LUGAR DE ENCUENTRO DE LOS MISIONEROS DE TODO EL MUNDO
MISIONEROS EN CAMINO: Evangelio Misionero del Día: 13 de Junio de 2011 - XI Semana del Tiempo Ordinario
NO DEJES DE VISITAR
www.caminomisionero.blogspot.com
El blog donde encontrarás abundante material para orar y meditar sobre la liturgia del Domingo. Reflexiones teológicas y filosóficas. Videos y música para meditar. Artículos y pensamientos de los grandes guías de nuestra Iglesia y Noticias sobre todo lo que acontece en toda la vida eclesial
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

domingo, 12 de junio de 2011

Evangelio Misionero del Día: 13 de Junio de 2011 - XI Semana del Tiempo Ordinario


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo 5, 38-42

Jesús dijo a sus discípulos:
Ustedes han oído que se dijo: "Ojo por ojo y diente por diente". Pero Yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra. Al que quiere hacerte un juicio para quitarte la túnica, déjale también el manto; y si te exige que lo acompañes un kilómetro, camina dos con él.
Da al que te pide, y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado.

Compartiendo la Palabra
Por Jose María Vegas, cmf

La ley de la libertad

Es posible encontrar un fuerte denominador común en el Evangelio y la carta de Pablo a los Corintios que leemos y escuchamos hoy en la liturgia: la ley de la libertad. Jesús nos exhorta a no actuar según la dinámica de la acción y la reacción en lo tocante al mal recibido. Esa dinámica, tan lógica y tan humana, lleva a una espiral de violencia y a un círculo vicioso que, lejos de hacer un servicio a la justicia, alimenta los odios y resentimientos de futuras agresiones y nuevas venganzas. Sin renunciar a la justicia, Jesús invita a una actitud de libertad suprema, activa y no reactiva, generosa, receptiva, no vindicativa y abierta a las necesidades de los demás. Esta libertad evangélica está presente también en la actividad evangelizadora de Pablo. Eso de no ser motivo de escándalo parece una verdad de Perogrullo, pero no lo es, pues no está garantizado que los que se dedican a la evangelización (y todo cristiano está llamado a ella de un modo u otro) lo hagan siempre con actitudes evangélicas. Esa contradicción entre el mensaje y las actitudes personales “pone en ridículo” el ministerio, y es un fuerte freno en la extensión del Evangelio. Aunque es verdad que el Espíritu sopla donde quiere, la coherencia de vida es un factor clave de la misión de la Iglesia. Y esa coherencia tiene mucho que ver con la libertad de la que habla Jesús y de la que hace gala Pablo: libertad de los reveses de la fortuna, del éxito o del fracaso, de la pobreza o la riqueza, libertad del qué dirán y las opiniones dominantes (de eso que hoy se llama “políticamente correcto”). Quien consigue encarnar de esa manera el ideal evangélico, la libertad con la que nos liberó el Señor, está mostrando con su propia vida que la salvación no es un pálido deseo futuro o una vaga promesa, sino un acontecimiento de hoy y que ya está teniendo lugar: ahora es tiempo favorable, ahora es tiempo de salvación.

Saludos cordiales
José M.ª Vegas cmf
http://josemvegas.wordpress.com/


WebJCP | Abril 2007