LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: LA HOMILÍA MÁS JOVEN: COSAS DE VIEJOS, O ¿TAL VEZ MUY JÓVENES?
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

jueves, 29 de diciembre de 2011

LA HOMILÍA MÁS JOVEN: COSAS DE VIEJOS, O ¿TAL VEZ MUY JÓVENES?


30 de Diciembre: Fiesta de la Sagrada Familia
Por Pedrojosé Ynaraja

1.- Se ha puesto de moda decir, las estadísticas lo indican, que el valor más acreditado entre nosotros, es la familia. Yo me pregunto, a la luz de lo que las estadísticas también proclaman, ¿de qué familia hablan? Ya que han cambiado las definiciones de matrimonio en muchos sitios y la estabilidad no es precisamente una característica de lo que ahora llaman simplemente pareja. A un encuentro entre casados y descasados, con juntados y rejuntados, no creo que así se le pueda llamar. Me parece, mis queridos jóvenes lectores, que es preciso que hoy, que los cristianos homenajeamos a la que llamamos Sagrada Familia, debemos revisar nuestros criterios.

2.- Es una labor, la de corregir, que no os debe extrañar, en todos los campos debe hacerse. Os pondré un ejemplo. En mis lejanos tiempos de primaria, estudié que el metro es “la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano terrestre”. Para llegar a esta definición fue preciso que geógrafos y matemáticos, trabajaran intensamente sobre una línea imaginaria que unía Dunkerque con Barcelona. Por diversos lugares encuentra uno monumentos a ellos dedicados. Pero en bachillerato, la definición que estudiamos era distinta, se refería a la distancia entre dos muescas grabadas en una barra de platino iridiado, que se conservaba en París, en un museo. Hoy en día los criterios de definición son tan complejos, que sería pedantería que os escribiera aquí, lo que los sabios han dictaminado.

2.- La familia rural, hasta tiempos recientes, era dispar en sus costumbres, de la que vivía en la gran capital. Estoy refiriéndome a la península ibérica. Si acudiéramos a otros continentes y a los criterios que tienen religiones que no son cristianas, sea animismo o islam, por poner un ejemplo, encontraríamos grandes diferencias entre ellas.

3.- Con sinceridad, debemos reconocer que entre nosotros, los de cultura cristiana, hemos sufrido generalmente, una degeneración de mayor o menor intensidad, que la ha dejado lesionada. Volviendo al ejemplo de más arriba, en las empresas, los responsables del control de calidad, deben proveerse de objetos oficialmente contrastados que les llegan del “museo de pesas y medidas de Paris”. Tanto si se trata de una probeta, como de un termómetro. Si la producción industrial exige esta dedicación estricta y minuciosa a la inspección de cualidades, una realidad humana de tal categoría como la que tiene la familia, deberá ser sometida a examen con frecuencia.

Creo que es preciso que ya inicialmente, estemos convencidos de que el matrimonio cristiano está hecho a la medida y con las posibilidades que tenemos los cristianos y que es posible vivirlo con firmeza y coherencia, si se goza del recurso, genuinamente cristiano, de la Gracia.

4.- Para la fiesta de la Sagrada Familia se nos ofrece un relato que a nuestra experiencia de hoy resulta chocante. Los protagonistas son una joven de unos trece años (cualquier monitor la llamaría con desdén niña), casada con un joven de incierta edad, pero que decir que era un anciano viudo e impotente, como tantos desde antiguo afirman, es indudable que facilita la solución a ciertas incógnitas, pero que no lo encuentro de buen gusto. Y que conste que a Dios le agrada hacer las cosas bien hechas y de bella apariencia. En el otro extremo del relato, se encuentran los dos viejecitos. El que todos dirían que chocheaba, todos menos Dios y los suyos, que se llamaba Simeón, al que, imprudentemente, dejó tener el Niño en sus brazos la Madre. (No me diréis que no lo es, cederlo al que está próximo a morir, carece de reflejos y su aguante muscular tampoco destacaría). Las palabras que pronuncia, las repetimos por la noche los que rezamos la Liturgia de la Horas. Si él dijo entonces que ya podía morir satisfecho, pues había visto al Salvador, nosotros le decimos que nos vamos a descansar, complacidos de que durante el día hemos sentido a nuestro lado al Señor. La cuarta actriz, que no secundaria o comparsa, es la parlanchina Ana, de apellido Fanuel, de oficio profetisa y de condición viuda persistente, al parecer sin hijos.

5.- ¿Dónde está la enseñanza? ¿Qué pueden aprender de ellos nuestros jóvenes, vosotros, mis queridos jóvenes lectores? Pues dos cosas muy sencillas: Amor y Fidelidad. No hace falta salir juntos unos cuantos años, hasta llegar a cansarse y decidir organizar todo el show de una boda, ni tener el piso legalmente hipotecado, ni la lavadora, ni el utilitario, ni contrato laboral seguro. Muchos, con todos estos requisitos, han fracasado.

6.- Amor y fidelidad, son las materias primas, que germinan y crecen lozanas, si hay vida interior. Pueden cambiar los horarios de convivencia, la situación económica, los hijos y la salud. Teniendo ante los ojos de la mente a la Sagrada Familia, esta institución, la nuestra, pese a que no será tan santa como la de Jesús, José y María, gozará de buena salud y porvenir seguro. “Casarse por la Iglesia” sin vivir la riqueza espiritual de la Gracia Santificante, es, por lo menos, imprudencia.


WebJCP | Abril 2007