LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Noticias Misioneras del Mundo: 01 de Junio de 2011
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 1 de junio de 2011

Noticias Misioneras del Mundo: 01 de Junio de 2011


- El cradenal Rouco a los misioneros madrileños: "Vuestro testimonio rejuvenece a la Iglesia"
- Menorca con sus misioneros
- Javier, testigo de la fuerza misionera de los enfermos y mayores
- El padre Sindo, 62 años en Colombia, y su proyecto de una casa cural
Image Hosted by ImageShack.us
El cardenal Rouco a los misioneros madrileños: “Vuestro testimonio rejuvenece a la Iglesia”
OMPRESS-MADRID (1-6-11) El cardenal-arzobispo de Madrid Antonio Mª Rouco Varela se dirige en una carta a los misioneros diocesanos aprovechando la celebración de la Jornada Diocesana de los Misioneros Madrileños, el próximo domingo 5 de junio.
“Mis queridos misioneros y misioneras madrileños: Ante la solemnidad de la Ascensión, en la que celebramos la subida de Jesús a los cielos, al concluir los días de sus apariciones a los discípulos con su Cuerpo resucitado en la tierra, llevándonos a todos consigo hasta el Padre, en su propia humanidad, para así poder enviarnos el Don del Espíritu Santo, como ya es tradición en nuestra diócesis, tenemos un motivo añadido para celebrarla de un modo muy especial: es vuestra Jornada, el Día de los Misioneros Madrileños, en el que toda la comunidad diocesana os recuerda con el afecto y la oración, a sus más de mil miembros que estáis lejos para llevar a cabo, como avanzadilla de la Iglesia, el mandato del Señor en ese mismo momento de su Ascensión: ‘Id y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos...’ Estamos ya a las puertas del acontecimiento que ha ido marcando el trabajo y el ritmo de la vida diocesana en los últimos tres años y especialmente en los últimos meses: la celebración con el Santo Padre, el próximo agosto, en Madrid, de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud. Con tal motivo, muchos de vosotros tendréis ocasión de volver a Madrid acompañados de jóvenes de vuestros países de misión para participar en este gran Encuentro. Otros no podréis venir, pero sin duda estaréis muy presentes en espíritu, con el afecto y la plegaria. En este tiempo que resta, hemos de estar todos muy unidos, haciendo cada vez más vida en nosotros el lema de esta JMJ: ‘Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe’.
El lema elegido para la Jornada de los Misioneros Madrileños de este año es bien significativo, para vivir este día con la mirada puesta en la JMJ de Madrid 2011: Diócesis misionera, fuente de juventud. El testimonio misionero que todos vosotros ponéis ante nuestros ojos, ciertamente rejuvenece a la Iglesia, como el testimonio de tantos jóvenes, de Madrid y de toda España, y de las más diversas partes del mundo, que bien como voluntarios, bien como peregrinos, con su trabajo y sus palabras, en este tiempo preparatorio de la JMJ, a tantos otros jóvenes están acercando a Dios. Madrid quiere ser cada vez más una diócesis misionera, y a ello sirvió nuestro III Sínodo Diocesano y su repercusión en todos los ámbitos de la vida de la diócesis; luego tuvo lugar la "Misión joven", y ahora la preparación de la JMJ del próximo agosto.
Sí, en la medida en que se abre más a la misión, la diócesis se hace más joven, recupera vitalidad y alegría, y a todos nos ayuda, en expresión de quien puso en marcha las Jornadas Mundiales de la Juventud, nuestro querido ya Beato Juan Pablo II, a ‘no tener miedo a ser santos’ y vivir con entusiasmo la hermosa tarea de dar a conocer a Jesucristo. En este empeño, vosotros, misioneros, tenéis un papel muy decisivo. Muchos os miran con admiración y afecto, de tal modo que vuestra entrega generosa será más eficaz para mover sus corazones a seguir la llamada de Cristo, que las muchas palabras que otros puedan decirles. No perdáis ocasión de hablarles de Él, y ahora os la brinda de modo extraordinario la JMJ de Madrid 2011. ¡No la desaprovechéis! Aportaréis juventud a la Iglesia, y vosotros la experimentaréis más hondamente, la verdadera juventud que sólo Cristo nos da.
En la carta que escribo a todos los diocesanos, les animo a que os tengan presentes en sus oraciones, y que, aunque estéis lejos en el espacio, en este día de fiesta para la Iglesia universal, pero de modo particular para los Misioneros Madrileños, se unan en espíritu a todos vosotros, a vuestras alegrías y esperanzas, como a vuestras renuncias y sufrimientos. También mi oración, como Pastor de la Iglesia en Madrid, se une a vuestras intenciones y os acompaña en vuestra entrega. Oración que pongo en manos de la poderosa intercesión de la Santísima Virgen, la Reina de las Misiones, bajo la advocación de la Almudena. Que ella os bendiga y proteja. Con mi saludo cordial y mi bendición.”



Menorca con sus misioneros
OMPRESS-MENORCA (1-6-11) La diócesis de Menorca celebró este pasado fin de semana en el Santuario de la Mare de Déu del Toro y en las parroquias de la isla las jornadas Menorca Misionera 2011 bajo el lema “Los misioneros dan la vida; ¿y nosotros?”. La celebración tuvo su continuación en las diferentes parroquias de la diócesis, donde aprovechando la misa dominical se recordó a los misioneros menorquines, cuyo grupo es considerable en relación a las dimensiones de la iglesia diocesana, según destacan desde el Secretariado Diocesano de Misiones.
Para su responsable, Joan Mercadal Victory, Menorca Misionera es “la celebración más nuestra de todas las que tenemos porque nos reivindica como participantes en tierras de misión, tanto por lo que se refiere a los 14 misioneros que tenemos diseminados por el mundo como por quienes, con nuestra plegaria y solidaridad, damos apoyo desde aquí a su labor”.
Algunos de estos misioneros comparten a menudo su experiencia en misión, como es el caso de Óscar González Marqués que escribe desde Honduras dando las gracias por acordarse de ellos. Óscar trabaja con los chicos y jóvenes en situación de riesgo y hace casi un mes que abrieron un nuevo centro en el que ofrecen becas para los estudios a 82 de ellos con escasos recursos. Su Programa “Paso a paso”está enfocado en la educación liberadora, inspirado en el padre Freire, gran pedagogo, con el lema “No hay cambio sin sueño, como no hay sueño sin esperanza”, frase de Freire. “Nosotros lo enfocamos en los conflictos cotidianos que tenemos aquí en el Programa, que si la agresividad cuando juegan, que la ‘lucha’ que tienen que hacer educadores para que entren a estudiar, las envidias entre los jóvenes, el egoísmo cuando no queremos compartir los juegos... en fin, toda clase de conflictos. Aquí seguimos con un alto índice de violencia. Hace unas semanas salía un informe donde decía que San Pedro Sula es la tercera ciudad más violenta del mundo después de Ciudad Juárez, una de Afganistán y nosotros aquí en Honduras. Es una lástima figurar en esta lista de violencia, pero también supone un reto para seguir trabajando y regar la semilla de la paz que brota cuando conocemos a Jesús. Por lo tanto es un reto para seguir adelante y confirmar que nuestro trabajo de prevención desde Paso a Paso es fundamental. Desde la Iglesia Católica estamos con un nuevo proyecto comunitario, estamos convocando a asociaciones de vecinos, ONG's, iglesias evangélicas... para hacer un trabajo conjunto para reducir la violencia y promover la paz. Todavía está muy verde pero creo que es un gran paso... Un gran abrazo y gracias por todo!”
También Sión Bosch Bagur cuenta desde Abidjan, capital de Costa de Marfil, que “después de dos meses y medio este país todavía es un caos; a todos los niveles: político, económico, social; con verdaderos problemas que repercuten en los más pobres como de costumbre. De nuestra parte bien, el centro de promoción: costura, cocina, pastelería; alfabetización siguen su curso. Son en los públicos y privados que hay problemas, no pagan a los maestros y falta mucha gente. Lo peor es que ha habido muchos muertos, en Duekoué donde estuve el año pasado; hubo un enfrentamiento entre los dos candidatos a la presidencia y hubo muertos y muchas casas y almacenes quemados. En el patio de la misión hay unos 12.000 refugiados; y del país han salido unos 30.000 hacia Liberia y otros países, porque se tiene miedo a una guerra civil. Recemos los unos por los otros y Dios es grande, confiemos en El.”



Javier, testigo de la fuerza misionera de los enfermos y mayores
OMPRESS-PAMPLONA (1-6-11) El pasado domingo 29 de mayo se celebró en Javier, Navarra, la Javierada de Enfermos y Tercera Edad, organizada por la Delegación de Misiones de Pamplona, la Delegación de Pastoral Sanitaria y la de Religiosidad Popular, con el lema: “Juventud y Salud”, en la que participaron alrededor de 300 peregrinos.
El primer acto en el que participaron fue el Vía Lucis, que por primera vez formaba parte de la Javierada. Como estaba previsto a las 17:00h., comenzó la procesión con el Santísimo Sacramento en la custodia bajo palio. Sobre las 17:30h., fueron llegando los primeros peregrinos en procesión al auditorio de Francisco de Jasso donde se celebró la Eucaristía presidida por Mons. Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona-Tudela, y concelebrada por los distintos delegados y los jesuitas de Javier.
Al terminar la Misa, tuvo lugar un acto de homenaje a Juan Pablo II. Dentro de este acto se homenajeó a Rosario Jaurrieta y a las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Tafalla por su vinculación y participación a lo largo de los años en esta Javierada de los enfermos y mayores.



El padre Sindo, 62 años en Colombia, y su proyecto de una nueva casa cural
OMPRESS-COLOMBIA (1-6-11) El sacerdote Gumersindo Domínguez, de 88 años y natural de Cabral, Vigo, Galicia, pide ayuda para levantar una casa cural en Colombia. En cuanto le ordenaron sacerdote, el padre Gumersindo Domínguez partió como misionero al trópico colombiano, donde lleva 62 años. Y desde allí lanza un “último SOS” a los vigueses y especialmente a sus vecinos de Cabral, para construir la casa cural, desde donde atender mejor a sus feligreses.
Nació en Cabral en 1928, se ordenó sacerdote en 1949 e inmediatamente se fue a misiones. Antes de partir para la Prefectura Apostólica de San Jorge, en el trópico colombiano, que desde 1922 había sido encomendado al clero secular misionero español, y con motivo de las fiestas del Cristo de la Victoria, el párroco de la Colegiata, Faustino Ande, le pidió que subiera al púlpito para despedirse de sus hermanos vigueses.
Y es a ellos, 62 años después, a quienes les pide ayuda para construir la casa cural, “desde la que prestar servicio a las gentes sencillas de esta parroquia y donde pueda pasar los últimos días de mi vida”.
Hace dos años que le encomendaron una nueva parroquia “y me encuentro viviendo en una casita provisional. Sin embargo, desde hace 30 años existe un solar contiguo a la capilla esperando la construcción de esa casa definitiva. Y me duele en el alma tener que pasar por aquí impasible e indiferente ante esta situación. Es por eso que a mis 88 años me he decidido a dar el paso y pedir ayuda”.
El padre Sindo pide no verse privado “de la dicha de construir esa casa con el cariño y las ayudas de mi tierra natal. Es el epílogo de mi vida misionera, y no quisiera partir de este mundo olvidado de mis vecinos”. Encomienda a su “inolvidable condiscípulo”, el párroco de La Colegiata, Moisés Alonso Valverde, su representación para canalizar las posibles ayudas para su obra.


WebJCP | Abril 2007