parábola la dices para nosotros o para todos?»
El Señor le dijo: «¿Cuál es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno? ¡Feliz aquél a quien su señor, al llegar, encuentra ocupado en este trabajo! Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes.
Pero si este servidor piensa: "Mi señor tardará en llegar", y se dedica a golpear a los servidores y a las sirvientas, y se pone a comer, a beber y a emborracharse, su señor llegará el día y la hora menos pensada, lo castigará y le hará correr la misma suerte que los infieles.
El servidor que, conociendo la voluntad de su señor, no tuvo las cosas preparadas y no obró conforme a lo que él había dispuesto recibirá un castigo severo. Pero aquél que, sin saberlo, se hizo también culpable será castigado menos severamente.
Al que se le dio mucho se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho se le reclamará mucho más».

Compartiendo la Palabra
Por Dominicos.org

“Porque ya no estáis bajo la Ley sino bajo la gracia”

El contenido central de la carta a los romanos es la justificación por la fe en Jesucristo.
Después de hablar de la unión a Cristo por el Bautismo, en el que hemos muerto al pecado y renacido a la vida de la gracia, Pablo, insiste en que no nos dejemos dominar nuevamente por el pecado. Si hemos sido justificados con Él, debemos morir al pecado pues vivimos bajo la gracia.

El tema de la esclavitud, tan presente en la época de Pablo, le sirve para hablarnos de lo importante que es la libertad y las exigencias conlleva la que nos ha conseguido Jesucristo. El esclavo que ha sido rescatado, ya no puede volver a la esclavitud, está bajo la manutención de su señor, al cual debe fidelidad en todo. Así también nosotros, rescatados por Cristo, hemos sido liberados definitivamente, ya no estamos bajo la Ley, sino bajo la gracia. La Ley, no da fuerza para evitar el pecado, la gracia si, pues hemos sido insertados en Cristo. Lo que importa es estar unidos a Él para dar fruto “Unidos a la vid daremos frutos de vida eterna”. Antes éramos esclavos, ahora somos libres y en Cristo hemos sido elevados a la categoría de hijos, y si hijos coherederos con Cristo. El pecado ya no tiene fuerza en nosotros

“Al que mucho se le dio mucho se le exigirá”

Por Cristo hemos recibido grandes dones, hemos pasado de ser siervos a ser hijos, por tanto, estamos obligados a la fidelidad con aquel que nos amó primero. En la parábola de hoy hay una enseñanza importantísima: el que no es fiel, portándose mal con Dios y con los hermanos conociendo lo que el Señor quiere y no poniéndolo en práctica, cuando venga el amo lo despedirá y lo condenará como a infiel; con el que actúa mal sin haberlo conocido, no será tan riguroso, porque al que mucho se le dio mucho se le exigirá.

Los cristianos, que tenemos la dicha de conocer y seguir a Cristo, hemos recibido mucho, por lo tanto, cuando venga el Señor a buscarnos nos exigirá mucho. No sabemos cuando vendrá, pero vendrá, hay que estar preparados y administrar bien todos los bienes que Él nos ha dado, pues no sabemos el día ni la hora, nos dice esta cita del evangelio que vendrá como un ladrón, cuando menos lo esperemos, por eso tenemos que ser fieles siempre.

Sólo con la gracia de Cristo podemos ser servidores fieles, hay que pedírsela cada día.

Hna. María Pilar Garrúes El Cid
Misionera Dominica del Rosario

II. Oramos con la Palabra

SEÑOR,todo lo que tengo de bueno me ha venido de ti, es tuyo. Mío sólo es el cúmulo de pecados que, dándote la espalda, he cometido en mi vida. Ha sido mucho lo que me has dado, y tengo que dar cuenta de todo ello. ¡Ten compasión de mí, aunque no siempre la tenga yo, que soy débil, con quienes necesitan algo de mí! Ayúdame a ser ese administrador fiel y solícito, según tu corazón, que recibe de ti esa alabanza: ¡Dichoso!


WebJCP | Abril 2007