LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Evangelio Seglar para el Domingo 3º de Pascua (22 - Abril - 2012)
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 21 de abril de 2012

Evangelio Seglar para el Domingo 3º de Pascua (22 - Abril - 2012)


Publicado por Ciudad Redonda

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Es la continuación del relato de los caminantes de Emaús ("lo que les había acontecido en el camino") a su vuelta a Jerusalén, donde estaban reunidos los demás discípulos con Simón.
La presencia de "Jesús en medio de sus discípulo" transmite la paz, presente desde el comienzo del Evangelio: paz en la tierra a los hombres de buena voluntad (2,14)
La reacción de sus discípulos de creerse ante el espíritu de un muerto (un "fantasma" traducen a veces) representa la creencia griega de la supervivencia del alma tras la muerte del cuerpo. Lucas combate esa filosofía y afirma la resurrección de la persona de Jesús: "soy yo en persona"; e insiste particularmente en que no es un "espíritu": "palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos"; hasta le hace comer.
El pescado asado que come (en Jerusalén, donde no hay mar alguno cercano) recuerda la multiplicación de los panes y los peces, es decir, la Eucaristía. Los de Emáus contaron "como reconocieron a Jesús en el partir el pan", y ahora le reconocer al comer el pescado.
A partir del verso 44 sigue un discurso de Jesús donde recuerda que los sucedido estaba anunciado por el Antiguo Testamento ("lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos") dándose así la clave cristiana de lectura de tales libros inspirados:"les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras".
Por último los nombra "testigos" ("mártires" en griego), o sea, los que "en su nombre predicarán la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos"

COMENTARIOS DE SEGLARES

DESDE EL COMPROMISO CRISTIANO EN LA VIDA PÚBLICA
(Hombre, casado, concejal, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús aparece en medio de nosotros de nuevo, haciéndonos más fuertes con su presencia continua y quitando toda duda y miedo a la incertidumbre. Ese miedo que paraliza la acción, en medio de una crisis de valores global, donde los líderes no convencen ya con sus palabras y sus actos, pues se promete mucho y se hace poco,nos hace volver la cabeza al Resucitado como centro de verdad y de vida en quien confiar. Es el amigo que nunca falla, el que ha cumplido su palabra. Ahora me toca a mí.La figura de Jesús en el día a día a través del prójimo, nos invita a estar atentos y a cubrir necesidades físicas, económicas y o morales con un ejemplo veraz de caridad en el ámbito en el que se encuentre cada uno. Más responsabilidad pública, más compromiso. Con coherencia.

DESDE LOS ABUELOS
(Matrimonio, cinco nietos, pertenecen a grupo cristiano)

¡Paz a vosotros! Y te reconocieron al partir el PAN.
Hoy Señor todavía, a veces, te vemos como a un fantasma y queremos meter los dedos en tus llagas para creer, pero se nos olvida que sólo “partiéndonos” a los demás, es cuando te vamos a reconocer.
Abramos los ojos para verte en los niños, ancianos y toda persona que sufre, para después ir diciendo que TÚ estás vivo y somos testigos de esto; nos amas tanto que diste tu vida por nosotros.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Señor Jesús Resucitado,
porque Tú siempre sales a nuestro encuentro
para fortalecer nuestra fe y llenarnos de esperanza.
Gracias porque tu Presencia entre nosotros
nos llena nuestro corazón de gozo y alegría.
Te damos Gracias porque confías en nosotros
y nos envías por todos los pueblos y lugares
para ser testigos de tu Vida y de tu Resurrección.
Señor Jesús Resucitado, ten Misericordia de nosotros
y perdónanos todas nuestras dudas y temores.
Ayúdanos Tú, Señor, a vencer nuestro miedo
y danos el entendimiento necesario para conocer
y para interpretar correctamente tu Palabra de Vida.
Señor Jesús Resucitado y Dios nuestro,
ábrenos Tú nuestros ojos para lograr verte a Ti
en medio de nosotros, a nuestro lado, entregándonos Paz,
y en el interior de cada persona y hermano nuestro.
Te damos Gracias por el don de nuestras comunidades
y por la riqueza de nuestra Comunidad Parroquial,
porque en ellas podemos Encontrarnos contigo, Señor,
a través de tu Palabra de Vida y de tu Eucaristía.
Jesús Resucitado y Dios nuestro, ayúdanos Tú cada día
a seguir tus huellas, experimentando tu Presencia
y comunicándola por todas partes a todo el mundo. Amén.

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Las dudas son totalmente normales, extrapolemos las dudas de los apóstoles a nosotros. Os pongo un ejemplo: Esta mañana, me surgió un contratiempo en el trabajo. Olvidé algo en casa sin lo cual no podía realizar mi labor. Eso suponía volver sobre mis pasos, perder más de una hora, gastar combustible, hacer esperar a otros, acabar más tarde… Y para colmo, desde casa nadie me podía ayudar a "partir el camino" y que no tuviera que perder tanto tiempo.
Lo primero que me dije, esto es uno de esos dolores (“Jesús Abandonado”) que tengo que saber redimir y descubrir detrás de él a "Jesús Resucitado". Pero no lograba salir de mi enfado, seguía sintiéndome mal, puse en el coche música de un grupo religioso, repetía una y otra vez la canción "Mi Pastor, Señor eres Tú, nada me podrá faltar..." para ver si lograba aceptarlo. Pero nada… Encima, me tocaba trabajarle a un cliente al cual no le tenía demasiada simpatía. Por amor al Señor, intenté no trasladar mi enfado durante las 7 horas que me tocó estar con este cliente. Es más, bromeé en diversas ocasiones para crear un ambiente más cercano, me mantuve, no sin costarme, de una manera agradable. Tardé varias horas en sentir algo de paz. Al final todo ha ido bien, mucho mejor que otras veces con este cliente. Nos hemos despedido con afecto y, en mi interior, experimenté la paz y la alegría del Resucitado.
Pero a mí me preocupaba ¿por qué había tardado tanto en reaccionar?, ¿por qué soy tan lento en ponerme en las manos de Dios…? En definitiva, ¿Por qué dudo de la Paz y la Alegría que transmite Jesús Resucitado..? Pidamos al Señor, cada día, que nos ayude a descubrirle detrás de cada dolor, pequeño o grande, QUE NO DUDEMOS, por que detrás de esa “máscara”, tengamos la certeza, está el RESUCITADO.


WebJCP | Abril 2007