LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: YO SERÉ VUESTRO PAN Y VOSOTROS MI CUERPO
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 27 de marzo de 2013

YO SERÉ VUESTRO PAN Y VOSOTROS MI CUERPO

Hoy es día de celebración y promesas,
por eso os he reunido, amigos y amigas,
y quiero que comprendáis lo que hago.
Estaré con vosotros siempre,
en cualquier lugar y a cualquier hora.
Es mi palabra más entrañable y segura.

Seré vuestro horizonte y camino de vida,
la luz que alumbre vuestras noches y días,
el agua que os refresque en vuestras fatigas,
la puerta que os dé entrada y acogida,
la raíz vitalizadora de todas vuestras empresas,
el amigo y guía que siempre os hará compañía.

Pero también seré, y que no os pille de sorpresa,
el fuego que acrisole vuestro ser y pertenencias,
el viento que os empuje siempre fuera,
la verdad que rompa todos vuestros esquemas,
el ladrón que os adelgace a cualquier hora,
y el Señor que os quiere caminando en la tierra.

Y ésta es la fórmula de mi definitiva alianza
con vosotros y la Humanidad entera:
Vosotros seréis mi cuerpo visible que acoge
y mi sangre que lava y da vida;
y yo seré el pan que os alimente
y el vino que os alegre e ilusione siempre.

Yo alimentaré vuestro cuerpo y esperanza,
os daré ternura y fortaleza,
mantendré vuestra llama de amor viva,
fecundaré vuestras entrañas yermas
para que podáis crecer y madurar
y gozar, así, la plenitud y mi gracia.

Vosotros elevaréis, allí donde viváis,
el signo de un Dios que es todo amor,
pan hecho carne, vino que es mi sangre,
palabra corporal, verdadera y buena,
encarnación en esta historia.
¡Misterio de intimidad humana y divina!

Vosotros seréis, en adelante, mi pascua,
mi presencia viva, libre y liberadora,
mis sacramentos en la tierra,
los continuadores de mi obra,
la buena noticia que todos anhelan,
la primicia de lo que os espera.

Seréis mis brazos para estrechar soledades,
mi boca para clamar contra seculares injusticias
que se clavan en la carne de los más débiles,
mis pies para salir tras los que se pierden,
mis ojos para repartir alegría,
mis oídos para escuchar los gritos y silencios.

Seréis mi corazón para latir al unísono
con quienes están heridos y desfallecen,
mis hombros para hacer posible la acogida
a los que llegan cansados y sin fuerzas.
Y, sobre todo, seréis mi amor y ternura
gratuitos y que no se agotan.

Y yo estaré con vosotros todos los días.
A cualquier hora y en cualquier lugar.
Siempre. Es mi palabra y mi promesa.


Florentino ulibarri


WebJCP | Abril 2007