LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Noticias Misioneras del Mundo: 26 de Mayo de 2011
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

jueves, 26 de mayo de 2011

Noticias Misioneras del Mundo: 26 de Mayo de 2011


- Homenaje a Juan Pablo II en la Asamblea Nacional de las Obras Misionales
- El nuevo director nacional de las Obras Misionales subraya el protagonismo de las diócesis en la animación misionera
- La misa que cerrará la JMJ "es en el fondo un envío misionero", señala Mons. César Franco en la Asamblea de las OMP
- Cuando una diócesis se vuelca en su seminario menor: Nairobi y el Queen of Apostles Ruaraka
Image Hosted by ImageShack.us
Homenaje a Juan Pablo II en la Asamblea Nacional de las Obras Misionales
OMPRESS-MADRID (26-5-11) En el marco de la Asamblea Nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP), que se está celebrando en Alcalá de Henares, tuvo lugar ayer por la tarde en el Palacio Arzobispal, un acto homenaje al beato Juan Pablo II, que se cerró con una Eucaristía en la Catedral complutense, presidida por el presidente de la Comisión Episcopal de Misiones (CEM) y arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, y concelebrada por el obispo de Alcalá, Mons. Juan Antonio Reig Pla; el obispo de Astorga y miembro de la Comisión Episcopal de Misiones, Mons. Camilo Lorenzo Iglesias, y más de 60 directores diocesanos de OMP de toda España.
Las Obras Misionales recordaban de este modo a un Papa que se ha sentido “el primer misionero y responsable de la acción misionera”, como él mismo dijo en su primera visita a España en la cuna del gran misionero san Francisco Javier.
El acto de homenaje se inició con las palabras de bienvenida de Mons. Reig Pla, como obispo de la diócesis anfitriona, con las que animaba a los directores diocesanos de OMP a tener el mismo celo que “los grandes misioneros” y les indicaba que “el mejor servicio y limosna que pueden dar a los hombres es presentarles a Jesucristo”.
Rafael Santos, de la Dirección Nacional de OMP, realizó un “rastreo” por los 27 mensajes que Juan Pablo II envió a la Iglesia con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones, destacando las menciones explícitas a las Obras Misionales, que el Papa consideraba necesarias para cumplir el deber fundamental de la Iglesia: el anuncio del Evangelio.
Tras esta intervención, Isaac Benito, delegado de Misiones en Segovia, relató su experiencia ante la llegada del Papa a un país de misión. Benito, que era misionero en Zimbabwe cuando Juan Pablo II visitó este país africano en 1988, recordó el mensaje de pacificación que el Papa llevó a una nación lacerada hasta poco antes por la guerra, pero sobre todo la emoción de poder llevar a la Eucaristía con el Santo Padre a muchos de los nuevos cristianos que este misionero había podido bautizar. Describió, además, la gran alegría de los cristianos zimbabwenses expresada al modo africano, con cantos, danzas, oraciones…
Por último, este homenaje a Juan Pablo II dio ocasión al director de la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC), Jorge Fernández Sangrador, para presentar el libro “La Iglesia misionera”, que la editorial ha publicado en colaboración con Obras Misionales y la Comisión de Misiones, y que reúne las 5 exhortaciones postsinodales sobre los continentes, del Magisterio de Juan Pablo II. Según el director de la BAC, se trata de un libro en el que “se pulsa el latido del corazón de la Iglesia extendida por el mundo” y que puede resultar interesante como antesala al Sínodo que Benedicto XVI ha convocado para 2012 sobre la Nueva Evangelización. Como recordó Fernández Sangrador, “los cinco continentes han sido evangelizados ya, algunos conocieron la luz del Evangelio hace siglos, pero también ellos están necesitados de una nueva evangelización”.



El nuevo director nacional de las Obras Misionales subraya el protagonismo de las diócesis en la animación misionera
OMPRESS-MADRID (26-5-11) Anastasio Gil, director nacional de las Obras Misionales Pontificias desde el pasado 5 de mayo, abrió en la tarde de ayer la Asamblea Nacional de las Obras Misionales, subrayando la insustituible función de las diócesis en la animación misionera, en la que tanto la Dirección Nacional de OMP como la Comisión Episcopal de Misiones (CEM) tienen una tarea subsidiaria.
Según el director de OMP, la CEM tiene el encargo del Episcopado español para ayudar “a las diócesis españolas en la promoción de la conciencia misionera de los fieles cristianos y las instituciones eclesiales”. Asimismo, el mismo Estatuto de las OMP, “después de subrayar su carácter Pontificio por el que esta Institución está siempre a disposición del Romano Pontífice, refuerza su dimensión episcopal”.
Un signo visible de esta manera de comprender la colaboración misionera entre las diferentes instituciones eclesiales en España es la presencia en esta Asamblea de OMP del presidente de la CEM y arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez, y otros dos obispos miembros de la Comisión (el de Vitoria, Mons. Miguel Asurmendi; y el de Astorga, Mons. Camilo Lorenzo), así como la de diversos miembros del Consejo Nacional de Misiones (en el que figuran instituciones como Cáritas, Manos Unidas, Ayuda a la Iglesia Necesitada, etc.)
En este contexto, el director de OMP pidió también la implicación de las diócesis en una de las prioridades que se ha marcado desde la Dirección de OMP: la atención a los misioneros: “corresponde a las delegaciones diocesanas la labor de coordinación y la relación permanente con estos hombres y mujeres que hacen visible la universalidad de la Iglesia particular”.
Finalmente, Anastasio Gil subrayó que el empeño de OMP “es cooperar con las necesidades de las diócesis para que sean misioneras y prestar todos nuestros recursos para que los responsables diocesanos puedan vivir con pasión y eficacia la encomienda de su obispo”.



La misa que cerrará la JMJ “es en el fondo un envío misionero”, señala Mons. César Franco en la Asamblea de las OMP
OMPRESS-MADRID (26-5-11) El obispo auxiliar de Madrid y responsable de la organización de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), Mons. César Franco, ha explicado en la jornada de hoy, que cierra la Asamblea Nacional de directores diocesanos de Obras Misionales Pontificias, la relación entre los jóvenes y la misión. Con palabras de Juan Pablo II, Mons. Franco ha señalado que en este “laboratorio excepcional para la fe” que son las Jornadas Mundiales de la Juventud, “los jóvenes pueden descubrir su vocación en la Iglesia y en la misión”. Por eso, las Jornadas deben plantearse como un “acontecimiento misionero para los jóvenes que les ayude a descubrir la misión que tienen en la Iglesia”.
El prelado citó tres elementos constitutivos de las JMJ: la centralidad de Jesucristo, la catolicidad de la Iglesia y la llamada a la misión. Respecto a este último aspecto, Mons. Franco señalaba que la Misa con la que se clausuran todas las Jornadas, y que cerrará también la de Madrid, “es en el fondo un envío misionero”. En concreto, Benedicto XVI impondrá durante esta Misa de la JMJ 2011 el crucifijo a 5 jóvenes, como señal de envío.
En este contexto, ha comentado que, pese a las apariencias, “los jóvenes siguen encerrados en sus guetos y les cuesta salir a campo abierto”, pero una sólida preparación espiritual y pastoral, unida a la que Benedicto XVI ha dado en llamar “pastoral de la inteligencia”, les dará la “fortaleza interior” desde la que se les podrá encargar a los jóvenes “la misión de Cristo y de la Iglesia”.
Asimismo, y en este sentido, recordó la estructura “traditio-reditio” de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Para explicar qué significa la “traditio” puso el ejemplo de una pregunta que le planteó un joven de confirmación: ¿qué hace un obispo? Mons. Franco le respondió: “Vincular a los orígenes; esa es la tarea del obispo”. El joven vive desarraigado, se encuentran solos, en una cultura que no les da raíces, que es efímera. Esta vinculación y raíz se la da la fe. La “reditio” se da en estas Jornadas en medio de la alegría. Es “la fe y la alegría que produce la fe”.
Finalmente, tras señalar lo difícil que resulta acompañar en la fe a los jóvenes, puntualizó que la misión de los pastores es “ayudarles a ser más y no a tener más”.



Cuando una diócesis se vuelca en su seminario menor: Nairobi y el Queen of Apostles Ruaraka
OMPRESS-NAIROBI (26-5-11) El 1 de julio de 2004 el padre James Waweru fue nombrado por los obispos del AMECEA responsable de la oficina Justicia y Paz para el este de África. De hecho, el AMECEA reúne a ocho Conferencias Episcopales de esa zona, es decir Eritrea, Etiopía, Kenya, Malawi, Sudán, Tanzania, Uganda y Zambia. El padre James – que gracias a su buena formación estudió en la Universidad Urbaniana de Roma – se ha encargado de afrontar, desde la perspectiva de la Iglesia, los muchos problemas de derechos humanos, de ataques a la dignidad de persona y otras amenazas como la de los cristianos perseguidos en Sudán.
La vocación del padre James se fraguó en el seminario menor “Queen of Apostles Ruaraka” en Nairobi, al que entró en 1981. Son muchos los sacerdotes que comenzaron a prepararse para el sacerdocio en este seminario. Hoy 162 chicos acogidos en este centro ponen su vida en manos de Dios para saber si esta es su vocación.
Este seminario, mantenido por la misma archidiócesis de Nairobi, ha recibido de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol 60.000 dólares para afrontar la restauración de su cocina y de todo el bloque académico, donde se forman estos chicos. El tiempo no pasa en vano y los edificios estaban tan deteriorados que la archidiócesis ha gastado ya más de 130.000 dólares en restaurar el comedor, los dormitorios y los baños. La restauración de la cocina y las aulas comprende techo, ventanas, puertas, paredes y suelo, además del sistema eléctrico.
Incluso para esta restauración, la aportación local sumará otros 30.000 dólares, lo que es un signo de la importancia que tiene para la Iglesia de Nairobi este seminario, dado el gran número de sacerdotes que comenzaron su formación en él.


WebJCP | Abril 2007