LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Evangelio seglar para el Domingo de la Ascensión
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

viernes, 3 de junio de 2011

Evangelio seglar para el Domingo de la Ascensión


Publicado por Ciudad Redonda

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Esta lectura corresponde a la fiesta de la Ascensión del Señor, que en determinados lugares se celebra el jueves anterior. Sólo el evangelista Lucas narra la ascensión del Señor, en el ciclo C; el evangelista del ciclo A es Mateo.
Este trozo es el final del Evangelio, las últimas palabras de Jesús resucitado. Tiene lugar en Galilea, que al principio del Evangelio fue calificada como tierra de gentiles y Jesús una luz para ella; ahora se confirma. Lejos de Jerusalén donde las autoridades judías y romanas se confabularon contra Jesús (en el texto inmediatamente anterior, se ponen de acuerdo para contar que el cadáver de Jesús fue robado por sus discípulos del sepulcro). Concretamente en un monte -como cuando inició su enseñanza-, el monte "que Jesús les había indicado". No hay constancia de esa indicación de Jesús; también puede traducir por "al monte donde Jesús dio sus indicaciones/enseñanzas".
Jesús se "aparece" resucitado a sus discípulos. Ésto le postran, en señal de adoración, gesto propio para con Dios, reconociendo a Jesús como tal. "Pero algunos vacilaban", no sabemos en qué consiste sus dudas.
El resucitado ha sido investido de autoridad por Dios, el que había rechazado de manos de Satanás. En esta calidad, asegura su presencia con sus discípulos hasta el final de los tiempos/del mundo (no habla del final de la tierra)
Mientras, ordena a sus discípulos que realicen el proceso completo de evangelización de la Iglesia: anuncia el el Evangelio ("id y haced discípulos"), incorporar a la Comunidad eclesial ("bautizándolos") y catequizar ("enseñándoles").
Que el bautismo se haga en nombre de la Trinidad (en Hecho vemos que al principio se hacía en nombre de Jesús), indica el retoque de un redactor posterior del evangelio.

COMENTARIOS DE SEGLARES
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA PASCUA DEL ENFERMO
(mujer, casada, con dos hijos, trabaja, enferma de cáncer, pertenece a movimiento seglar)

Este Evangelio de Marcos relata cómo Jesús se lleva a sus discípulos una vez más al monte. Allí les encomienda la misión de hacer discípulos en todos los pueblos bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Además les dice que guarden todo lo que Él les ha enseñado.
Como bautizada, durante mi enfermedad, tuve tiempo de darme cuenta de que como discípula de Jesús no me quedaba otro remedio que procurar que otros vieran en mí, a una persona consecuente con las enseñanzas que de tantas personas había recibido (mi madre, los sacerdotes que Dios ha puesto en mi camino y mi comunidad), dando sentido cristiano a los acontecimientos que vivía. Entonces Jesús me ofrece una vida nueva, una resurrección a través de las circunstancias.
Lo mejor que me ha pasado en mi vida espiritual es saber que aunque Jesús ascendió al cielo no nos deja solos, nos lleva a todos con Él.

DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA
(hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús se encuentra con sus discípulos lejos del centro del poder religioso-economico-politico de su tiempo, en la tierra de Galilea. No en "el templo", sino en las afueras. Para entender a Jesús y la misión que nos encomienda, hay que salir de nuestras seguridades, hay que descentrarse, desinstalarse.
Una vez que hemos acudido a su llamada, nos envía a "todos los pueblos" para ofrecer una vida nueva que enseñe a guardar todo lo que mandó. Y nos mandó que viviésemos y amásemos como Él, situándonos del lado de los últimos, los débiles, los que no cuentan, compartiendo nuestra vida con ellos... Un reto de amor, libertad y riesgo que choca muchas veces con el anhelo de poder, seguridad y orden que parece que gobiernan nuestras vidas y también nuestra Iglesia.
Jesús nos promete que estará con nosotros siempre que sintonicemos con Él. ¿Nos atrevemos a dejar que nos lleve por sus caminos?

DESDE LOS ABUELOS
(Matrimonio, jubilados, ocho nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

El Evangelio de Mateo es corto pero claro y contundente. Los cristianos de hoy (una mayoría), desbordados por las prisas, metidos en múltiples quehaceres e instalados en parcelas, más o menos extensas (según, siempre, dada nuestra capacidad económica), de consumismo desaforado, no caemos en la cuenta de que Jesús, el día de su Ascensión a los cielos, nos nombró a todos sus seguidores, los de aquel momento y a todos los de generaciones futuras, entre los que nos encontramos, discípulos suyos (y si nos declaramos cristianos, lo somos) con el mandato de actuar como tales difundiendo sus enseñanzas y mandatos, no sólo con nuestra palabra, sino con lo que es aún más importante, con nuestras actitudes y obras, para promover la implantación, aquí, de su Reino, en cuyo cometido no estaremos nunca solos, pues su promesa fue clara, El estará con nosotros hasta la consumación de los tiempos. Debiéramos reflexionar detenidamente en esta lectura, para tener claro que nuestro cristianismo no es un traje que se pone uno y se quita según convenga al momento del día o la situación en que vivimos: trabajo, familia, relaciones sociales, política, etc. etc.
Señor, en cumplimiento de tu promesa, ayúdanos a tener la decisión, sin complejos ni inhibiciones, de propagar tus enseñanzas y comportarnos de acuerdo con ellas, allí donde nos encontremos, especialmente en la presencia de nuestros nietos, con los que tenemos un compromiso catequético por nuestra ascendencia y cercanía y que esas enseñanzas y ejemplos caigan en terreno fértil a sabiendas de que tenemos, en la figura del mundo que nos rodea, un competidor brutal. Gracias Señor por tu presencia, comprobada en múltiples ocasiones, entre nosotros.

PARA REZAR
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Padre nuestro, por tu cercanía,
porque Tú permaneces junto a nosotros todos los días,
y porque Tú nos llamas a estar siempre junto a Ti.
Te damos Gracias porque nos entregas una misión:
Ser tus seguidores y darte a conocer a cada persona.
Tú nos llamas para ir por todo el mundo comunicando
tu Evangelio y tu plan de Salvación para todos.
¡Tú nos envías a la Misión Universal
y permaneces en medio de nosotros!
Te damos Gracias por la fe que nos has regalado,
por preocuparte de que se mantenga viva en nosotros,
y porque nos permites vivir en la Iglesia para alimentarla.
Te pedimos, Dios Padre Misericordioso, que nos ayudes
a llevar siempre tu Presencia a los demás,
y en especial a todos aquellos que más lo necesiten.
Haznos Tú, ser portadores de tu Paz y Amor para todos,
para lograr llenar al mundo de alegría, fe y esperanza. Amén.

PARA VIVIR ESTA SEMANA
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

El que podía haber sido un momento triste porque Jesús se iba definitivamente, se convierte en un momento de consuelo, alegría, serenidad…. Nos dice que se queda, que estará con nosotros “todos los días”. Hemos experimentado esa presencia en nuestra vida y nos hace sentir paz. Pero el momento de su despedida también nos lleva a sentir la responsabilidad de ser los continuadores de la obra que Él comenzó, de seguir extendiendo de palabra y con obras, su modo de actuar y de vivir. Aunque nos sintamos poca cosa, abandonados en manos del Espíritu, sabemos que seremos “instrumentos útiles”
Os invitamos durante esta semana a hacer un ejercicio continuado de adoración de Jesús. Dedícale mentalmente unas palabras, de alabanza, de adoración… cada vez que te encuentres con Él en el hermano, cada vez que le veas en las situaciones que vivas… “Los discípulos, al ver a Jesús, lo adoraron”.
Reserva unas horas de tu semana (en uno o varios días) para revisar tu vida a solas. Plantéate si estás procurando hacer discípulos de Jesús a todos los que te rodean y si les estás enseñando a cumplir lo que Él nos dice. Pregúntate hasta qué punto esto es prioritario para ti. Determina aquello nuevo que puedes y debes hacer y mira como mejorar lo que ya haces. “Id pues y haced mis discípulos a todos los habitantes del mundo… y enseñarles a cumplir todo lo que os he mandado” (Anota estos versículos en lugar que te ayude a tenerlo presente)
Repite cada noche al acostarte o cada día al levantarte “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”. Te ayudará a encarar el nuevo día con entusiasmo renovado.Deja que estas palabras vayan calando en ti, créelas a fondo, para que te faciliten el sentir la paz del que se sabe acompañado por Él.


WebJCP | Abril 2007