LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Palabra para la Misión: Nadie está excluido del Evangelio de la Vida
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 13 de agosto de 2011

Palabra para la Misión: Nadie está excluido del Evangelio de la Vida


Domingo XX del T. O. / Publicado por EUNTES
Año A – Domingo 14.8.2011

Isaías 56,1.6-7 / Salmo 66 / Romanos 11,13-15.29-32
Mateo 15,21-28

Reflexiones

Nadie está lejos, ni mucho menos excluido, del corazón de Dios. El tema central de las cuatro lecturas bíblicas de este domingo es la salvación que Dios ofrece libremente, sin exclusiones, a cada persona, a todos los pueblos. Esta afirmación, que para nosotros, hoy, es clara y sin discusiones, fue, sin embargo, una conquista atormentada para la comunidad de los judío-cristianos para los cuales Mateo escribía su Evangelio. Es notorio que el Judaísmo, tanto en la antigüedad como en tiempos de Jesús, vivía la salvación y la alianza como propiedades privadas, casi exclusivas del pueblo elegido, frente a los “paganos, que a los ojos de los judíos no eran más que perros” (epíteto despectivo), como anota la ‘Biblia de Jerusalén’ en Mt 15,26. El libro de los Hechos de los Apóstoles, da cuenta del difícil camino y de la lenta apertura de la primera comunidad cristiana sobre este punto. La complicada gestión del caso de Cornelio para Pedro y para la comunidad (Hechos 10-11), el debate en el Concilio de Jerusalén (Hechos 15), las controversias de Pablo con los judío-cristianos... son testimonios patentes de lo difícil que resultó para la Iglesia primitiva la admisión de nuevos miembros procedentes del mundo pagano, es decir, de origen no judío. Aun más inconcebible era aceptarlos sin que pasasen bajo la Ley antigua.

El texto de Isaías (I lectura) ofrece un aliento de universalidad: los extranjeros entran con alegría en la casa de oración, sus sacrificios son agradables a Dios en su templo, que Él abrirá a todos los pueblos (v. 7). Este universalismo, cantado con gozo también por el salmista (salmo responsorial), queda todavía condicionado por la observancia del sábado y de la peregrinación al monte santo (cf Is 56,6-7), elementos que perderán validez después de la resurrección de Jesús. El difícil crecimiento hacia la universalidad es patente en el diálogo y el milagro de Jesús con la mujer cananea (Evangelio), natural de la región de Tiro y Sidón. El evangelista Marcos insiste en presentarla como extranjera, pagana, “sirofenicia de nacimiento” (Mc 7,26). La superación del exclusivismo aparece clara, al final, en la admiración de Jesús por la fe de aquella mujer extranjera y pagana. Ella es consciente de no ser hija, sino perrito, con derecho a alimentarse por lo menos de las migajas de los amos (cf v. 26-27); está segura, sin embargo, de tener un puesto en el corazón de Dios. Jesús exalta la fe grande de esa madre, la atiende curando al instante a su hija enferma (v. 28). De la misma manera había sanado al criado del centurión pagano de Cafarnaún, alabando su fe como primicia de los nuevos comensales del Reino, que “vendrán de oriente y occidente” (cf Mt 8,10-13).

Ante hechos como estos, está claro que la pertenencia al pueblo elegido ya no se dará por mera descendencia de sangre (étnica), sino por la fe, que es siempre y sólo un don de la misericordia gratuita de Dios, Padre de todos. Padre de los Judíos, primero, y después de los paganos, como lo explica Pablo a los Romanos (II lectura): la prioridad, o primogenitura de los Judíos es verdadera, pero tan sólo temporánea; no significa exclusión de los demás pueblos. Según Pablo, todos los pueblos han sido igualmente desobedientes, rebeldes e infieles a Dios: en primer lugar los paganos, y ahora también los Judíos; pero ahora Dios quiere tener misericordia de todos (v. 32). Este es el don y el misterio del amor misericordioso de Dios. Hacia todos. Este es el Evangelio, la buena noticia misionera que el mundo necesita. ¡Para su vida y su gozo! (*)

Hoy no se niega, teóricamente, la admisión de todos a la salvación en Cristo, pero, en la práctica, existe el peligro de considerar el Evangelio como propiedad privada, de uso personal. No se llega a negar que todos estén igualmente llamados a conocer a Cristo, pero, de hecho, se hace poco o nada para anunciarlo a los que todavía no lo conocen. Se piensa: ‘¡Sí, tienen derecho, pero pueden seguir esperando, algún día alguien lo hará’... Es preciso descubrir la misión como un don y un compromiso urgente. A ello nos invita el mismo Mateo: “Vayan, pues, y hagan discípulos a todas las gentes” (Mt 28,19).

El hecho de la cananea -mujer, pagana, extranjera- a la que Jesús acoge y escucha, propone nuevamente el tema de la acogida de los extranjeros en la sociedad civil y en las comunidades cristianas. ¡El ejemplo de Jesús es definitivo! Por consiguiente, merecen todo el apoyo las iniciativas que promueve la solidaridad y la integración entre pueblos y grupos diferentes. Lo dicen bien muchos programas: “Abre tu casa al mundo y el mundo será tu casa” –“¡En mi ciudad nadie es extranjero!”


Palabra del Papa

(*) “La palabra de Dios nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre la universalidad de la misión de la Iglesia, constituida por pueblos de toda raza y cultura. Precisamente de aquí proviene la gran responsabilidad de la comunidad eclesial, llamada a ser casa hospitalaria para todos, signo e instrumento de comunión para toda la familia humana. Es sumamente importante, especialmente en nuestro tiempo, que toda comunidad cristiana tome cada vez más profundamente conciencia de ello, a fin de ayudar también a la sociedad civil a superar cualquier tentación que se pueda dar de racismo, de intolerancia y de exclusión, y a organizarse con opciones respetuosas de la dignidad de todo ser humano”.

Benedetto XVI
Angelus domingo 17.8.2008


Siguiendo los pasos de los Misioneros

- 14/8: S. Maximiliano M. Kolbe (+1941), franciscano conventual polaco, fundador de la Milicia de la Inmaculada en Europa y Japón; se ofreció morir en lugar de un padre de familia en Auschwitz.

- 15/8: Solemnidad de la Asunción de María en el Cielo. La actividad misionera de la Iglesia lleva a cumplimiento la profecía de María: “dichosa me dirán todas las generaciones” (Lc 1,48).

- 15/8: S. Jacinto Odrovaz (1183-1257), sacerdote dominico polaco, encargado por S. Domingo de difundir la Orden de los Predicadores, evangelizó la Boemia y la Slesia.

- 15/8: B. Isidoro Bakanja, mártir (+1909): joven catequista, muerto en una plantación de Congo-Belga, en consecuencia de los golpes recibidos del patrón colonizador, al cual él había perdonado.

- 16/8: S. Esteban, rey de Hungría (969-1038), promovió la difusión del Evangelio y la organización de la Iglesia.

- 16/8: Recuerdo del Hno. Roger Schutz, fundador y prior de la comunidad ecuménica de Taizé (Francia), que murió apuñalado por una mujer desequilibrada (+2005).

- 18/8: S. Alberto Hurtado C. (1901-1952), jesuita chileno, fundador del Hogar de Cristo para acoger a los sin techo.

- 18/8: Recuerdo de Kim Dae-jung (1924-2009), presidente de Corea del Sur (1998-2003), católico, premio Nobel de la Paz (2000), quien luchó por fortalecer los valores democráticos y los derechos civiles, y trabajó activamente por la reconciliación con Corea del Norte.

- 19/8: S. Juan Eudes (1601-1680), francés, fundador, entregado a las misiones parroquiales, a la formación de los sacerdotes y a la difusión del culto a los SS. Corazones de Jesús y de María.

- 19/8: S. Ezequiel Moreno Díaz (+1906), de los Agustinos Recoletos españoles, misionero en Filipinas y América del Sur; fue obispo de Pasto (Colombia).

- 19/8: Recuerdo del encuentro (1985) de Juan Pablo II con 80 mil jóvenes musulmanes en Casablanca (Marruecos).

- 20/8: S. Bernardo (1091-1153, abad, reformador de la Orden cisterciense; maestro y predicador eficaz, recorrió Europa con difíciles misiones de paz y unidad. Es doctor de la Iglesia.


WebJCP | Abril 2007