LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Palabra para la Misión: Misión es anunciar a un Dios siempre ‘totalmente otro’
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

domingo, 16 de octubre de 2011

Palabra para la Misión: Misión es anunciar a un Dios siempre ‘totalmente otro’


Domingo XXIX del T. O. / Publicado por EUNTES
Año A - Domingo 16.10.2011

Isaías 45,1.4-6 / Salmo 95 / 1Tesalonicenses 1,1-5
Mateo 22,15-21

Reflexiones

Jesús en el Evangelio desarma la trampa que fariseos y herodianos le habían tendido sobre el tema escabroso de los impuestos a pagar al emperador de Roma (v. 17). Jesús distingue y vuelca la manera de entender la autoridad político-humana y la autoridad suprema de Dios. La “moneda del impuesto” en cuestión (v. 19), en oro u otro metal, era acuñada por el emperador, que el propietario de la misma; el deudor era tan solo un propietario temporáneo, con la obligación de devolverla al emperador.

Un deber que también Jesús reconoce (v. 21). Pero aquella moneda llevada una inscripción: “al divino César” o “al dios César”, que Jesús rechaza y vuelva proféticamente: “Devuelvan a Dios lo que es de Dios” (21). César puede tener cierto derecho sobre las cosas, pero no sobre las personas. «César no tiene derecho de vida y de muerte sobre las personas, no tiene derecho a violar sus conciencias, no puede adueñarse de su libertad. A César no le corresponde el corazón, la mente, el alma. Corresponden solo a Dios. A cada poder humano hay que decirle: no te adueñes del hombre. El hombre pertenece a Otro. Es cosa de Dios… Sin embargo, para Jesús Dios no es el poder por encima de todo poder, es amor. No es el dueño de las vidas, es el servidos de los vivientes. No un César más grande de otros césares, sino un siervo sufriente por amor. Toda otra manera de ser Dios» (E. Ronchi).

La Palabra de Dios en este domingo proyecta una luz nueva sobre las relaciones entre hombre y hombre, entre el hombre y Dios, entre el hombre y las demás criaturas; entre religión y Estado, entre Evangelio y política, misión y libertad religiosa, fe y libertad de conciencia, Iglesia y gobiernos, laicidad del Estado e imperativos éticos… Son relaciones delicadas y complejas, que afectan de cerca la conciencia individual de las personas y, a la vez, el trabajo de los que anuncian ampliamente el Evangelio. En particular, la libertad religiosa, un valor promovido por el Concilio Vaticano II, lejos de eximir, postula la propuesta misionera del Evangelio de Cristo, con miras a una libre opción personal y con consecuencias en el ambiente familiar y social.

La respuesta de Jesús establece la autonomía de las dos esferas de acción, humana y divina (v. 21), reivindicando, aquí y en otros pasajes del Evangelio, la prioridad de Dios, de quien todos los seres reciben vida, destino, sentido. Una sana autonomía exige claridad de funciones, respeto mutuo, colaboración en la complementariedad, evitando las confusiones de un sistema teocrático, así como las evasiones de un espiritualismo intimista. Todos, sin embargo, están llamados a sostener las iniciativas para la promoción integral de la persona y el desarrollo solidario de la humanidad. Bajo esta luz, también la acción política de Ciro, rey de los persas (I lectura), definido el “ungido” del Señor (v. 1), se interpreta como salvación para el pueblo hebreo, esclavo en Babilonia. Asimismo, la madurez espiritual de los cristianos (II lectura), con los valores de fe activa, caridad operativa y esperanza firme (v. 3), tiene necesariamente consecuencias positivas para la convivencia familiar, política y social.

Prioridad de Dios, salvación en Jesucristo. Conocido y amado por todos para que todos encuentren Él vida, dignidad, salvación plena… Son los objetivos de la misión de la Iglesia, la cual en este mes celebra el Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND). Anunciar el Evangelio es el mejor servicio que la Iglesia puede ofrecer al mundo, porque el Evangelio tiene siempre una eficacia positiva sobre la vida de la familia humana. (*) La oración-colecta de hoy lo pone de manifiesto, dirigiéndose al Padre, al cual “obedece toda criatura en el misterioso cruzarse de las libres voluntades de los hombres”; igualmente pedimos, en Cristo y en el Espíritu, que “la humanidad entera te reconozca solo a Ti como único Dios”, supremo bien para una vida humana más digna, libre y feliz.


Palabra del Papa

(*) “Llevar a todos el anuncio del Evangelio... es el servicio más valioso que la Iglesia puede prestar a la humanidad y a toda persona que busca las razones profundas para vivir en plenitud su existencia. Por ello, esta misma invitación resuena cada año en la celebración de la Jornada Mundial de las Misiones. En efecto, el incesante anuncio del Evangelio vivifica también a la Iglesia, su fervor, su espíritu apostólico; renueva sus métodos pastorales para que sean cada vez más apropiados a las nuevas situaciones —también las que requieren una nueva evangelización— y animados por el impulso misionero: «La misión renueva la Iglesia, refuerza la fe y la identidad cristiana, da nuevo entusiasmo y nuevas motivaciones. ¡La fe se fortalece dándola! La nueva evangelización de los pueblos cristianos hallará inspiración y apoyo en el compromiso por la misión universal» (Juan Pablo II, RMi, 2)”.

Benedicto XVI
Mensaje para el DOMUND 2011

Siguiendo los pasos de los Misioneros

- 16/10: S. Margarita María Alacoque (1647-1690), del monasterio francés de la Visitación en Paray-le-Monial, donde tuvo especiales apariciones del Sagrado Corazón, del cual promovió también la fiesta.
- 16/10: B. Agustín Thevarparampil (1891-1973), sacerdote de India, conocido con el nombre popular de “Kunjachan” (pequeño sacerdote). Bautizó a más de 5.000 “dalits” (los intocables), los últimos según el sistema de las castas en India.
- 16/10: Jornada Mundial de la Alimentación, organizada por la ONU-FAO (1945).
- 17/10: S. Ignacio de Antioquía, obispo y mártir, condenado por el emperador Trajano ad bestias en Roma (+107).
- 17/10: Día Mundial del Rechazo a la Miseria.
- 18/10: S. Lucas, autor del 3er. Evangelio y de los Hechos de los Apóstoles, compañero de Pablo en la misión en Macedonia y otros lugares (Hechos 16,10ss).
- 19/10: SS. Juan de Brébeuf, Isaac Jogues, sacerdotes jesuitas, y otros seis compañeros mártires entre los hurones y los iroqueses (Estados Unidos de América y Canadá, +1642-1649).
- 19/10: S. Pablo de la Cruz (1694-1775), promotor de misiones populares con el mensaje de la Pasión de Cristo, fundador de los Pasionistas.
- 19/10: B. Jorge (Jerzy) Popieluszko (1947-1984), mártir, sacerdote polaco, celoso y valiente ministro del Evangelio, asesinado por odio a la fe.
- 20/10: BB. David Okelo y Gildo Irwa, jóvenes catequistas y mártires (de 16 y 12 años), asesinados en Paimol (Kalongo, en Uganda del Norte, +1918).
- 21/10: B. Laura Montoya y Upeguí (1874-1949), misionera colombiana entre los indígenas y fundadora; falleció en Medellín.
- 22/10: B. Juan Pablo II (1920-2005), papa desde octubre de 1978. Emprendió numerosos viajes apostólicos en los cinco continentes, creó las Jornadas Mundiales de la Juventud, escribió varias encíclicas y otros documentos pontificios, promulgó el nuevo Código de Derecho Canónico y el Catecismo de
la Iglesia Católica.


WebJCP | Abril 2007