LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Rezando con los refugiados en el mar
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

martes, 1 de marzo de 2011

Rezando con los refugiados en el mar

Publicado por JRS


Cada año, miles de personas de África tratan de llegar a Europa, arriesgándolo todo poniendo en peligro su seguridad, en busca de una vida mejor que la del conflicto, la pobreza y la represión en la que vivían, exponiéndose a la detención y a la muerte.

Asad, un solicitante de asilo de Somalia recuerda:

Abandoné Somalia en julio de 2003, tras perder a mi familia durante la guerra. Fui a Etiopía, de allí a Sudán y finalmente, cruzando el desierto del Sáhara, a Libia. En el Sáhara, fui una de las 30 personas que se subieron en un solo cuatro por cuatro. Algunos cayeron y murieron arrollados bajo sus ruedas.

El 24 de septiembre, empecé a cruzar el Mediterráneo en una pequeña embarcación junto a otras 24 personas. Después de tres días en el mar, divisamos tierra, pero se nos acabó el combustible y las olas empezaron a alejarnos. Navegamos a la deriva hasta que fuimos rescatados…"


Tu reflexión
El mar Mediterráneo es la frontera que muchos solicitantes de asilo tratan de cruzar. Se encuentra en el corazón de una tragedia política en la que Italia, Malta, y la Unión Europea o no tienen la voluntad o son incapaces de permitir a estos inmigrantes desembarcar en territorio europeo. Su situación es tan lamentable que trastorna a aquellos con la fe más fuerte. Sin embargo, es la fe la que anima y lleva a estos inmigrantes a realizar este viaje.

La policía libia nos cogió a mi esposo y a mi y nos llevó a la cárcel, primero a Zleitan y después a Misratah. Los guardias cogieron mi Biblia y la tiraron al suelo. ¿Es cristiana o musulmana? Señalé mi crucifijo.

Rozemarijn Vanwijnsberghe, ex miembro del Jesuit Refugee Service Europa, habla sobre la fortaleza de la fe de los inmigrantes:

Ellos hablan mucho de su fe. Dios lo es todo. Suelen decir que Dios les dio la fuerza para llegar a Europa y su fe es la razón de su determinación.

Quienes buscan asilo en Europa no saben lo que les depara el viaje. La mayoría se lanzan a lo desconocido por tierra y por mar. Los voluntarios y el personal del JRS conocen a muchos refugiados que viajan desde sus hogares sin saber nada más que lo que su fe les dice. Van con su fe y su confianza.


WebJCP | Abril 2007