LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: ¿Dónde te han puesto, Señor?
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

martes, 2 de abril de 2013

¿Dónde te han puesto, Señor?

Que intento llevarte al mundo, y no puedo.
Que quiero buscarte en la tierra de los vivos
y, algunos, me dicen que hace tiempo que estás muerto.
¿Por qué te resistes, Señor?
¿Por qué no te encuentro allá donde yo quisiera?
¡Respóndeme, Señor!
Que, yo creía, haber dado contigo en el camino fácil
y, mi corazón me dice, que es todo lo contrario.
Que, en la calzada polvorienta, puedo ver tus huellas.
Que, en la muerte, es donde encontraré vida.
Que, en la prueba, es donde me haré discípulo tuyo.

¿Dónde han puesto tu Cuerpo, Señor?
Que, según me dicen,
en las heridas del mundo, es donde sangra tu costado.
Que, según me cuentan,
es en el llanto de los más débiles
donde puedo sentirme acariciado por tu mano.

Que, según pregonan tus amigos,
es en la verdad y en la justicia
donde, Tú, escribes con letra clara y firme.

¿Dónde, Señor, está tu Cuerpo Vivo y Glorificado?
Que temo, y muchas veces, mirar hacia otro lado,
buscándote entre los mil maquillajes,
que cubren y disimulan rostros,
de los que prefieren no aparentar como humanos.
Que temo, y muchas veces,
perderme en otros amaneceres,
que no son precisamente albas de Pascua ni de Vida,
sino fuegos simples y artificiales.

¿Dónde, Señor, está tu presencia de Resucitado?
En los que buscan…
En los que creen….
En los que se asoman, aún teniendo vértigo,
a ese horizonte que Dios promete al final de los tiempos.
Panorama y futuro de Resurrección.
Aurora de fiesta interminable.
El hombre ha sido redimido y, sólo le espera,
el día definitivo de tu vuelta, Jesús.
Hazme, oh Señor, vivir este Año de la Fe,
proclamando que Tú estás vivo y que te siento,
que Tú eres grande, pero que te haces pequeño,
que nos aguardas en el cielo, pero que nos acompañas en la tierra,
que eres Dios y eres hombre y que, la fuerza del Espíritu,
nos da vida, nos transforma y nos dirige hacia Ti.
Amén.

P. Javier Leoz


WebJCP | Abril 2007