LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Noticias Misioneras del Mundo: 03 de Junio de 2011
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

viernes, 3 de junio de 2011

Noticias Misioneras del Mundo: 03 de Junio de 2011


- Intención misionera para el mes de junio
- Los seminarios Juan Pablo II y Benedicto XVI de Togo
- Jornada "Madrid con sus misioneros"
- El cardenal de Madrid invita a sus diocesanos a participar en el Día del Misionero Madrileño
Image Hosted by ImageShack.us
Intención misionera para el mes de junio
OMPRESS-ROMA (3-6-11) Para que el Espíritu Santo haga surgir en nuestras comunidades numerosas vocaciones misioneras, dispuestas a consagrarse plenamente a difundir el Reino de Dios, es la intención misionera indicada por el Santo Padre Benedicto XVI para este mes de junio.
En el mensaje del Papa para la XLVIII Jornada Mundial de Oración para las vocaciones, del pasado 15 de mayo, Benedicto XVI lanzaba un llamamiento a los obispos de todo el mundo a apoyar las vocaciones misioneras, decía:
“Me dirijo particularmente a vosotros, queridos Hermanos en el Episcopado. Para dar continuidad y difusión a vuestra misión de salvación en Cristo, es importante incrementar cuanto sea posible las vocaciones sacerdotales y religiosas, poniendo interés especial en las vocaciones misioneras. El Señor necesita vuestra colaboración para que sus llamadas puedan llegar a los corazones de quienes ha escogido. Tened cuidado en la elección de los agentes pastorales para el Centro Diocesano de Vocaciones, instrumento precioso de promoción y organización de la pastoral vocacional y de la oración que la sostiene y que garantiza su eficacia. Además, quisiera recordaros, queridos Hermanos Obispos, la solicitud de la Iglesia universal por una equilibrada distribución de los sacerdotes en el mundo. Vuestra disponibilidad hacia las diócesis con escasez de vocaciones es una bendición de Dios para vuestras comunidades y para los fieles es testimonio de un servicio sacerdotal que se abre generosamente a las necesidades de toda la Iglesia.”



Los Seminarios Juan Pablo II y Benedicto XVI de Togo
OMPRESS-TOGO (3-6-11) Togo es un pequeño país de cinco millones de habitantes en el Golfo de Guinea. Sus siete diócesis enviaban a sus seminaristas al único centro de formación de sacerdotes del país, el Seminario Mayor Nacional Juan Pablo II de Lomé, la capital. Se trata de uno de los seminarios con más seminaristas del mundo, 375. El seminario cuenta con la ayuda de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol que desde hace años cubre los costes de alimentación, vestido y formación, una cantidad que en este curso se elevó hasta los 226.000 dólares.
Para evitar la masificación los obispos del país decidieron construir en el año 2006 un seminario de filosofía que acogiera los primeros años de formación sacerdotal y desahogara el centro de Lomé.
La Obra de San Pedro Apóstol, gracias a la generosidad de los católicos del mundo con la campaña de Vocaciones Nativas, ha podido subvencionar este proyecto. El lugar elegido para el nuevo seminario es Kara al norte de este país de unos 100 kilómetros de anchura y quinientos de longitud. El seminario de Kara estará dedicado a Benedicto XVI.
Tras los permisos ya se llevó a cabo la primera fase de la construcción durante el curso pasado, para la que se les envió una ayuda de 300.000 dólares. Este año, San Pedro Apóstol les ha hecho llegar 400.000 euros para la segunda fase, lo que hará posible que el próximo septiembre se trasladen a él los seminaristas.



Jornada “Madrid con sus misioneros”
OMPRESS-MADRID (3-6-11) Este próximo domingo, 5 de junio se celebrará la Jornada dedicada a los misioneros madrileños. La diócesis de Madrid dedica todos los años una jornada a rendir homenaje a sus misioneros. Son 1.278, hombres y mujeres, salidos de Madrid y repartidos por todos los continentes, en 94 países, pertenecientes a 164 instituciones religiosas y seglares diferentes que creen en Jesús y llevan su Mensaje a todas las gentes.
La “Celebración del Envío” es el acto central de la Jornada. Se trata de una misa-envío que este año preside en nombre del cardenal, el obispo auxiliar, Mons. Fidel Herráez Vegas, quien impone el crucifijo a los misioneros que van a partir a misiones. La catedral de Santa María La Real de la Almudena acoge, como viene siendo habitual, este acto previsto para el domingo día 5, solemnidad de la Ascensión del Señor, a las 12 de la mañana.
Además de este acto en la catedral, la Delegación Episcopal de Misiones promueve, como en años anteriores, dos encuentros: uno con las familias de los misioneros y otro con los misioneros que han regresado a Madrid. El pasado viernes, 27 de mayo, a las 18’30 h. tuvo lugar el encuentro con las familias en la sede de la Delegación de Misiones de Madrid. Y el lunes, 30 de mayo, a las 19’00h el encuentro con los misioneros “veteranos”. El objetivo de este encuentro es poder compartir su vida de ahora y lo que vivieron en los tiempos que estuvieron en misiones y hacer un rato de oración por todos ellos, por los de ahora y por los de antes; también por los que ya no están.



El cardenal de Madrid invita a sus diocesanos a participar en el Día del Misionero Madrileño
OMPRESS-MADRID (3-6-11) Con motivo de la Jornada “Madrid con sus misioneros” el Cardenal-Arzobispo Rouco Varela escribe a sus fieles diocesanos para recordarles este día dedicado a los misioneros.
“Mis queridos diocesanos: Ante la solemnidad de la Ascensión, en la que celebramos la subida de Jesús a los cielos, al concluir los días de sus apariciones a los discípulos con su Cuerpo resucitado en la tierra, llevándonos a todos consigo hasta el Padre, en su propia humanidad, para así poder enviarnos el Don del Espíritu Santo, como ya es tradición, recordamos de modo muy especial a los misioneros madrileños, más de mil miembros de nuestra diócesis que, siguiendo las huellas de los primeros apóstoles, llevan a cabo, como avanzadilla de la Iglesia, el mandato del Señor en ese mismo momento de su Ascensión: "Id y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos..." Lo celebramos el domingo 5 de junio, Día de los Misioneros Madrileños, para tenerlos muy presentes con nuestro recuerdo y rezando por ellos. Cuando tenemos ocasión de verlos y oírlos con motivo de sus vacaciones, o por causas familiares o de salud, nos da mucha alegría, pero mientras están lejos en el espacio, también podemos estar muy cerca de ellos en espíritu, con nuestras cartas y llamadas, con nuestras ayudas y, sobre todo, con nuestra oración.
Estamos ya a las puertas del acontecimiento que ha ido marcando el trabajo y el ritmo de la vida diocesana en los últimos tres años y especialmente en los últimos meses: la celebración con el Santo Padre, el próximo agosto, en Madrid, de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud. Con tal motivo, muchos de nuestros misioneros volverán a Madrid acompañando a los jóvenes que vendrán a este gran Encuentro. Otros no podrán venir, pero sin duda estarán muy presentes en espíritu, con el afecto y la plegaria, en la JMJ que es un signo extraordinario, bien visible, de la realidad misionera de la única Iglesia de Cristo, extendida por toda la tierra. En este tiempo que resta, hemos de estar todos muy unidos, haciendo cada vez más vida en nosotros el lema de esta JMJ: "Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe". Como es lógico, no podemos olvidar esta Jornada Mundial en la celebración de nuestra Jornada Diocesana de los Misioneros Madrileños. Dentro de muy poco más de dos meses, Madrid será un hervidero de jóvenes venidos de todas partes del mundo, para ser confirmados en la fe, fortalecidos en la esperanza y vivificados en el amor. Muchos, la mayoría, vendrán de naciones europeas, de vieja tradición cristiana; pero también vendrán jóvenes de países de África, Oceanía o Asia donde los cristianos no sólo son una pequeña parte de la población, sino que allí la Iglesia no tiene una estructura fuerte ni suficiente capacidad por sí misma y, por ello, se considera más propiamente tierra de misión. La fe y la vida cristiana de muchos de esos jóvenes son fruto del trabajo evangelizador de nuestros misioneros, y la JMJ de Madrid va a ser para ellos la primera experiencia de Iglesia universal que van a vivir. Es grande el trabajo de los sacerdotes, religiosos y religiosas, y agentes de pastoral, que viven en Madrid, y en toda España, por sacar adelante esta XXVI Jornada Mundial de la Juventud, y es justo reconocerlo, pero más justo es, si cabe, reconocer el esfuerzo de nuestros misioneros diocesanos haciendo posible que los jóvenes de los países de misión vayan a estar entre nosotros, junto al Santo Padre Benedicto XVI, el próximo agosto, máxime cuando, en muchos casos, esos países son también los más pobres, y por tanto es muy grande el esfuerzo que tienen que hacer para poder llegar a este momento.
El lema para la Jornada de los Misioneros Madrileños de este año es muy certero: Diócesis misionera, fuente de juventud. Madrid es una diócesis que ha aportado muchos misioneros a la tarea evangelizadora, y es grande su vitalidad apostólica, de tal modo que nos llena de esperanza la celebración de la JMJ, fuente abundante, sin duda, para todo el mundo, empezando por nuestra propia diócesis, de juventud verdadera, la que nace de la fe en Jesucristo resucitado. Ojalá la JMJ de Madrid 2011, como expresión de la universalidad de la Iglesia y de su misión, sea ocasión añadida para proponer abiertamente la vocación misionera a nuestros jóvenes. Ojalá que muchos jóvenes madrileños, en la celebración de esta Jornada misionera de nuestra diócesis, con la mirada puesta en la JMJ del próximo agosto, descubran la belleza de la vocación misionera. Hacen falta misioneros, aquí en nuestras calles, en nuestras universidades y lugares de trabajo, ¡en las familias!, y la respuesta generosa a esta necesidad hará a nuestra Iglesia diocesana más viva y fecunda, más misionera, y por ello más verdaderamente joven, de modo que aquí se multiplicarán también las vocaciones misioneras hasta los confines de la tierra.
Concluyo esta Carta poniendo, un año más, en manos de la Reina de las Misiones esta Jornada que celebramos en la solemnidad de la Ascensión del Señor, y en nombre de todos los madrileños, pido a la Santísima Virgen, Nuestra Señora la Real de la Almudena, nuestra Patrona, que nos bendiga y nos proteja, para que, "arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe", demos gozoso testimonio cristiano en todo momento, y con especial vigor en la próxima Jornada Mundial de la Juventud, de modo que seamos cada vez más Iglesia misionera, y fuente por tanto de verdadera juventud, aquí en Madrid y en el mundo entero. Con mi afecto y bendición para todos.


WebJCP | Abril 2007