LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: LA HOMILÍA MÁS JOVEN: BETANIA Y LÁZARO
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 6 de abril de 2011

LA HOMILÍA MÁS JOVEN: BETANIA Y LÁZARO


V Domingo de Cuaresma (Jn 11, 1-45) - Ciclo A
Por Pedrojosé Ynaraja

1.- La primera vez que visité Betania, era encantadora. Volvimos a Jerusalén caminando. No éramos andarines como Jesús, pero poco más de 45 minutos, no suponían ningún esfuerzo físico especial. Se subía durante 12 minutos hasta llegar a Bet-Fagé, el lugar donde los discípulos encontraron el borrico del día de Ramos. Después, no creo que pasen de ocho los minutos hasta la cima, el lugar tradicional de la Ascensión. A partir de allí todo es bajada, imagino que algo así como de media hora, es la duración hasta las puertas de la ciudad. Leo siempre que cuatro o cinco kilómetros separan a los dos lugares. Quien camina por montaña sabe que los trayectos se miden por su duración, más que en distancias decimales.

2.- La senda entonces era la del tiempo de Jesús. Luego vino el muro, de esto no hace muchos años. La primera vez que volví no estaba del todo acabado y pude atravesarlo entre alambradas, bajo la mirada atenta de un soldado que, como se veía a la legua que yo no era palestino, me dejo pasar entre el alambre de espino. En la actualidad, para llegar, es preciso un largo rodeo por carretera, creo de unos 18km, y añado que la población ha crecido anárquicamente. Los anuncios de productos occidentales y de supermercados están junto a un pastor con sus ovejas y cabras y en una cafetería toma uno un té beduino, como puede solicitar cualquier cola. Cerveza no, es una población de cultura musulmana, de aquí que esté totalmente prohibida. Buscando monumentos, encuentra uno la iglesia de la Custodia franciscana. Junto a ella vestigios de mosaicos bizantinos. Nadie pretende decir que esté situada en el lugar de la casa de los tres hermanos amigos de Jesús, ni el estilo de la edificación lo recuerda. Está decorada con pinturas que recuerdan a la afortunada familia. La acústica es horrorosa y prefiero que me dejen celebrar misa en alguno de los antiguos recintos, más austeros y pequeños. Cuando nuestra querida revista betania.es cumplía exactamente los diez años de existencia, quise recogerme en el más diminuto, acompañado únicamente por Fra. Rafael Dorado, celebrar la misa por el Director y su genial idea y por vosotros, mis queridos jóvenes lectores. ¡Dios guarde a betania.es muchos años!

3.- Si pudiera encontrarme un día con el Papa Benedicto XVI, le pediría que, ya que en su maravillosa encíclica dedicada al amor, menciona la amistad, y, ya que, por lo que he observado por TV y he leído, él es amigo de diversas personas y conserva con ellas relación personal, sean varones o mujeres, de variada procedencia, que escribiera, para nuestro tiempo que tanto lo necesita, un documento sobre este tema. Con sus fundamentos teológicos como él sabe hacerlo y fruto de su leal experiencia, más el valor que le confiere la categoría que ocupa en la Iglesia y el Espíritu que le asiste.

4.- Lo escrito hasta aquí no es salirme del tema, quiere ser complemento de la lectura evangélica de la misa de este domingo 5º A de cuaresma. Jesús es reclamado por las hermanas, Marta y María, porque su amigo, el amigo de Jesús, está seriamente enfermo. Aparentemente, no le da importancia a la noticia, hasta, con cierto humor, ¿humor negro?, dice que duerme. Interiormente sí que se lo ha tomado en serio. Al cabo de poco, decide subir. Sus compañeros le recuerdan lo peligroso del desplazamiento, Él no se amilana. Por un amigo es capaz de afrontar cualquier riesgo.

Juan, os lo he repetido con frecuencia, no tendría más de 15 años por entonces y cualquier gesto o palabra de Jesús, los retenía exactamente en su memoria. Describe con detalle el episodio. Repite dos veces que lloró. Tal vez de pena, añadiéndole la emoción que le causaba el dolor y amor entrañable que las dos hermanas sentían por Lázaro. En Betania, conservan la que probablemente fue su tumba. Es propiedad musulmana. No tiene sobre sí ningún mausoleo. La entrada es angosta y la escalera de bajada resbaladiza. Como os he dicho, llegar al lugar no es cosa sencilla, los viajeros cristianos acostumbran a disponer de poco tiempo en cada lugar, así que casi siempre dispone uno del rato que quiera para recogerse y meditar. Me he aprovechado más de una vez de esta circunstancia.

5.- Fue un gran milagro, como el de la resurrección del hijo de la viuda de Naín, o el de la chiquilla a la que despertó, dándole la orden de “talita kumi”. A este le distinguen dos aspectos. Se trata de un amigo, por eso se ha desplazado y expuesto a perder su integridad física, pero la amistad exige lealtad y hasta heroicidad, y Él no olvida estas dos virtudes humanas. Cualquier gesta suya, la de un galileo que dicen es rabino, empieza a preocupar a los que gobiernan en Judea y la tomarán como una provocación. Resucitarlo, en lenguaje actual, diríamos que no es políticamente correcto. Podía esperar a la definitiva resurrección, la que tenía muy presente Marta y se lo recuerda. Pero Jesús es “Dios-en-el tiempo” y, de acuerdo con ello, debe actuar. Se la juega y lo resucita, los que presencian el portento lo contarán y en consecuencia, las autoridades se sienten increpadas, ofendidas y humilladas. No le importa, Él ha sido fiel y basta.

6.- Os lo he dicho en otras ocasiones, mis queridos jóvenes lectores, estoy convencido que si se dan tantos fracasos matrimoniales actualmente, uno de los motivos es porque con anterioridad, o simultáneamente, entre nosotros, no abunda la amistad. A cualquier compañerismo, a cualquier trabajo en común, a cualquier costumbre vivida en cercanía, así se la llama y nadie se queja del equívoco. Me gustaría que con sinceridad os preguntaseis ¿Quiénes son amigos míos? ¿Estoy dispuesto a sacrificarme por ellos, hasta el punto de jugarme la vida si conviene?

Yo no sé si habéis observado que en ningún momento he dicho que os preguntarais si tenéis amigos. La amistad no es una cosa que se posea, es una riqueza espiritual que se da. Lo diría el Maestro en otro momento: “a vosotros no os considero siervos, sois amigos míos”. (Jn 15,15)

Una de mis grandes satisfacciones en el ocaso de mi larga vida sacerdotal, es cuando alguien se presenta en mi casa sin avisar, sin siquiera recordarme físicamente, pues los años de separación han hecho mella, y reinicia el dialogo interrumpido. Y hablamos y recibe la ayuda que esperaba, como si el tiempo no hubiera pasado. Una de mis penas es cuando constato que personas que aprecié amigablemente, llega un día que se divorcian de la amistad que creía había entre nosotros. Por mi parte, podéis estar seguros, yo nunca he pedido este divorcio.


WebJCP | Abril 2007