LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Noticias Misioneras del Mundo: 24 de Marzo de 2011
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

jueves, 24 de marzo de 2011

Noticias Misioneras del Mundo: 24 de Marzo de 2011


- 31 años del martirio de Mons. Romero
- Dos misioneros españoles párrocos en la prelatura de Moyobamba, Perú
- El misionero jesuita Manuel Amorós, 57 años en Japón
- El artista del Vaticano decora la capilla de la Conferencia Episcopal con una escena misionera
Image Hosted by ImageShack.us
31 años del martirio de Mons. Romero
OMPRESS-BILBAO (24-3-11) El 24 de marzo de 1980 tenía lugar el asesinato de Mons. Oscar Arnulfo Romero, arzobispo de San Salvador, del que hoy se cumple 31 años, aunque su recuerdo sigue igual de vivo por su testimonio de fe. Las palabras que dirigió la víspera de su asesinato se podrían aplicar a muchos conflictos que sufre nuestro mundo de hoy:
“Yo quisiera hacer un llamamiento de manera especial a los hombres del ejército y en concreto a las bases de la Guardia Nacional, de la policía, de los cuarteles: hermanos, son de nuestro mismo pueblo, matan a sus mismos hermanos campesinos y ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice 'No matar'. Ningún soldado está obligado a obedecer una orden contra la ley de Dios. Una ley inmoral, nadie tiene que cumplirla. Ya es tiempo de que recuperen su conciencia y que obedezcan antes a su conciencia que a la orden del pecado. La Iglesia, defensora de los derechos de Dios, de la dignidad humana, de la persona, no puede quedarse callada ante tanta abominación. Queremos que el gobierno tome en serio que de nada sirven las reformas si van teñidas con tanta sangre. En nombre de Dios, pues, y en nombre de este sufrido pueblo cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día mas tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: Cese la represión”.
Con motivo de este aniversario tendrá lugar hoy en el Aula Polivalente de Arrupe Etxea de Bilbao un Cine Forum sobre el documental “Derechos Humanos... derecho a la verdad, a la reparación social y a la justicia”, en el que intervendrán Gloria Guzmán, sobre el papel determinante de la mujer en la defensa de los Derechos Humanos en El Salvador; Carlos Beristain, profesor de la Universidad de Deusto e investigador de casos de desaparecidos-as y masacres de El Salvador y Guatemala entre otros; Felipe Gómez, profesor del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Deusto y experto en Derecho Internacional; y Natalia Zepeda- periodista y autora del documental.



Dos misioneros españoles párrocos en la prelatura de Moyobamba, Perú
OMPRESS-PERÚ (24-3-11) El pasado día 18 de marzo, víspera de la Solemnidad de San José, tuvo lugar la toma de posesión de los dos nuevos párrocos de la Parroquia San José de Sisa, capital de la provincia de El Dorado, en Perú, el padre Francisco Lunar Trigo y el padre José Antonio Jiménez Hidalgo.
Francisco Lunar, de la diócesis española de Toledo ha sido misionero y párroco en la diócesis de Lurín, Perú y, también anteriormente, misionero laico en la diócesis de San Pedro de Macorís, en la República Dominicana. José Antonio Jiménez, proviene también de España, concretamente de la diócesis de Sevilla, donde ejercía el ministerio parroquial.
La celebración de la Eucaristía fue presidida por Mons. Rafael Escudero López-Brea, Obispo prelado de Moyobamba. También concelebraron los sacerdotes Felipe Montoro y Damián Ramírez, párrocos de Bellavista. En la misma ceremonia asistieron varias autoridades representativas de la provincia de El Dorado, así como numerosos fieles muchos de ellos procedentes de las zonas más alejadas. La parroquia llevaba 36 años sin que ningún sacerdote viviera en ella de forma permanente. La atención espiritual estaba a cargo de una comunidad de Hermanas Mercedarias de la Caridad, con la colaboración de un sacerdote en los fines de semana.
Con esto quedan cubiertas con párrocos residentes, por primera vez en su historia, las veinte parroquias de la Prelatura de Moyobamba.



El misionero jesuita Manuel Amorós, 57 años en Japón
OMPRESS-VALENCIA (24-3-11) Desde la Delegación de Misiones de Valencia nos llega el siguiente testimonio del misionero jesuita en Japón, Manuel Amorós.
“Después del terremoto del día 11 he recibido muchos mensajes vuestros que no he podido contestar y ahora lo hago rápidamente y en común. No es el ideal pero ahora es el único modo a mi alcance para no retrasarme más.
Por la televisión y prensa internacional ya conocéis la catástrofe que asoló Japón con un terremoto de magnitud 9 y los consecuentes tsunamis.
Ese día poco después de las dos de la tarde todo Japón, desde Tokyo hasta la isla Hokkaido en el norte, tembló espantosamente. Este ha sido el terremoto mayor que he experimentado en los 57 años de estancia en Japón. Yo estaba en el primer piso del antiguo teologado, diseñado y construido a prueba de terremotos bajo la dirección de un hermano alemán, pero todo se movía de un lado para otro y de arriba abajo. Los objetos se caían y los libros quedaban desparramados por el suelo. En la casa de ejercicios donde vivo y que es un edificio de madera edificado hace ochenta años se sintió más pero no causó daños porque las vigas de la estructura son muy sólidas, solamente aparecieron pequeñas grietas en alguna pared. Por otra parte se piensa destruir y construir un nuevo edificio a partir de octubre de este año.
En las zonas afectadas directamente, las provincias al nordeste de Tokyo, principalmente Fukushima, Iwate y Sendai, hubo algunas víctimas mortales, pero la catástrofe mayor empezó con el avance de los tsunamis que en pocos minutos asolaron ciudades completas y arrastraron grandes barcos pesqueros que quedaron amontonados unos sobre otros.
Después de varios días todavía no se ha vuelto a la normalidad. Los terremotos continúan tres o cuatro veces cada día, también en Tokyo, aun con menos intensidad. Los apagones de luz son normales. En Tokyo las comunicaciones todavía no han vuelto a la normalidad. Parece ser que esta situación continuará durante varios días.
Otra catástrofe que quita la paz es el accidente de la central nuclear eléctrica de Fukushima, cerca del centro del terremoto del día 11. Todos los reactores están en situación de peligro. Los bomberos están trabajando febrilmente usando miles de toneladas de agua del mar para enfriar los reactores que se han recalentado, con peligro de explosión y de irradiaciones de energía nuclear.
Las personas muertas pasan ya de 7.000 y las desaparecidas superan las 10.000. Son también mas de 300.000 los desplazados que paran en escuelas o centros de asistencia. La ayuda estatal y privada es abundante, incluso desde partes tan distantes como Fukuoka, en el suroeste de Japón.
En medio de esta solidaridad extraordinaria también se dan casos contrarios como el caso de mucha gente que en regiones como Tokyo, Chiba y Yokohama almacenan víveres, gasolina, gasoil, etc. dejando sin abastecimiento a las regiones afectadas y que más lo necesitan. De todas maneras los japoneses han reaccionado desde el principio con un tesón, una paciencia y una disciplina extraordinarias, además de un avance técnico excepcional para enfrentarse con todos los problemas que se suscitan. Eso no quita que el sufrimiento de la gente es extraordinario. Miles de personas que han perdido seres queridos y centenas de miles que han perdido sus casas y han quedado a la intemperie.
Esperemos que Dios, aun permitiendo estas catástrofes y tanto dolor, sacará mayores bienes en favor del pueblo japonés.
De paso os indico que el día 19 de marzo, fiesta de San José, tuve una Misa de acción de gracias en la Iglesia de San Ignacio de Tokyo con otros tres compañeros que cumplimos los días 18 y 19 de marzo 50 años de la Ordenación Sacerdotal y Primera Misa. El día de la ordenación fuimos doce pero unos dejaron el sacerdocio y otros han muerto, con lo cual quedamos seis. Uno está impedido y no pudo asistir, y otro está trabajando en Salamanca pero se nos unió con un mensaje y un ramo de flores que fue un testimonio vivo de su presencia entre nosotros.
La idea era no reducir la acción de gracias a nuestros 50 años de vocación y vida sacerdotal sino agradecer a Dios la vocación personal de cada uno de los asistentes, pues todos hemos recibido una llamada y una misión que cumplir. Dios se sirve de las personas humanas para salvar a los hombres y usa todas nuestras cualidades, talentos, deseos y posibilidades para ayudar, fortalecer, consolar y hacer felices a las personas que encontramos en nuestro camino.
Como veis, me he alargado mucho y pongo punto final, agradeciéndoos a todos y a todas vuestro cariño y constante recuerdo que me ayudan a mantenerme sano y feliz en mi trabajo en este Japón increíble como decía el padre Arrupe.”



El artista del Vaticano decora la capilla de la Conferencia Episcopal con una escena misionera
OMPRESS-MADRID (24-3-11) El padre Rupnik, sacerdote jesuita y artista de confianza de Juan Pablo II ha decorado con un mosaico la nueva capilla de la Conferencia Episcopal Española que muestra el misterio de la Sucesión Apostólica, a la que se debe el ministerio episcopal. Después de varios meses de obras, fue inaugurada el pasado 25 de febrero de 2011.
El retablo central presenta a Jesucristo que empuña con la derecha el timón de la barca de la Iglesia y con la izquierda orienta a los 153 peces hacia la red que los apóstoles han echado al mar. La escena es profundamente misionera. Contempla la red repleta de peces, pero otros muchos aún están fuera. Peces de muchos colores. Se nos antoja vislumbrar a los de color blanco, que evocan a tantos europeos que se han alejado de la Iglesia; los de color rojo recordando a los habitantes de América que aún no han tenido la oportunidad de sentir la caricia del Buen Pastor; los de color azul que en la lejana Oceanía buscan al Maestro; los de color verde que en África aún no han descubierto en el Evangelio el sentido de su vida; y los de color amarillo que pueblan el continente asiático en la esperanza de la llamada del evangelizador que llega de lejos para quedarse y acompañarles en la barca.
En los laterales de la Capilla están representados doce obispos santos que han servido a la Iglesia en España durante los dos milenios del Cristianismo. Entre ellos descubrimos a dos misioneros en sentido estricto, porque los demás también lo fueron: Toribio de Mogrovejo (1606) y Antonio María Claret (1870). Ellos son el exponente de nuestra Iglesia misionera que, en las personas de los Doce, recibieron el encargo de anunciar el Evangelio a todo el mundo.
Un ángel, en la puerta de entrada, es la expresión de la actividad misionera para señalar el lugar de la presencia de Dios y de la celebración de la fe. Es una invitación a entrar, porque solo cuando se pasa el umbral es posible vivir la experiencia de Dios en la comunidad. Un detalle del incalculable valor evangélico: las manillas de la puerta son la Cruz que el evangelizador toma con garbo para ir al encuentro del Resucitado. Esta Cruz seguirá siendo el indicador del camino que lleva a la celebración del Misterio Pascual.
El padre Marko Ivan Rupnik, esloveno de 56 años, afincado en Italia, fue el autor de la capilla Redemptoris Mater, realizada en el Vaticano con motivo de las bodas de oro sacerdotales del Papa Juan Pablo II. En España, entre otros trabajos, ha decorado la sacristía de la Catedral de la Almudena y su Museo diocesano. También realizó un mosaico en el que plasmó una escena bíblica en la capilla del Hospital Benito Menni en Valladolid. Actualmente es director del Centro de Estudios e Investigaciones Ezio Aletti de Roma.


WebJCP | Abril 2007