LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Noticias Misioneras del Mundo: 10 de Junio de 2011
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

viernes, 10 de junio de 2011

Noticias Misioneras del Mundo: 10 de Junio de 2011


- Casi 4.000 seminaristas indios ayudados por la Obra de San Pedro Apóstol
- Celebración en Brasil en recuerdo del misionero jesuita español José de Anchieta
- El testimonio de una joven rumana de misión en Kenia
- Nueva casa de acogida para niños y jóvenes en riesgo de Luanda, Angola
Image Hosted by ImageShack.us
Casi 4.000 seminaristas indios ayudados por la Obra de San Pedro Apóstol
OMPRESS-INDIA (10-6-11) La India es el país número 16 del mundo en número de católicos. Hay más católicos indios que católicos portugueses o austriacos, por citar Europa, o que católicos bolivianos, canadienses o chilenos, por citar América. El porcentaje con respecto a la población de la India apenas alcanza el 2% pero, sin duda, su impacto en la sociedad india a través de la educación, la sanidad y la caridad cristiana multiplica esta cifra. Se trata de una Iglesia con un gran dinamismo que ya está enviando misioneros a muchos países del mundo, gracias a un gran florecimiento de las vocaciones.
Conforme pasa el tiempo las diócesis de este subcontinente van logrando su independencia económica. Aún así, de las 165 diócesis que conforman la Iglesia india 40 necesitan ayuda para sus seminarios mayores. Estos 40 seminarios cuentan con nada menos que 3.821 seminaristas que se ordenarán sacerdotes durante los próximos cinco años. La Obra de San Pedro Apóstol, para las Vocaciones Nativas, ha destinado 2.219.544 dólares para ayudar a este nutrido número de seminaristas. Con esta suma se sufragan parte de los gastos ordinarios de alimentación, vestido y estudio. Otros 106.000 dólares se han destinado a diversas reparaciones en las instalaciones.
El número de vocaciones y, sobre todo, su perseverancia hasta llegar al sacerdocio se pueden ver en el caso de una Iglesia india de las más antiguas, la de Calcuta. La diócesis de Calcuta original, que ocupaba un gran parte del noreste de la India, se ha dividido en ocho diócesis desde 1950. En esa fecha contaba sólo con 20 sacerdotes diocesanos autóctonos. Las ocho diócesis nuevas más la de Calcuta cuentan en la actualidad, 60 años después, con 759 sacerdotes diocesanos, lo que da una idea del crecimiento de la Iglesia en este país.



Celebración en Brasil en recuerdo del misionero jesuita español José de Anchieta
OMPRESS-BRASIL (10-6-11) Ayer a la 6 de la tarde en la Catedral de Sao Paulo, Brasil, se celebró el día del Beato José de Anchieta, el “Apóstol de Brasil” con una misa presidida por el arzobispo de Sao Paulo, el cardenal Odilo Pedro Scherer.
José de Anchieta fue un misionero jesuita español, nacido en San Cristóbal de la Laguna, Tenerife, en 1534. En 1553 llegó a Brasil donde pasó 44 años hasta su muerte en 1597, después de una labor misionera incansable, que abarcó desde la creación de gramáticas y catecismos en lenguas indígenas, la creación de misiones hasta la promoción humana de los indígenas, lo que le mereció el nombre de “Apóstol de Brasil”.
Sao Paulo tiene una vinculación especial con el padre Anchieta porque fue junto a otros jesuitas el fundador de la ciudad. Como expresaba el cardenal Odilio: “Para nosotros es una alegría saber que la ciudad nació de una misión religiosa en medio de los indígenas y, después, se expandió para acompañar a los inmigrantes y colonizadores. Nació en medio de una misión y gracias a misioneros y santos misioneros, como el beato Anchieta”.
El cardenal de Sao Paulo ha destacado que la archidiócesis de Sao Paulo está difundiendo la devoción al beato Anchieta para que sea canonizado. Por eso, ha señalado el prelado, “para nosotros es un motivo de gran alegría y estímulo misionero el dedicarle una celebración”. El Papa Juan Pablo II lo beatificó el 22 de junio de 1980, poco antes de su primera visita apostólica a Brasil.



El testimonio de una joven rumana de misión en Kenia
OMPRESS-RUMANÍA (10-6-11) El director nacional de las Obras Misionales Pontificias de Rumanía, padre Claudiu Istoc, comparte el testimonio de una joven que regresó el año pasado de Kenia, después de una experiencia de voluntariado misionero. Esta joven misionera estará este verano en el Encuentro Mundial de la Juventud.
“Mi nombre es Cojan Maria Alina, nacida el 2 de abril de 1985 en una pequeña población llamada Valea-Seaca, en Bacau, Rumanía. Soy la 5ª de 9 hermanos.
Terminé la escuela primaria en Valea-Seaca, después en la Escuela Superior Católica St. Joseph de Bacau, y después de un año trabajando cerca de casa ingresé en la Escuela de Enfermería. Al mismo tiempo, asistía a las clases misioneras organizadas por el Centro Diocesano Misionero, con el deseo y la esperanza de encontrar una oportunidad para vivir una experiencia misionera.
Tras aprobar los exámenes en 2008, respondí a la llamada de voluntarios para África, recibiendo el mandato misionero como “Fidei Donum” por 2 años, junto con otros dos laicos: Gilberta en el campo de la educación y Adrian como mecánico y conductor.
Fui como enfermera a Kenia, al desierto de Chalbi, a la Misión Católica de Maikona. Trabajé con la tribu de Gabra, donde la Misión tiene un dispensario, con un equipo compuesto por una enfermera de Gabra, un laico farmacéutico del sur de Kenia, y yo, como enfermera y limpiadora.
La misión católica estaba representada por 3 sacerdotes rumanos, 4 religiosas mejicanas y los 4 laicos misioneros.
Los habitantes de Gabra forman parte de una tribu nómada. Viven en una zona pobre, como pastores buscando siempre agua y alimento. Son amables y atentos entre ellos y con quienes les ayudan, abiertos a descubrir algo más sobre Dios y la fe.
Mis principales responsabilidades eran los servicios de enfermería en el Dispensario Católico de Maikona y en la clínica móvil que atiende a los nómadas. Esto incluía días de inmunización con vacunaciones y seguimiento de los niños recién nacidos, programas de alimentación para niños malnutridos, lactantes y madres embarazadas y, en ocasiones, incluso para ancianos, programas de atención y prevención del Sida, atención prenatal y en general atención a cualquier necesidad de los pacientes, ya que en Kenia una enfermera tiene el deber de decidir y ser responsable de sus intervenciones, dada la escasez de personal médico.
Una semana al mes, teníamos que viajar en la clínica móvil, con una gran caja de medicamentos, visitando a los nómadas enfermos que no podían acudir al dispensario. Esta no era el único propósito, ya que nos acompañaba siempre un sacerdote para ofrecer ayuda espiritual, celebrar la Eucaristía y otras importantes labores educativas.
Junto con los otros 3 laicos, me impliqué en actividades con grupos de niños, jóvenes, coros y todas las actividades de la Parroquia de Maikona. También teníamos reuniones con todos los laicos misioneros de la diócesis de Marsabit, a las que se asistía el obispo, para retiros y otros encuentros.
Después de 2 años como laica misionera, he vuelto a casa con la sensación de haber dejado otro hogar, pero continuando mis estudios en el ámbito de la medicina, especializándome en terapia ocupacional. Al mismo tiempo, me he incorporado de nuevo a las actividades con jóvenes de mi comunidad y a los grupos en los que participaba antes, como Acción Católica o Asociación Kolping, compartiendo mis experiencias con otros jóvenes y animando a otros a abandonarse en las manos de Dios, dedicando tiempo a los demás y a su propia alma. Nada puede llenar tanto el corazón como aquellos momentos de voluntariado completo y servicio a los demás.
Espero ser capaz de vivir en mi hogar lo que he aprendido de esta experiencia, y hacer que otros vean a través de mí el amor de Dios. Se lo deseo a todo el mundo.”



Nueva casa de acogida para niños y jóvenes en riesgo de Luanda, Angola
OMPRESS-ANGOLA (10-6-11) Hace apenas un mes que se ha puesto en marcha la nueva casa de acogida para niños abandonados en Luanda, llamada "Zeferino Namuncurá. El edificio fue restaurado y ahora ha comenzado a funcionar gestionado por la organización "Voluntariado para el Desarrollo Internacional” de los salesianos.
Situado en el distrito de Boa Vista, uno de los más pobres de Luanda, capital de Angola, la casa alberga actualmente a 11 jóvenes rescatados de la calle. Esta nueva casa de acogida es parte de un proyecto de recuperación y reinserción en la sociedad de chicos en riesgo, guiados por esta organización de voluntarios salesiana. La reestructuración de la casa fue posible gracias a un proyecto en colaboración con el Gobierno Provincial de Luanda. La gobernadora provincial, Francisca do Espírito Santo, ha promovido diversas actividades para niños para la prevención de la delincuencia.
La organización salesiana tiene como objetivo proporcionar a los niños y jóvenes en riesgo de la capital de Angola un lugar seguro donde puedan crecer y formarse de modo integral. "Voluntariado para el Desarrollo Internacional” está presente en Angola desde 1991 y opera en varios sectores, como la educación, la protección de la salud, la capacitación y los derechos humanos. En los últimos años ha centrado su actividad en las provincias de Luanda y Moxico, donde ha prestado más atención a la formación de instructores locales, junto con la educación escolar, especialmente la alfabetización, la educación para el desarrollo y los derechos humanos.
Esta organización salesiana ha organizado diferentes cursos para más de 500 formadores, entre maestros y animadores de grupos juveniles. En las campañas de sensibilización han participado más de siete mil personas y unos 750 agentes de alfabetización han participado en cursos de actualización. Entre otras actividades se llevaron a cabo cursos de informática y, a través de radio y la prensa, varias iniciativas de sensibilización sobre derechos humanos.


WebJCP | Abril 2007