LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: LA HOMILÍA MÁS JOVEN: HONORIS CAUSA
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 10 de diciembre de 2011

LA HOMILÍA MÁS JOVEN: HONORIS CAUSA


III Domingo de Adviento (Jn 1,6-8.19-28) - Ciclo B
Por Pedrojosé Ynaraja

1.- Si sois jóvenes, como siempre os supongo, mis queridos lectores, tal vez la crisis actual no la sufráis directamente. Me refiero a la crisis económica del Primer Mundo. Como podría recordar el peligro nuclear, el aumento de tamaño del agujero de ozono, o el cambio climático. Lo primero que quisiera es que no os alarméis. La narración del Diluvio refleja antiguas tradiciones, que se nos han trasmitido también por el relato de Guilgames. Del fenómeno que destruyó grandes helechos y ocasionó la desaparición de los dinosaurios, nos aprovechamos hoy sirviéndonos del carbón, petróleo y los gases que acompañan. No hay mal que por bien no venga, dice el refrán. Al peligro nuclear, no hay que olvidar que le acompañan energías útiles en el terreno industrial y el terapéutico.

2.- No os alarméis, no viváis atolondrados y desesperanzados. No temáis. Estos fenómenos desagradables, que el hombre de bien no ignora y Dios no desconoce, nos deben llevar al arrepentimiento, a la conversión, que es cosa muy diferente al pánico. Si os enteráis de las noticias que nos trasmiten los medios, observareis que unas hablan de primavera de países mediterráneos, otras de quiebra de los caudales de Euros. Lo que no podemos olvidar, que es lo más trágico e injusto, es que para una multitud de países, esto no les es noticia importante. La escasez de medios económicos, el hambre y la opresión, llevan siglos sufriéndolos. Les falta comida, mientras entre nosotros se destruyen alimentos. Os pongo un ejemplo, para que vosotros, mis queridos jóvenes lectores, analicéis otros semejantes y tal vez más vuestros. El pan, muchos lo compran a diario. El que no es del día, a algunos no les gusta y lo tiran. Os confieso que el que ha acompañado mi plato de sardinas este mediodía, hacía más de 15 días que lo tenía en casa. Como la mermelada que me fabriqué hace meses o las galletas que pueda gustar y se elaboraron hace tiempo, según consta en la etiqueta. Si las naranjas, paradójicamente las más baratas, venían de Sudáfrica y las manzanas de Brasil, por tanto recogidas hace bastante tiempo ¡a qué tantos aspavientos con lo que tenemos en la mesa y nos parece caducado y despreciable!

3.- Todo el mundo, todo el del nuestro, caduco y decadente, pretende conseguir diplomas y apuntarse a cursos y cursillos, arrimarse a gente importante e ir fabricándose un currículo abultado. Tal proceder le parece imprescindible. Quien oyera vociferar a Juan, e indagara su historial, quizá le podría tachar de inadaptado, marginal o analfabeto y no se equivocaría. No había recibido clases en la sinagoga, ni doctorados o masters en los pórticos del Templo. Su sabiduría no era académica, ni su audacia consecuencia de cursos de defensa personal. En otros lugares, nos cuenta el Evangelio, que era un hombre que, dejada la niñez, había vivido la austeridad del desierto. Allí recibió el “doctorado honoris causa” en espiritualidad, otorgado por unanimidad, por el claustro de patriarcas, profetas, salmistas, sabios pedagogos sagrados y poetas místicos.

4.- Acabo refiriéndome al lugar donde ocurrió lo que nos cuenta el texto de hoy. He estado unas cuantas veces en ambas orillas. Actualmente se puede ir libremente a uno y otro lado. Por el jordano, donde nos dice Juan el evangelista que se había establecido el Bautista, la Betania trans jordanem, hay muchos vestigios arqueológicos y se han construido y se construyen actualmente todavía, iglesias cristianas. Por el lado de Israel, hasta hace poco los latinos sólo podíamos ir el último jueves de octubre y eso con las debidas precauciones y un montón de vigilancias militares, pues, los alrededores, son campos minados. No quiero ocultaros que la fiesta de la que os hablaba, la de finales de octubre, es inolvidable. Peninsulares e hispano americanos, asisten y se encuentran fervorosos. “Sin papeles” y cónsules de las naciones europeas que mantienen privilegios en el lugar, rodean un sencillo templete protector del sol, para la Eucaristía. Hemos sido más de cincuenta sacerdotes los que concelebrábamos, las veces que he podido asistir, proclamando la Palabra de Dios en más de siete lenguas.

5.- También os seré sincero. En la actualidad, estos tramos del Jordán, son la cloaca del entorno y el agua baja lentamente totalmente sucia y con desagradable apariencia de contaminación en todos los sentidos. Para conservarla, la someto a doble filtrado y ebullición consiguiente y, aun así, no es lo transparente de la que brota de sus fuentes, al pie de la cordillera del Líbano.


WebJCP | Abril 2007