LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: En cualquier lugar se encuentra a Dios
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 12 de marzo de 2011

En cualquier lugar se encuentra a Dios

¿Podemos parar el ruido de la naturaleza? Es decir, ¿puedo yo frenar la corriente de un río, el silbar del viento o el canto de los pájaros?... difícilmente podemos llegar a hacerlo. Hay cosas que forman parte de nuestra vida, de nuestro silencio interior, de nuestro ser. Pero, lo cierto es que sí hay otras que podemos realizar. “Cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti… cuando ores, no lo hagas como los hipócritas, a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos por los hombres… Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto”.
Dios, que está en todas partes, no nos abandona nunca, a pesar de que en ocasiones tengamos la sensación de vacío u abandono; todos hemos tenido experiencia de ello, pero también hemos constatado su presencia, su misericordia y su amor.
Sino le conocemos bien podemos dejar pasar de largo la importancia de que cuando sentimos su ausencia es cuando realmente está más presente que nunca, porque Él jamás nos deja. Él permanece en lo “secreto”, en lo más íntimo de nuestras vidas porque es allí donde sólo Él puede llegar, porque sólo Él nos conoce como y quienes somos.
En estas palabras del evangelio de Mateo se deja entrever no únicamente la presencia de Dios en nosotros, sino la actitud, la “situación” con la cual nos presentamos ante la vida. Para encontrar y conocer a Dios no se hace sino que en la interioridad del ser humano y a través de la humildad. Diríamos que el tema es mucho más sencillo… simplemente tengo que vivir mi relación de amor para mí mismo y no pensando solamente en los demás. Creo que es un buen punto de partida para crecer interiormente y lograr así que después repercuta en bien de nuestros hermanos.
Dejemos que sea “nuestro Padre” el que entre en nuestra vida y la colme de todo lo que necesita. Aprendamos a escuchar el agua del río, la brisa del viento y la música de los pájaros porque en cualquier lugar se encuentra a Dios.

Texto: Hna. Conchi García.
Publicado por Mi Vocación


WebJCP | Abril 2007