LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Palabra para la Misión: Navidad misionera: buena noticia para todos los pueblos
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 24 de diciembre de 2011

Palabra para la Misión: Navidad misionera: buena noticia para todos los pueblos


Publicado por EUNTES
Navidad: 25.12.2011

Isaías 9,1-3.5-6; 52,7-10 / Salmos 95, 96, 97 /Tito 2,11-14; 3.4-7 -- Hebreos 1,1-6
Lucas 2,1-14; 2,15-20 -- Juan 1,1-18

Reflexiones – Apuntes

La Navidad, un tema familiar a todos, puede contemplarse desde diferentes ángulos y experiencias, siempre con la certeza de que el misterio no se agota, más bien, ofrece a cada uno -en toda época de la vida y de la historia- riquezas insospechadas, tesoros aún por descubrir. En esta oportunidad prefiero presentar algunas reflexiones sueltas, que nos pueden ayudar para una contemplación misionera del misterio y abrirnos pistas para compartir con otros -cercanos o lejanos- el gozo por el nacimiento del Hijo de Dios en carne humana. Con esta apertura de horizontes, nuestra lectura misionera de la Navidad será más cercana al hecho histórico de Belén.

Dios en carne humana: para todos

Navidad es ‘encarnación’, significa Dios en carne humana. “Caro salutis est cardo” (la carne es fundamento de la salvación), como decían los primeros Padres de la Iglesia. Estamos ante un hecho histórico: la salvación pasa a través de la carne de Cristo, su nacimiento, pasión, muerte, resurrección, ascensión, Eucaristía... Es la carne de Dios, carne de María. No es apariencia de carne, como querían los primeros herejes, los docetistas, sino carne concreta, componente esencial de la persona humana. La salvación de Dios nos viene, históricamente, a través de la carne de Cristo Redentor; pero, a la vez, pasa necesariamente por nuestra carne: carne redimida y carne por redimir. Es preciso hablar con lenguaje realista y crudo de nuestra carne en todas sus situaciones y etapas: -es la carne fuerte de los años jóvenes y adultos (trabajo, actividades, viajes...); -es la carne hermosa (búsqueda de belleza, modas, lujos, vanidades...); -es la carne frágil, débil, enferma, dolorida, moribunda, muerta...; -es la carne destinada a la resurrección, como decimos en el Credo. Sin distinición de colores: la salvación de Dios es la misma para todos. La liturgia canta en este tiempo: “toda carne (es decir, todo ser humano) verá la salvación de Dios”. Esta es la buena noticia, la gran alegría anunciada por los ángeles en Belén para todo el pueblo y para todos los pueblos (Lc 2,10).


De Belén al Calvario

En tiempos de Hitler, Edith Stein (S. Teresa Benedicta de la Cruz) compuso El misterio de la Navidad, donde escribe: “Los misterios del cristianismo son un todo indivisible. El que profundiza en un misterio, acaba por tocar todos los otros. Así el camino que empieza en Belén procede imparablemente hacia el Calvario, va del pesebre a la cruz”. Ahí están las palabras de Simeón en el templo, la huida a Egipto, el asesinato de los niños inocentes... Edith Stein consumió su holocausto en 1942 en Auschwitz. Los hechos se repiten, hoy como ayer. En Egipto, en Iraq, en Orissa (India), en Indonesia, en Nigeria, en Sudán, en la Rep. Dem. del Congo, en China, en Italia (Turín, Florencia..., diciembre de 2011), en otras partes del mundo, continúa el martirio de cristianos y de otros inocentes. Pero el Niño del pesebre es el Resucitado. Por eso Edith Stein concluye: “Cada uno de nosotros, la humanidad entera llegará, junto con el Hijo del Hombre, a través del sufrimiento y de la muerte, a la misma gloria”. Son palabras de una mártir de nuestros tiempos.

¡Feliz Navidad!

“La Navidad es hermosa, sobre todo porque desde ese momento
sabemos que ya caminamos siempre en la vida y hacia la vida.
Belén está siempre dentro de nosotros:
- Siempre que estrechamos una mano con cariño;
- Siempre que escuchamos a un hermano con comprensión;
- Siempre que esperamos con paciencia el proceso y la evolución de un mal carácter;
- Siempre que trabajamos por los demás con desinterés;
- Siempre que luchamos por una sociedad mejor, sin partidismos;
- Siempre que compartimos, siempre que damos alegría a otros;
- Siempre que levamtamos a algún caído y después le acompañamos en el camino.
Nace Jesús. Nace Dios. ¡Es Navidad! (Alberto Iniesta)


Palabra del Papa

(*) «Los pastores, después de haber escuchado el mensaje del Ángel, se dijeron uno a otro: “Vamos derechos a Belén... Fueron corriendo” (Lc 2,15s.). Se apresuraron, dice literalmente el texto griego. Lo que se les había anunciado era tan importante que debían ir inmediatamente. En efecto, lo que se les había dicho iba mucho más allá de lo acostumbrado. Cambiaba el mundo. Ha nacido el Salvador... El Evangelio nos dice: Dios tiene la máxima prioridad... Dios es importante, lo más importante en absoluto en nuestra vida. Ésta es la prioridad que nos enseñan precisamente los pastores. Aprendamos de ellos a no dejarnos subyugar por todas las urgencias de la vida cotidiana. Queremos aprender de ellos la libertad interior de poner en segundo plano otras ocupaciones – por más importantes que sean – para encaminarnos hacia Dios, para dejar que entre en nuestra vida y en nuestro tiempo. El tiempo dedicado a Dios y, por Él, al prójimo, nunca es tiempo perdido. Es el tiempo en el que vivimos verdaderamente, en el que vivimos nuestro ser personas humanas».

Benedicto XVI
Homilía en la Misa de Medianoche de Navidad de 2009

Siguiendo los pasos de los Misioneros

- 25/12: Nacimiento de Jesucristo en Belén, Hijo de Dios en carne humana, Salvador de toda la familia humana. Este anuncio llena de alegría a todo el pueblo (Lc 2,10).
- 26/12: S. Esteban, protomártir (+ 34 ca.), diácono lleno de fe y de Espíritu Santo; murió perdonando y rezando por sus perseguidores.
- 26/12: BB. Inés Phila y Lucía Khambang, de las Hermanas “Amantes de la Cruz”, martirizadas junto con otras mujeres cristianas de Tailandia (+ 1940).
- 27/12: S. Juan, apóstol y evangelista.
- 27/12: B. Francisco Spoto (1924-1964), sacerdote siciliano de los Misioneros Siervos de los Pobres, fallecido en la R. D. del Congo como consecuencia de las vejaciones sufridas en manos de los rebeldes ‘simbas’.
- 28/12: Fiesta de los Santos Inocentes, testigos de Cristo con el sacrificio de su vida.
- 28/12: S. Gaspar del Bufalo (Roma, 1786-1837), evangelizador de carreteros y campesinos, entregado a las misiones populares; difundió la devoción a la preciosa Sangre de Cristo.
- 29/12: S. Tomás Becket (1118-1170), canciller del rey de Inglaterra; tiempo después, fue obispo de Canterbury y exiliado en Francia durante seis años; regresó a Inglaterra y fue asesinado en su catedral.
- 30/12: Recuerdo de la encíclica social de Juan Pablo Pablo II Sollicitudo Rei Socialis (1987), a los veinte años de la encíclica social de Pablo VI Populorum Progressio (1967).
- 31/12: Día Internacional de la Esperanza.
- 1/1: Fiesta de Santa María, Madre de Dios. - Año Nuevo. - Jornada Mundial de la Paz (desde 1968). Tema para la 45° Jornada de 2012: “Educar a los jóvenes a la justicia y a la paz”.


WebJCP | Abril 2007