LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: IV Domingo del T.O. (Mt 5,1-12a) - Ciclo A: Seamos bienaventurados
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

jueves, 27 de enero de 2011

IV Domingo del T.O. (Mt 5,1-12a) - Ciclo A: Seamos bienaventurados


Reflexión para niños
Por Acción Católica General

En las Bienaventuranzas, Jesús nos resume de una manera muy bella, tres requisitos para ser feliz y alcanzar la Salvación: «ser “pobres”, “tener hambre” y ser “misericordiosos”». Puede ser que lo que dice Jesús no tenga sentido... pues no se parece a lo que para nosotros significa ser feliz: “ser ricos”, “estar satisfechos”, y “reir”. Pero las palabras de Jesús... significan otra cosa.

“Ser pobres”. Jesús nos dice que no debemos poner nuestra esperanza y felicidad en las cosas materiales (juguetes, ropa, dinero, viajes...), sino en Dios. Las cosas materiales siempre nos parecen “poco”... y acaban por no hacernos verdaderamente felices y nos distraen de acercarnos a Dios.

“Tener hambre... de justicia”. Jesús nos dice que las personas que buscan actuar siempre como Él nos enseña... siempre tendrán paz en su corazón.

Y “ser misericordiosos”. Jesus tiene, como Dios-Padre, un corazón tan grande, que sufre con los que sufren y llora con los que lloran, de forma que entiende mejor a los que lo pasan mal, porque se pone en su lugar, por amor.

Este trozo del Evangelio es muy importante. En él Jesús... nos da el “plano” para poder llegar a ser bienaventurados, felices y dichosos... para ser queridos por Dios. Seguir las Bienaventuranzas a veces parecerá no ser fácil... Pidamos ayuda a Dios y a nuestros hermanos para poder seguirlas.
● ¿Qué es para ti ser feliz? ¿Qué es lo que a ti te hace feliz? ¿Se parece tu idea de ser feliz... a la de las Bienaventuranzas?

● De todas las Bienaventuranzas... ¿cuál te llama más la atención? ¿Por qué?

● Elige una de las Bienaventuranzas... una que te parezca difícil de ponerla en práctica... ¿Qué puedes hacer para, poco a poco, ponerla en marcha... para ser “bienaventurado”?


BIENAVENTURANZAS

Jesús Amigo, deseo vivir las Bienaventuranzas
cada día y hacer realidad en mí:

La humildad y sencillez, para adelantar el Reino;
La firmeza y paciencia, para transformar la tierra;

La constancia y fortaleza, para encontrar consuelo en Ti;
La solidaridad, para compartirlo todo lo que soy
y lo que tengo con los demás;

La comprensión y tolerancia,
para participar de tu misericordia;

La concordia y reconciliación,
para ser en verdad "hijo de Dios".

Ayúdame Jesús,
a vivir las bienaventuranzas
en el día a día.
Sé que con tu ayuda, lo conseguiré
Jesús, gracias.


WebJCP | Abril 2007