LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: CATEQUESIS: V Domingo del T.O - Ciclo B (Mc 1,29-39): Curaciones en Cafarnaum
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

jueves, 2 de febrero de 2012

CATEQUESIS: V Domingo del T.O - Ciclo B (Mc 1,29-39): Curaciones en Cafarnaum


Publicado por Catequistas.org

1. Lecturas de la palabra de Dios

La predicación de Jesús comenzó con diversos signos, sobre todo en la zona de Galilea, donde Jesús había pasado la infancia y la juventud. Poco a poco fue sembrando en los conocidos y en los desconocidos la impresión de que nueva e´poca habia venido.


Primera lectura. Job 7. 1-4 y 6-7

Los hombres esperaron durante siglos la salvación. El pueblo de Israel tuvo por misión en la historia hacer visible esa esperanza en el que había de venir. No siempre, ni todos, tuvieron clara la idea de lo que se esperaba. Sufría, rezaba, sobre todo esperaba. Job diría: "Mis días se consumen sin esperanza"
Habló Job diciendo: "El hombre está en la tierra cumpliendo un servicio, sus días son los de un jornalero. Como el esclavo, suspira por la sombra, como el jornalero, aguarda el salario.
Mi herencia son meses baldíos, me asignan noches de fatiga; al acostarme pienso: ¿Cuándo me levantaré? Se alarga la noche y me harto de dar vueltas hasta el alba.
Mis días corren más que la lanzadera, y se consumen sin esperanza. Recuerda que mi vida es un soplo, y que mis ojos no verán más la dicha.



Segunda lectura. 1 Corintio 9 16-19 y 22-23.

San Pablo, ya en el Nuevo Testamento tiene claro, que la vida del hombre sobre la tierra no es simplemente estar esperando. Proclama que se debe hacer algo, y algo por los demás,. Por eso decía y repetía: “Ay de mí si no anuncio el Evangelio!"
Hermanos: El hecho de predicar no es para mí motivo de orgullo. No tengo más remedio y, ¡ay de mí si no anuncio el Evangelio! Si yo lo hiciera por mi propio gusto, eso mismo sería mi paga. Pero, si lo hago a pesar mío, es que me han encargado este oficio.
Entonces, ¿cuál es la paga? Precisamente dar a conocer el Evangelio, anunciándolo de balde, sin usar el derecho que me da la predicación del Evangelio.
Porque, siendo libre como soy, me he hecho esclavo de todos para ganar a los más posibles. Me he hecho débil con los débiles, para ganar a los débiles, me he hecho todo a todos, para ganar, sea como sea, a algunos. Y hago todo esto por el Evangelio, para participar yo también de sus bienes.


Tercera lectura. Marcos 1 29-39


Jesús comenzó su misión haciendo signo, como el que en Cafarnaum. Por ejemplo en la casa de Pedro, pues Pedro y su hermano Andrés allí vivían, curó a su suegra como uno más de los signos que apoyaban su misión profética… Por eso todos le buscaban y Jesús aprovechaba su curiosidad terrena para sembrar el mensaje divino

En aquel tiempo, al salir Jesús y sus discípulos de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés.

La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles.

Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar.

Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron en su búsqueda y, al encontrarlo, le dijeron. "Todo el mundo te busca."
Él les respondió: "Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido."
Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.


-----------------

2. Comentario

La idea central de este encuentro dominical es que Jesús se entrega de lleno a su misión, que hace signo y milagros para hacerla apreciar y respetar por la gente, pero que Jesús es conscientes que tienen que obrar con amplitud de ideas, de lugares y de servicios pastorales.

Es impresionante la actitud y la habilidad de Jesús, Como si fuera un médico que va buscando a sus pacientes, los enfermos y los necesitados se le acercan y rodean para obtener solución a sus males y sufrimientos. No tiene un rato libre y sabe estar con la gente, pero también sabe esconderse algunos momentos en lugar solitario para ofrecer sus plegarias al Padre que le envía a una misión tan delicada como la suya

En el escenario geográfico en que se desarrollan muchas de sus acciones, Cafarnaum, ciudad en el término en la ruta de las caravanas comerciales, una población multirracial y de diversas religiones se amontona: hay judíos puros en busca de negocio y galileos pobres en busca de trabajo, hay romanos en alerta y extranjeros que llegan desde Oriente. Es el lugar más significativo de la “Galilea de la naciones” de la que habla Isaías y recuerda San Mateo al presentar la misión de Jesús.
Precisamente en ese avispero es donde Jesús pone su escenario de partida, como dice también San Mateo, acaso huyendo de la aldea de Nazareth, más rustica, desconfiada y cerrada. No va a otros sitios “más religiosos”, y no cae en la tentación de centrarse en Jerusalén.
En esos ambientes ribereños del lago de Genezareth, que Herodes y los romanos rebautizaron con el nombre de Tiberiades en honor del Emperador Tiberio, la común inquietud de los habitantes es la salud ante las enfermedades, es la comida ante el hambre, es la seguridad ante las explotaciones. Resulta normal que allí realice tantas curaciones y que, cerca de allí, dé comer a una turba con unos pocos panes y peces.

No había llegado todavía a casa de su amigo Pedro cuando ya le piden un milagro. Y por la tarde vinieron a suplicarle que sanara a otros enfermos. Y al salir el sol , ya le estaban buscándole incluso en el desierto. Multitudes de necesitados a quienes se les iluminaban los ojos, y acaso la mente, ante los portentosos hechos de ese nuevo profeta galileo. ¡Qué grande es el Corazón de Cristo!
Es tal el agobio, que Jesús tiene que decir a sus nuevos discípulos que su misión va más allá y que debe caminar por otros lugares para anunciar el mensaje que da razón de ser a su venida al mundo. ¡Qué paciente, pues las veinticuatro horas del día estaba al servicio de la gente, sin pedir nada a cambio! Le apasionaba su misión, pues sabía que tenía que aprovechar los pocos años de vida pública en que iba a realizar la obra que tenía confiada.

+ + + + + +

Esto nos enseña a tomarnos en serio nuestra vida. El tiempo que Dios nos ha concedido no puede tirarse a la basura con entretenimientos estériles. Hay mucho que hacer, y algún día nos pedirán cuentas de lo que hayamos hecho. Seguro que tienes varias tareas pendientes que están esperando su momento. ¿Y cuando llegará? Quién sabe.

Es cuestión de organizarse bien, de tener el día programado para rendir al máximo, aun sacrificando el tiempo dedicado a la televisión. Debemos ser exigentes con el uso de las horas. No pueden desperdiciarse, porque nunca más volverán.

Ocupado en miles de cosas, agobiado por miles de preocupaciones, el hombre de hoy acaba por estar desinteresado de casi todo. Cuanto más hace el hombre, menos se para a pensar en el sentido de la vida. Pero cuando encontramos a alguien que, además de vivir, se da cuenta de que vive, estamos ante una persona.
Jesús acompaña sus palabras con ``milagros, prodigios y signos'' que manifiestan que el Reino está presente en Él. Ellos atestiguan que Jesús es el Mesías. Pero también se dedica a orar, es decir a ponerse en contacto como hombre con su Eterno Padre con el que sigue unido en su misteriosa dignidad.
Porque es curioso y misterioso. Jesús es Dios y tiene especial preferencia por oración. Esta íntimamente unido al Padre, pues su persona, su ser intimo, es divino, es el Verbo de Dios, y sin embargo continuamente está dedicado a la oración. "Es el Hijo de Dios hecho hombre”. Pero como hombre ora. Aprendió a orar conforme a su corazón de hombre junto a su Madre santa desde que era niño, pues ella “conservaba todas las ``maravillas'' del Omnipotente en las que ella había participado y las meditaba en su corazón. Había orado muchas veces, muchos sábados, en la Sinagoga de su “patria”, de Nazaret y había ejercido como buen israelita en sus visitas al Templo de la Ciudad Santa desde que había cumplido los doce años.


+ + + +
Los hechos milagrosos de Jesús se hallan especialmente vinculados con esa vida de oración que lleva.
Y del mismo modo se hallan especialmente relacionados con su deseo de vencer el poder del mal representado en el demonio que aparente domina en muchos hombres de la región. Es interesante observar que, en el texto del Evangelio, se habla una docena de veces del demonio y de sus “fechorías” y que la mitad de ellas hace referencia a esa región de Galilea. ¿Tantos demonios había por allí?
Jesús caminaba por las aldeas y poblados proclamando el Reino de Dios y “expulsando a los demonios”. Es como si en esa primera etapa de la predicación del divino Maestro su labor fuera enfrentarse con el mal, representado en el demonio que se hallaba muy presente en la vida de los habitantes de aquellas regiones. Y es allí donde realiza la mayor parte de sus milagros, al menos de los relacionados con la salud.
Pero es también interesante que el demonio allí se presenta como portador del mal y por eso la misión que presenta Mateo y Marcos es testimoniar la frontal oposición al representante del mal, al demonio. Es la primera misión del profeta de Nazareth y la mejor explicación para entender por qué fue a Cafarnuam, donde podía pasar menos enfrentado a la gente de lo que hubiera estado en Nazareth cuando una vez intentaron despeñarlo por haber proclamado un mensaje sorpresivo en la sinagoga

------------------

3. Modelo de Catequesis

1. Experiencia

Hacer una lista de obras maravillosas hechas por Dios que vemos en nuestro entorno: naturaleza hermosa con flores y seres vivos, noches estrelladas con lo que sabemos existe e cada astro celeste, hombres buenos que sirven a los demás, fecundidad humana que logra que la tierra este llena de niños, a veces milagros sanitarios (Lourdes, Fátima) que rompen todas las leyes de la naturaleza…

Hacer también alguna lista de milagros humanos: gentes buenas que sirven a los demás, misioneros, mártires, personas generosas que se entrega a una vocación de santidad en el sacerdocio o en diversos géneros de consagración

1. Reflexión

Hacer una síntesis de lo que significa que Dios sigue estando en el mundo y actuando a través de los hombres.
Recodar que Jesús prometió quedarse con los suyos hasta el final del mundo y que sigue haciendo milagros entre los hombres.

2. Acción

Dibujar un plano de Cafarnaum, una casa de Cafarnaum, una silueta de la sinagoga de Cafarnaum, intentando diseñar el ambiente que se desprende del texto leído en el Evangelio de esta jornada dominical
Hacer una entrevista periodística a un personaje que entre o salga de Cafarnaum: un peregrino, un campesino, una madre de familia, un artesano, un soldado romano, un recaudador de impuestos, un siervo o un esclavo, un vendedor ambulantes..
Preguntarle que ha oído decir de ese “profeta” que vive en la casa de Pedro, el pescador y hace tanto gestos o signos misteriosos y sanativos y tiene revuelta a la población

4. Participación

Hacer un resumen de todas las intervenciones en forma de de informe solicitado desde Jerusalén al encargado del a Sinagoga. Resumen todo lo dicho al leer las diversas entrevistas hechas a personajes

5. Interiorización

Pedir en una plegaria que nos haga a nosotros acercarnos al milagrero Jesús, para que nos cure de una enfermedad… Cada uno puede decir la suya… envidia… pereza.. rencor…desánimo… egoísmo…

--------------------


4. Ejercicios para la catequesis

- De Pequeños

Dibujar el lago de Genezareth y situar Cafarnaum. Hacer un plano de la ciudad y colocar la sinagoga, la casa de pedro, alguna plaza, algún camino… Hacer una visita fantástica por la ciudad y decir cosas que se ven… Leer primero el texto del Evangelio y ver los milagros a que se aluden…
Después de cada cosa que se dice… mandar un mensaje a Jesús como si se hiciera desde un teléfono móvil… cura al enfermo X, visita a la casa Z, donde hay un enfermo…

Para medianos

Hacer un mapa de Palestina con las principales aldeas o nombres que aparecen en el Evangelio. Se empieza por las que están en torno al Lago de Genezareth y se simula un viaje para ir a Jerusalén desde Cafarnaum. Cada uno elige un nombre de lugar, de monte, de río, de llanura, de camino y busca datos sobre él. Luego se simula un caminar, en el que cada uno recita datos del lugar por donde transcribe el viaje: qué se ve, con quién se habla, cómo se pasa… Este viaje puede llevar varias sesiones.
Lo importante es que el profesor o el catequista aproveche para ir presentando las enseñanzas de Jesús y las consignas de vida cristiana que puede surgir en la exposición.

Para mayores

Buscar y explicar las diferencias entre Nazareth y Cafarnaum… Luego las diferencias entre Cafarnaum y Jerusalén… Hacer diferencias en el paisaje, en las costumbres, en las sinagogas, en las gentes, en los grupos religiosos o sociales que había en tiempos de Jesús


----------------------

Complementos para la reflexión

Términos de consulta Diccionario.

Vocabulario conveniente

Galilea. Cafarnaum. Corozaim. Judea, Samarfia
Betsaida. Tiberias, Genezareth. Tiberiades.
Predicación. Curación. Demonio. Posesión.


Libros

Gestos de Jesús : para conocer mejor su humanidad. Hilario Mendo Frutos. Madrid. Ed. Palabra. 2008
Seguir a Jesús : los Evangelio. Carlos Mesters. Navarra. Edit. Verbo Divino. 2000
Jesús, alegría de los hombres. Homilías del ciclo B. J. Ignacio Gafo. Bilbao Mensajero. 2005
Los milagros de Jesús. Varios. Madrid. CCS. 2005
Jesús es el Señor. José Ruiz García. Madrid. Comercial Editorial de publicaciones. 2007


WebJCP | Abril 2007