LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Hasta pronto a un hombre apasionado por la misión
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Hasta pronto a un hombre apasionado por la misión

Publicado por OMP Argentina

Mons. Marcelino Palentini
Obispo de Jujuy
Miembro de la Comisión Episcopal de Misiones (C.E.A.)

Es muy lindo pensar en alguien que conocemos y nos ha dado testimonio de entrega y dedicación como lo ha hecho Mons. Marcelino Palentini. Su vida me recuerda las palabras de Jesús que leemos en Mateo 5, 14-16 “Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña. Y no se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón, sino que se la pone sobre el candelero para que ilumine a todos los que están en la casa. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo”.
Este sacerdote de Dios tan querido por su grey en Jujuy, tan querido por todos, ha sido testigo de Aquel que es la Luz, de modo sencillo e incansable, y seguramente a tantos ha enseñado a vivir como discípulos misioneros de Jesús, siendo luz para los demás.
Comparto con ustedes un recuerdo que me queda en el corazón. Fui a verlo el 5 de agosto, antes de comenzar un taller de iniciación para Grupos Misioneros en su querida diócesis de Jujuy, cuando estaba internado, y le pedí la bendición para nosotros y el taller. Primero escuchó atentamente lo que le contaba sobre este servicio a los grupos misioneros, me atrevo a decir, complacido de escuchar hablar de lo que fue la pasión de su vida: “la misión”. Después nos dio su bendición, que para nosotros fue un tesoro, porque era la bendición de un misionero que llevaba en su carne las marcas del crucificado.
Ahora nos queda el recuerdo de este gran hombre de Dios y amigo de las Obras Misionales Pontificias. Le doy gracias a Dios, en nombre de todos los que prestamos servicio en las OMP, por el tiempo compartido con este querido sacerdote, pastor, misionero, miembro de la Comisión Episcopal de Misiones.
Te damos gracias, Señor, por los beneficios derramados sobre tu siervo en su vida mortal, signo de tu bondad y manifestación de la comunión de tus santos. Amén

Pbro. Osvaldo P. Leone
Director Nacional - Obras Misionales Pontificias


WebJCP | Abril 2007