LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: CATEQUESIS: Domingo 6º del Tiempo Ordinario - Enseñanzasde Jesús: Yo os digo más
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 12 de febrero de 2011

CATEQUESIS: Domingo 6º del Tiempo Ordinario - Enseñanzasde Jesús: Yo os digo más


Publicado por Catequistas.org

Lectura de la Palabra de Dios

Es el Domingo de las Exigencias de Jesús. Yo os digo más de lo que os decía la Ley de Moisés. No he venido a destruirla. He venido a completarla. Esa es la enseñanza de Jesús

La lectura de San Pablo siguen siendo de su Carta primera a los corintios, y reclaman la figura de Jesús como fuente de salvación


1ª Lectura Siracida 15.15-20

Se habla de la felicidad del que confía en el Señor y el engaño de quien pone la confianza en los hombres. Dios nunca falla: los hombres muchas veces engañan

Si quieres, puedes cumplir lo que él manda,
Y puedes ser fiel haciendo lo que le gusta.
Delante de ti tienes fuego y agua:
escoge lo que quieras.
Delante de cada uno están la vida y la muerte
y cada uno recibirá lo que elija.
La sabiduría del Señor es muy grande;
él es muy poderoso y lo ve todo.
Dios ve a todos los seres que creó
y se da cuenta de todo lo que el hombre hace.
Él a nadie ha ordenado pecar
ni deja sin castigo a los mentirosos


2ª Lectura: Corintios 2. 6-10

San Pablo nos refleja el valor del a esperanza cristiana. Los hombres va a resucitar, pero la fuente de su deseos y de su firme certeza de que así será, está en la resurrección de Jesús

Hermanos: Entre los que ya han alcanzado la madurez en la fe utilizamos el lenguaje de la sabiduría. Pero no de la sabiduría propia de este mundo y de quienes lo gobiernan, que pronto van a desaparecer.
Se trata más bien de la sabiduría secreta de Dios, del secreto designio que Dios, desde antes de crear el mundo, el cual ha dispuesto para nuestra gloria.
Eso no lo han entendido los gobernantes de este mundo, pues si lo hubieran entendido no habrían crucificado al Señor de la gloria.
Pero, como se dice en la Escritura: “Dios ha preparado para los que le aman cosas que nadie ha visto ni oído y ni siquiera pensado.”
Estas son las cosas que Dios nos ha manifestado por medio del Espíritu, pues el Espíritu lo examina todo, hasta las cosas más profundas de Dios.”



3ª Lectura: Mateo 5. 17-37

Es la síntesis de los buenos deseos, de las alabanzas a quien sigue el plan de vida que propone el Evangelio. El Señor trazó a sus seguidores un programa ambicioso de santidad y salvación. Hoy sigue valiendo y ofreciendo nuevos caminos de salvación con la lectura de las exigencias de Jesús.

“No penséis que yo he venido a poner fin a la ley de Moisés y a las enseñanzas de los profetas. No he venido a ponerles fin, sino a darles su verdadero sentido. Porque os aseguro que mientras existan el cielo y la tierra no se le quitará a la ley ni un punto ni una coma, hasta que suceda lo que tenga que suceder. Por eso, el que quebrante uno de los mandamientos de la ley, aunque sea el más pequeño, y no enseñe a la gente a obedecerlos, será considerado el más pequeño en el reino de los cielos. Pero el que los obedezca y enseñe a otros a hacer lo mismo, será considerado grande en el reino de los cielos.
Porque os digo que si no superáis a los maestros de la ley y a los fariseos en hacer lo que es justo delante de Dios, no entraréis en el reino de los cielos.
“Habéis oído que a vuestros antepasados se les dijo: ‘No mates, pues el que mata será condenado.’ Pero yo os digo que todo el que se enoje con su hermano será condenado; el que insulte a su hermano será juzgado por la Junta Suprema, y el que injurie gravemente a su hermano se hará merecedor del fuego del infierno.
“Así que, si al llevar tu ofrenda al altar te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda allí mismo delante del altar y ve primero a ponerte en paz con tu hermano. Entonces podrás volver al altar y presentar tu ofrenda.
“Si alguien quiere llevarte a juicio, procura ponerte de acuerdo con él mientras aún estés a tiempo, para que no te entregue al juez; porque si no, el juez te entregará a los guardias y te meterán en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que pagues el último céntimo.
“Habéis oído que antes se dijo: ‘No cometas adulterio.’ Pero yo os digo que cualquiera que mira con codicia a una mujer ya cometió adulterio con ella en su corazón.
“Por tanto, si tu ojo derecho te hace caer en pecado, sácalo y échalo lejos de ti; mejor es que pierdas una sola parte del cuerpo y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. Y si tu mano derecha te hace caer en pecado, córtala y échala lejos de ti; mejor es que pierdas una sola parte del cuerpo y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno
“También se dijo: ‘Cualquiera que se separe de su esposa deberá darle un certificado de separación. Pero yo os digo que todo aquel que se separa de su esposa, a no ser en caso de inmoralidad sexual, la pone en peligro de cometer adulterio. Y el que se casa con una mujer separada también comete adulterio
“También habéis oído que se dijo a los antepasados: ‘No dejes de cumplir lo que hayas ofrecido bajo juramento al Señor.’ Pero yo os digo que no juréis por nada ni por nadie. No juréis por el cielo, porque es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es el estrado de sus pie ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. Ni siquiera juréis por vuestra propia cabeza, porque no podéis hacer que os salga blanco o negro ni un solo cabello. Si decís ‘Sí’, que sea sí; y si decís ‘No’, que sea no. Lo que se aparta de esto, es malo.

-----

Comentario

Es bueno dejar que la imaginación se desarrolle y fantasee sobre la tierra que recorrió Jesús Las lecturas de este domingo nos ponen ante los ojos la figura de un Cristo recorriendo y anunciando la llegada del Reino de Dios en aquellos parajes en los que las gentes trabajaban, eran sometidos por los romanos y por los tributos de Herodes rey y se dejaban impresionar por muchos rabinos ambulantes que venía a hablarles del Dios de la Salvación.

El Evangelio de este domingo nos habla de Jesús, de la gente que le escuchaba y de todas aquellas regiones. Dice que Jesús lanzó un programa de vida haciendo una comparación con la ley de Moisés.

El texto de las Exigencias es continuidad del de las Bienaventuranzas aparece en Lucas de forma abreviada. (6. 24-26). Son las mismas ideas, pero contrapuestas a las malaventuranzas o lamentos que reflejan las situaciones contrarias.

+ + + + +

Se recoge en el Evangelista historiador los miedos y las amenazas. Pero se dice por parte de Jesús que hay que cumplir con las exigencias del Evangelio, de perdonar, de amar a los enemigos :

Es uno de los textos más significativos de los Sinópticos, recogido por San Mateo (5. 17-37) Sintetiza el programa cristiano con el que presenta Mateo el mensaje de Jesús, dentro del texto desarrollado del llama­do "Sermón de la montaña".

Evidentemente este sermón es una composición del evangelista, en el que trata de sistematizar la catequesis de Jesús, en lo que tiene de más original y distante del Antiguo Testamento. Por eso inicia con esas ocho "alabanzas" el largo resumen doctrinal y moral que va a recoger en el citado sermón.

Tal vez sea ésta la razón por la que ha tenido tanta importancia en la ascética, en la pastoral y en la catequesis cristiana, que siempre identificaron estas "exigencias" con la esenciadle cristianismo. La "vida evangélica", ofrece el más claro y concreto programa de todo el Evangelio.


Ascética y teológicamente el programa que presentan estas exigencias es cautivador. Jesús no quiere destruir el Antiguo Testamento. Pero sabe que lo él reclama es mucho más exigente y que se expresa en línea del amor al prójimo. Es texto que ha merecido miles de comentarios a lo largo de la Historia. Se puede decir que pocos textos han sido tan atendidos por los Padres antiguos y por los escritores cristianos posteriores. Y pocos han coincidido en tanta uniformidad de interpretación como éste, pues su claridad y su contundencia son tan esplendorosas que apenas si quedan resquicios para disen­siones o tergiversaciones hermenéu­ticas o éticas.

Es interesante observar que los dos evangelistas aluden a una predicación abierta a todos los oyentes, no sólo a los discípulos, que le comenzaban a seguir y aceptar como Mesías. Y, sin embargo, el trasfondo es de alto compromiso para el discipulado adicto al Señor."Viendo tan grande multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a Él sus discípulos... Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo: Bienaventurados... y luego añadiendo , “Habéís oído que se os dijo… pero yo os digo más”


+ + + + +

En la cumbre de un montículo inmediato a Tabga, en la proximidad de Cafarnaum, se sitúa ese mensaje de Jesús según la Tradición. En la ladera de suaves y verdes planos inclinados tuvo lugar aquella enseñanza. En la cumbre se eleva hoy un templo. Pero en un repecho inmediato se conservan restos de un pequeño templo y monasterio del siglo IV, excavado en 1934 por el franciscano Padre B. Bagatti.

Desde 1938 los peregrinos acuden a la hermosa iglesia octogonal, edificada en la cumbre por la Asociación italiana de Misiones y por el arquitecto A. Barluzzi. Se halla coronada por una cúpula esbelta y, en cada lado del octógono, una vidriera recoge el texto de cada Bienaventuranza. Pero es curiosos que luego nada dicen de las exigencias.

Pero la idea del Antiguo Testamento reclama por lo general una nostalgia del bienestar, más que una mística de la renuncia y del desprendimiento de lo terreno. Esta dimensión nueva está reservada para la enseñanza de Jesús.

La doctrina de Jesús es mucho más exigente que la de Moisés. Es doctrina no prohibitiva en su base sino más bien propositiva. Jesús no se encarga tanto de decir “por aquí no se va, sino que dice debéis hacer más… Aunque nos parezca lo contrario, compromete más, me implica en mayor medida.

A Jesús no le sirven los cristianos cumplidores profesionales de preceptos y mandatos y ya está. Jesús no llama a no cumplir la Ley, a no cumplir los mandamientos. Jesús llama a ir más allá de ellos porque su mero cumplimiento no nos hace felices ni dichosos a sus ojos

----------------------

3. Modelo de Catequesis


Experiencia

Se puede hacer un viaje de comienzo. Vamos a acompañar a Jesús unos días. De Nazareth pasó a vivir a Cafarnaum. Y se puso a predicar por las aldeas y los pueblos. Hacemos un mapa de Palestina y localizamos la principales zonas, ríos, lago, ciudades, aldeas, con nombres propios (por Internet, si es posible, se pueden buscar mapas palestinos del tiempo de Jesús)

Es interesante buscar los nombres y lugares en el texto evangélico y tratar de familiarizarse con la lectura directa de los hechos de Jesús, para enmarcar el sentido y la interpretación de las Bienaventuranzas.
Se puede buscar también un hecho de todo lo que se dice que Jesús dijo a los cristianos que había que hacer más.


Acción

A medida que se hace el mapa y se enriquecen los lugares, se puede hacer ara cada uno una exigencias: perdonas, ayudar, respetar, defender, colaborar, etc… Se pueden escribir palabras que se van ocurriendo: salud… bienes… amigos… casa… familia…
Se hace un vocabulario de las palabras que indican exigencias: sacrificios, penitencia, renuncia, entrega, esfuerzo, etc.
Se comparan luego con hechos que salen en los periódicos: robos, asesinatos, … El catequista aprovecha para sacar las consecuencias. Es conveniente hacerlo dialogando, y buscando entre todos…
Se pueden escribir las conclusiones en la pizarra o en una hoja grande las coincidencias

Se trata ahora de explicar en forma práctica y personal lo que significa cada exigencia. Se pueden hacer varios grupos de tres o cuatro en cada uno... buscando que todos tengan un cometido personal y concreto… a) Se lee detenidamente y se interpreta en el contexto. Qué quiso decir Jesús. b) Se explica claramente y se piensa que entienden diversos personajes de hoy. Incrédulo, cumplidores, sacerdotes, comerciantes, chicos jóvenes, mendigos… etc.. Se simula una entrevista: Qué dicen los hombres de hoy. c) Se sugiere que cada grupo perfile una plan de vida de un cristiano honesto sobre como se puede vivir cada Bienaventuranza Qué decimos y podemos decir los hombres de hoy…


Participación

La puesta en común puede terminar con una síntesis de vida… o un plan de acción cristiana para los que forman el grupo o la clase… Conviene que sea muy simple: una o dos cosas sólo. Y que resulte muy adaptado a los niveles con los que se trabaja. Nuestra respuesta a las Exigencias de Jesús. Es bueno escribirlo, de forma breve, sintética, clara… Y es bueno leerlo como repaso en la clase o en el encuentro siguiente.
Se puede hacer un estudio sobre los que Jesús diría hoy: abusos, explotaciones, guerras, engaños… Relacionarlo con el texto del Evangelio y tratar de aclarar lo que ese texto significa. Se puede perfilar un mural sencillo como síntesis de la catequesis


Interiorización


Cada uno, o cada grupo, escribe un plan de vida e ilustra con un gráfico, dibujo o recorte…
Y escribe una o dos frases. Conviene dar más importancia y extensión al aspecto positivo que a lo del antiguo testamento.

-------------------

4 Ejercicios para la catequesis


Pequeños.

Pintar un emblema o gráfico simbólico sobre cada exigencia. Ejemplo un abrazo entre enemigos, un ladrón que devuelve lo robado, un terrorista que entrega las armas…
Escribir unas frases inventadas, imitando los textos evangélicos, luego que se han explicado y entendido en parte. Ejemplo “Nosotros los cristianos decimos más que los textos de los judíos.


Niños medianos

Explicar una exigencia a otros niños y después poner un examen en forma de cinco preguntas que se puede hacer para ver si han entendido. Mejor, hacerlo por grupos, o en forma de concurso… de modo que queden todos comprometidos en las respuestas. Claro, primero tienen que escuchar una breve explicación sobre lo que son las exigencias… Puede hacerlo el catequista.

Hacer una encuesta sobre las expresiones básicas relacionadas con las exigencias de Jesús: perdón sacrificio, conversión, renuncia, esfuerzo, etc.


Para niños mayores

Preparar un índice de un libro sobre EL PROGRAMADE VIDA DE JESUS en el siglo XXI. Y cada alumno, o cada pareja de ellos, prepara un esquema de los que se pondría en cada capítulo… Se reparten los capítulos después de haber consensuado su contenidos y quienes son los campos o temas más significativos que merecen la alabanza en los tiempos actuales
Recortar en un periódico cualquiera una colección de dos o tres títulos, fotos, avisos, anuncios, que tengan que ver con cada una de las palabras de Jesús en el texto evangélico leído
Terminar el ejercicios con una selección de las dos o tres más importantes y mejor expuestas de todas las recogidas por la clase o el grupo entero.


Preadolescentes.

Explorar en una debato de aula o de grupo las diversas sensibilidades que hay sobre cada exigencia: la de la pobreza, la del sufrimiento, la del perdón… Aplicar esa sensibilidad a los hechos de nuestro entornos: venganzas, odios, abusos, miedos, violencias…
Simular una entrevista periodística con Jesús preguntando que aclare el significado de lo que quiso decir con esas fórmulas


--------------------

5. Elementos para la reflexión


.Vocabulario interesante.

Perdón, compasión, convivencia, rencor, venganza, abuso, violencia,

alegría, buena o mala intención Mensaje del Amor.

Prójimo. Felicidad. Amenazas. Sufrientes. Persecución.


Unos libros de reflexión


La alegría del perdón José María Martín. Madrid. Federación Agustiania. 2005

Las bienaventuranzas en versión popular ( 2005 ) Autor: Hidalgo López, Octavio Editorial El Perpetuo Socorro

Qué son las bienaventuranzas ( 1998 ) Autor: Berciano García, Javier Editorial. Pía Sociedad de las Hijas de San Pablo

Amor y perdón San Juan María Vianey Madrid. Rialp. 2010-10-22


WebJCP | Abril 2007