LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Palabra para la Misión: “¡Anda hoy…!” Actualidad de la misión
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 24 de septiembre de 2011

Palabra para la Misión: “¡Anda hoy…!” Actualidad de la misión


XXVI Domingo del T.O. / Por EUNTES
Año A - Domingo 25.9.2011

Ezequiel 18,25-28 / Salmo 24 / Filipenses 2,11
Mateo 21,28-32

Reflexiones

Un padre, dos hijos, una hacienda familiar por llevar adelante con el trabajo de todos, haciendo equipo, sin echarse atrás… Es la escena que Jesús presenta en la parábola (Evangelio), con la invitación-mandato a ir a trabajar en la viña. Es decir, para el crecimiento del Reino de Dios en el mundo. Retorna aquí el mensaje del domingo pasado sobre el trabajo en el campo de Dios, la conversión del corazón, la gratuidad del amor y del servicio, la aceptación del plan de Dios Padre… El Señor no se conforma con palabras, guarda los frutos: “No todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial” (Mt 7,21). La palabra de Jesús y el mensaje de la parábola suenan como una fuerte llamada a la conversión, a la coherencia entre fe y obras. Una llamada que aparece evidente en los frecuentes debates-polémicas entre Jesús y los fariseos. Cuando Mateo, algunas décadas después de la muerte y resurrección de Jesús, escribía estos textos, las comunidades cristianas estaban ya conformadas principalmente por personas procedentes del paganismo, mientras que la mayoría de los hijos de Israel no había reconocido en Jesús al Mesías prometido, y, por tanto, había rehusado entrar en la viña. La profecía de Jesús ya se había hecho realidad: “Los publicanos y las prostitutas les llevan la delantera en el camino del Reino de Dios” (v. 31). Esta palabra no da pie a una gradación de mérito o de lugares privilegiados, indica tan sólo una precedencia en la disponibilidad y apertura a la novedad de Dios. La parábola nos garantiza que nuestro Padre bueno acepta que uno se atrase y necesite tiempo para recapacitar, acoge incluso a aquellos que parecen los más indignos, si creen y se arrepienten (v. 32). Porque Él es un Dios especial, que manifiesta especialmente su poder con el perdón y la misericordia” (Oración colecta).


Los dos hijos de la parábola son dos pueblos (Israel y los paganos), son dos corazones con alternas vicisitudes, son dos caras de la misma medalla. En realidad, los dos hijos somos cada uno de nosotros, con nuestros altibajos, nuestras incoherencias, en una mixtura de Sí y de No, entre tiempos de fidelidad y de fragilidad, según los momentos y épocas de la existencia… Ya al final del primer siglo cristiano (hace unos 1900 años), S. Ignacio de Antioquía escribía: “Es mejor ser cristianos sin decirlo, que decirlo sin serlo”.

Además de los dos hijos de la parábola con su Sí y No, hay un tercer hijo, que no somos nosotros: es Jesús, Hijo del Padre, que conoce y realiza una sola palabra: el Sí de Dios para la salvación de la humanidad (cf 2Cor 1,19; Mt 11,26). El grandioso himno cristológico en la carta de Pablo a los Filipenses (II lectura) es una contemplación orante del misterio de Cristo Jesús: Él es Dios como el Padre y el Espíritu, pero se anonada, se despoja de su rango, toma la condición de siervo obediente, se humilla hasta la muerte de cruz. Pero Dios lo exalta por encima de todos, al punto que toda lengua proclama que “Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre” (v. 11). Cristo no se ha encerrado en sus intereses, ha buscado el interés de los demás (v. 4): Él, el Misionero del Padre, ha entregado su vida por todos; por tanto, todo cristiano, cada misionero está llamado a seguir Su ejemplo, asumiendo los sentimientos de Cristo Jesús (v. 5): amor, humildad, compasión, entrega total. Él es el camino de la misión.

La orden del padre a los hijos es clara: “Hijo, anda hoy a trabajar en la viña” (v. 28). Esta escena agrícola está en conexión con otra invitación de Jesús a hacerse cargo de la mies ya madura: “Alcen sus ojos y vean los campos que blanquean ya para la siega” (Jn 4,35). Se trata de una mies abundante, para la cual, lamentablemente, faltan obreros (cf Mt 9,37). La orden es clara y plenamente actual: “Hijo, anda hoy…” Es una orden para nuestro tiempo. ¡Es para hoy! En la proximidad del octubre misionero y del DOMUND, es fácil identificar la viña de la parábola con el mundo de las misiones, donde el trabajo por el anuncio del Evangelio es proverbialmente inmenso, mientras que las fuerzas disponibles –personas y medios– escasean. La orden de Jesús es semejante a la invitación que el sacerdote dirige a los fieles al final de la Misa: vayan en paz a realizar la misión. En latín se decía: ‘Ite, missa est’, que equivale a: ‘Ite, missio est’; es decir: “Vayan. ¡Es la hora de la Misión! (*)


También el apóstol Pablo recibió un día el mandato de Jesús: “anda…a los paganos”. Y desde ese momento su respuesta fue solamente Sí, por toda la vida, para llevar el Evangelio a las naciones. Ante la tarea misionera, que es de todos, cada uno debe responder con responsabilidad. A ella se refiere el profeta Ezequiel (I lectura) con la invitación a practicar el derecho y la justicia, para vivir y no morir (v. 27.28). La llamada de Jesús a trabajar en su viña es urgente. Para el bien de la humanidad que sufre y aguarda la redención. Cristo espera de cada uno una respuesta personal, libre y coherente.


Palabra del Papa

(*) “De la amistad con Jesús nacerá también el impulso que lleva a dar testimonio de la fe en los más diversos ambientes, incluso allí donde hay rechazo o indiferencia. No se puede encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás. Por tanto, no os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe. El mundo necesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios... También a vosotros os incumbe la extraordinaria tarea de ser discípulos y misioneros de Cristo en otras tierras y países”.

Benedicto XVI
Misa conclusiva de la 26° Jornada Mundial de la Juventud, Madrid, 21.8.2011


Siguiendo los pasos de los Misioneros

- 25/9: S. Sergio de Radonez (ruso, 1313-1392), fue ermitaño y luego cultivó la vida comunitaria en el monasterio de la Stma Trinidad en Moscú; fue un famoso guía espiritual y consejero.
- 26/9: B. Luis Tezza (1841-1923), sacerdote italiano de los Camilos, misionero en Lima (Perú), fundador de las Hijas de S. Camilo para la asistencia a los enfermos.
- 27/9: S. Vicente de Paúl (1581-1660), sacerdote francés, fundador de la Congregación de la Misión y de las Hijas de la Caridad, para la formación del clero, las misiones populares y el servicio de los pobres.
- 27/9: Día Mundial del Turismo - Tema (2011): “Turismo y acercamiento de las culturas”.
- 28/9: S. Lorenzo Ruiz, de Manila, y 15 compañeros mártires (sacerdotes, religiosos y laicos), asesinados en Nagasaki (Japón, 1633-1637), tras haber evangelizado en países del Extremo Oriente.
- 28/9: B. Niceta Budka (1877-1949), obispo, nacido en Ucrania, misionero en Canadá entre los católicos de rito bizantino, murió en un campo de concentración en Karadzar (Kazakistán)
- 28/9: Nacimiento de Confucio en China (551 a. C.).
- 29/9: Fiesta de los SS. Miguel, Gabriel y Rafael, arcángeles, servidores de Dios y sus mensajeros.
- 30/9: S. Gregorio el Iluminador (257-332), obispo, apóstol de los Armenios, pueblo que se convirtió al cristianismo en el año 301.
- 30/9: S. Jerónimo (347-420), sacerdote y doctor de la Iglesia, contemplativo y penitente, eximio estudioso y traductor de la Biblia, fallecido en Belén.
- 30/9: Día en favor de los Niños de la Calle.
- 1/10: S. Teresa del Niño Jesús (1873-1897), carmelita del convento de Lisieux (Francia), doctora de la Iglesia; patrona principal de las Misiones. - Es hija de los BB. Luis Martin (1823-1894) y Zelia María Guérin (1831-1877), esposos franceses, beatificados el 19/10/2008 en Lisieux.
- 1/10: B. Juan de Palafox y Mendoza (1600-1659), español, obispo de Puebla de los Ángeles (México), virrey y visitador apostólico, posteriormente obispo de Osma (España). Figura polifacética de pastor, literato, de gobierno, protector de los indios.
- 1/10: Día Internacional del Anciano (ONU-OMS, 1990).


WebJCP | Abril 2007