LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Comentario Seglar al Evangelio del Domingo 13 de Marzo de 2011
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 12 de marzo de 2011

Comentario Seglar al Evangelio del Domingo 13 de Marzo de 2011

Publicado por Ciudad Redonda

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)
Toda la escena sabe al "éxodo": el desierto, el número "cuarenta", las pruebas o tentaciones, sentir hambre... todo eso son cosas que el pueblo de Israel experimentó tras salir de Egipto. Jesús pasa por lo mismo, con la diferencia que el pueblo fracasó en la prueba y en cambio Jesús se mantiene fiel a Dios.
El diablo (al que Jesús al final llama "Satanás") pone a prueba la obediencia de Jesús a Dios, que acaba de declararle "hijo" tras su bautismo: Si eres Hijo de Dios... El diablo trata de que Jesús le obedezca, de que haga lo que él le sugiere, poniéndole como justificación que tiene que demostrar que es Hijo de Dios. Los mismos desafíos vuelven a tentarle en la cruz: "¡si eres Hijo de Dios sálvate a ti mismo bájate de la cruz!", le dice uno de los crucificados (Mateo 27, 38).
El diablo revela que controla los reinos de este mundo. Con la misma palabra (reino) Jesús anunciará el comienzo del de Dios.


COMENTARIOS DE SEGLARES
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, casada, padece enfermedad)
“Tenemos que tener en el Señor una fe como la de Jesús para hacer frente a todos los obstáculos y tentaciones que como humanos que somos, se nos presentan a diario y
no nos damos cuenta que nos están tentando, y seguimos adelante sin oponer resistencia porque es lo más fácil, y no vemos si hacemos daño a los demás.
Hay que estar atentos, porque la fuerza del Espíritu Santo está ahí esperando que nos desprendamos de todo y seamos libres para darnos a los demás con obras, y con La Palabra.


DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS
(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)
La educación es una tarea exigente, exigente para los hijos como también lo es para los padres. Es una labor, en la que con frecuencia y como en cualquier otra faceta de la vida, bajo una vestimenta u otra, sufrimos la visita de numerosas tentaciones de cuyo acoso nadie puede librarnos. Tentaciones como la de sentirnos en posesión de la verdad, ejercitando un magisterio prepotente frente a su individualidad y su pequeña independencia. O como la de, por nuestro cansancio, molicie o comodidad, relajarnos en nuestras obligaciones y caer en una permisividad que ningún bien les reporta. O la tentación de pertrecharlos para un mundo sin Dios, descargando su mochila de unos valores cristianos que en no pocas ocasiones te lastran en la vida laboral tan competitiva..
No parece estar en nuestra mano dejar de sufrir tentaciones. Sin embargo, sí que depende de nosotros no abandonarnos a ellas y a ejemplo de Jesús permanecer fieles a los valores evangélico, encomendándonos a Él en la exigencia amorosa desde la que acometer la educación de nuestros hijos.


DESDE LOS VIA CRUCIS DE LA VIDA
(mujer, soltera, colabora con ONG, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)
El trabajo con personas inmersas en el mundo de la violencia, vacíos existenciales, intentos suicidas, depresiones, soledad, injusticias etc. me ha llevado a ser consciente, como muchas veces puede crecer en nuestro interior la tentación de querer evadir el sufrimiento, desconociendo que pese a que la vida misma nos lleva a tocar fondo es posible enfrentar y superar el dolor. No podemos dejar de asumir que el dolor y el sufrimiento forman parte de nuestra existencia misma; ante esto, contamos con dos opciones: la primera decidir huir de la realidad y enfrentarse con ello a una cultura de la muerte o descubrir en todo lo que nos acontece la posibilidad de crecer y generar esperanza encontrando con ello el sentido de la cruz y de nuestra existencia. “Mientras exista la esperanza todos los problemas son relativos” (Serafín Madrid)

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
por este tiempo Cuaresma que nos ofreces ahora de nuevo,
y que es un buen tiempo de Gracia y cercanía a Ti.
¡Sólo Tú puedes guiarnos en nuestros desiertos de la vida.
Haz Tú, Dios nuestro, que la oración nos lleve a Ti
y fortalécenos en nuestra fragilidad y debilidad,
para no caer en la tentación del poder, fama o dinero.
Te pedimos, Dios Padre nuestro y Misericordioso
que nos llenes de tu Gracia para poder superar todo mal
y para no dejarnos seducir por todo lo que nos aleja de Ti.
¡Sólo Tú, Dios nuestro, eres el dueño de nuestra vida
y de todo lo que nos rodea y que Tú has creado!
Danos Tú, la fuerza de tu Espíritu para no caer en la tentación
de usar el poder en beneficio propio, sino para el bien común.
Que la Voz de tu Palabra nos lleve a la búsqueda de la Verdad
para beneficiar a las personas que más nos necesitan,
y ayúdanos Tú a usar nuestra libertad con responsabilidad,
para lograr cumplir Tu Voluntad en todo momento.
Líbranos, Dios Padre nuestro, del éxito fácil y de la pereza,
y ayúdanos a mejorar con el propio esfuerzo y trabajo constante.
Haznos ver con claridad que el Reino de Dios se logra con Amor,
y nunca mediante el éxito del poder político o económico.
Dios Padre Bueno, ten Misericordia de nosotros,
y convierte nuestro corazón de piedra en un corazón sensible,
que sea capaz de amar con generosidad y gratuidad.
Dios Padre nuestro, haz que nuestra Madre la Virgen María
nos acoja en su Corazón y nos proteja de todo mal,
ayudándonos a ser mejores cristianos durante esta Cuaresma.
Que Ella nos guíe hasta Ti y nos enseñe con cariño
a ser buenos servidores de tu Reino de Vida, simplemente,
por amor a Ti y a todos nuestros hermanos. Amén


PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Al igual que a nosotros, a Jesús se le presentan en su vida muchas opciones, ante las que debe decidir qué camino tomar. Él tiene que escoger desde su libertad.
Las tentaciones que Jesús venció, nos invitan a nosotros también a escoger aquellas opciones que no nos alejen de nuestro ser cristiano. Y debemos elegir, al igual que Él lo hizo, desde nuestra libertad.
Todos tenemos un desierto en nuestra vida, ese lugar seco y árido en el que estamos lejos de Dios, en el que somos tentados. Tenemos tentaciones de poder o de estar en los mejores puestos, de poseer y tener todo lo que deseamos, de creernos mejores de los demás, de que nos alaben… Y sin darnos cuenta nos vamos haciendo un “dios a la medida” en el que quepan todas estas tentaciones, “para poder justificarlas desde él”.
Intentemos en ese desierto al que hemos sido llevados cada uno, escuchar la voz que nos habla interiormente, concretando en qué y con qué, trata de tentarnos.
Y para vencerla, os invitamos a hacer ayuno, al igual que Jesús lo hizo durante cuarenta días, de aquello que os puede ayudar a doblegar vuestra intención, hacia el camino que nos hace más felices, el del Evangelio: si necesitas reconocimiento, bájate, se humilde, sirve a los demás cuando no te ven; si necesitas cosas materiales ,prívate de todo capricho, vive la pobreza; si necesitas hablar de las miserias del otro para no mirar las tuyas, reconoce tus defectos ante los demás…. Solo liberándonos de todo lo que nos ata, tendremos la paz del que se abandona en manos del Padre.
Sintamos durante esta Cuaresma, la llamada de Dios a desarrollar lo mejor de nosotros mismos. No nos vendamos por nada. Jesús sabe cuál es el sentido de la vida humana y quiere que también nosotros sepamos descubrirlo. Todo vale menos que lo que como seres humanos podemos llegar a ser. En nosotros mismos, hechos a imagen y semejanza de Dios, reside la esencia e nuestra felicidad.


WebJCP | Abril 2007