LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Viernes Santo: (La soledad de un ajusticiado)
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

viernes, 6 de abril de 2012

Viernes Santo: (La soledad de un ajusticiado)


Publicado por Corazones en Red

Viernes Santo: drama y soledad. En este día se represento “en vivo y en directo”, el mayor drama de la humanidad, en medio del mayor abandono y soledad.

Drama: la criatura ajusticia en una cruz a su creador. Soledad: tiene nombre de mujer, y sin embargo, son las únicas que no lo abandonaron. Y hasta el Padre (¡Oh misterio!) se suma a la soledad del crucificado:”Padre ¿por qué me has abandonado?”.

Pilatos, en un último intento por salvar a Jesús, pregunta a los sacerdotes y a la chusma:”Pues,¿qué mal ha hecho? Pero no hay respuesta; sólo el grito homicida:”Crucifícalo! Los sacerdotes no tienen razones de peso; sólo el odio, y el miedo a perder sus privilegios. La muchedumbre no tiene personalidad, es manejada y conducida como un rebaño.

Jesús ¿no dijiste que podías pedir al Padre que te mandara un ejército de ángeles para librarte de tus enemigos? ¿Por qué no lo hiciste? ¡Misterio de amor! Aprovecha los últimos momentos, para hacernos los últimos regalos que añadir a los de su vida, su ejemplo, los de la última Cena: “Perdónalos porque no saben lo que hacen”(también a nosotros); “Ahí tenéis a vuestra Madre”(comparte lo que no se puede compartir).

Después podrá decir:”Todo está cumplido”. Ya puede entregar al Padre su Espíritu, su misión está cumplida.

El pueblo cristiano ha sabido, también, en muchas de sus advocaciones, llamar a esa Madre: la Soledad. María se queda sola, junto a la cruz. Es la mujer más sola de la historia, porque le han quitado a su Hijo, le han robado su tesoro. Así comienza el famoso y bello himno medieval (Stabat Mater dolorosa…): “Estaba la Madre dolorosa, junto a la cruz, llorosa”.

Tras constatar que Jesús estaba ya muerto, “depositaron su cuerpo en un sepulcro nuevo, horadado en una roca”. Jesús estrena sepulcro en las entrañas de la tierra. Y nosotros, la humanidad entera, estrenó la redención y el perdón de los pecados. Se reconcilió el cielo con la tierra.

Pero esa piedra horadada tuvo poco tiempo para guardar el mejor tesoro que podía soñar. Tres días malcontados; Un ángel daría la noticia a las mujeres que iban a embalsamar el cuerpo: “No está aquí; ha resucitado”. Se había cumplido la profecía pronunciada por el mismo Jesús: “destruid este templo, y en tres días lo reedificaré”.

Félix González


WebJCP | Abril 2007