LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Nosotros, discípulos
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

domingo, 29 de abril de 2012

Nosotros, discípulos


La Palabra de Dios siempre nos sitúa ante la realidad, nuestra realidad. La liturgia de este domingo nos presentó varias actitudes que no quedan lejos de nosotros. Lo cierto es que lo que les pasaba a los discípulos no es muy distinto a lo que hoy vivimos. Reconocer a Jesús en la vida cotidiana, tal vez no sea sencillo porque vivimos ocupados en miles de cosas que nos impiden apreciar quién es Él. “El partir el pan” no se limita únicamente a una acción, sino que también es cada momento en el que Jesús se hace presente en nuestra vida, fuera como fuere.

Jesús aparece donde estaban los discípulos y aún así, a éstos les cuesta trabajo creer, ¿nos suena tan distinto? ¿qué necesitamos para aceptar que Jesús se hace presente? A nosotros también nos cuesta, por supuesto que no es fácil, pero por otra parte, si creemos que Dios “permite” que sucedan cosas que no nos gustan… ¿por qué no somos capaces de atribuirle todo lo bueno que poseemos, y que vivimos? A veces tendemos a eso a clasificar según nuestras conveniencias o simplemente para nuestra tranquilidad.

Por último, los discípulos tuvieron miedo. Tener miedo no es negativo, no es contrario a la fe, es muy humano y sin duda es lo que hace crecer, siempre y cuando seamos capaces de afrontar, enfrentarlo. Sólo así se puede superar, siendo testigos con valor y compromiso.

“En aquel tiempo, contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan. Estaban hablando de estas cosas, cuando se presenta Jesús en medio de ellos y les dice: "Paz a vosotros." Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo: "¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo."

Texto: Hna. Conchi García.
Publicado por Mi Vocaciòn


WebJCP | Abril 2007